Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Pjanic, Belén Esteban y el negacionismo 

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Pjanic, Belén Esteban y el negacionismo 

Escrito por: La Galerna11 septiembre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Pjanic ya está aquí. Aquí y ahora, para ser exactos, siendo aquí Barcelona y ahora el 11 de septiembre de 2020, lo que sitúa a Pjanic en la cercanía de los 31. Lo que se dice una joven promesa en los albores de romper en estrella, garantizando un futuro a largo plazo brillante para el equipo.

Portada Sport Pajnic

Todo es luz y color en Can Barça, amics. Se ha instaurado un toque de queda para los lamentos, un negacionismo de la turbulenta historia del último mes. El 2-8 nunca ocurrió. El burofax fue fruto de la calenturienta imaginación de la caverna mediática. Si quieres que acepte que estas cosas tan altamente improbables han sucedido, dame pruebas. Pero pruebas de verdad, no esas imágenes deep fake que circulan por ahí y en las que hasta Coutinho nos pone unas vacunas que harían las delicias de Miguel Bosé, ese deep fake en el que hasta Messi se nos rebela inopinadamente y dice por burofax que nos abandona. Imposible. ¿Qué es un burofax, por otro lado?

Nada. Aquí solo hay confeti y majorettes para recibir a Pjanic, prietas las filas mediáticas en torno a esta armonía impostada. Lo más divertido es que, en esta Shangri La culé en que todo es amor (tú puedes vivirlo), el que está en crisis profunda es el actual campeón de Liga, a quien Sport tiene el cuajo de dedicar un pequeño espacio en su faldoncillo con la leyenda “El Madrid empieza a regalar jugadores”. El Madrid, que ha ingresado cerca de 100 millones en ventas, “regala” jugadores, mientras los hacedores del traspaso del segundo mejor centrocampista croata y uno de los mejores del mundo al Sevilla por un millón y medio dan lecciones en Harvard sobre cómo ocultar la desesperación para no debilitar una posición negociadora.

Y es que no hay un euro, caros amics. El único alivio (para Sport y quién sabe si en algún momento para el propio Barça) es el erario público catalán, con las Loteríes de Catalunya patrocinando el rotativo que le cuenta al soci que todo es color de rosa. La Grossa fitxa pels divendres.

Portada Mundo Deportivo Pjanic

Que no decaiga la fiesta. En Mundo Deportivo, la misma foto del jugador bosnio saluda su aterrizaje, aunque en esta ocasión no está para recibirle en el aeropuerto la señora de la lotería. Se ha cruzado Pjanic, en la terminal del Prat, con Suárez y con Vidal, que no saben si se van (también prácticamente gratis) o si se quedan por ser amigos de Leo que al final se queda también. Llevan tanto tiempo en la terminal, sin saber si vienen o se van, que se les está poniendo cara de Tom Hanks, si bien no recordamos el extraordinario actor californiano, en ninguna de sus películas, caracterizado de modos tan escalofriantes.

Portada Marca Camavinga

Marca nos trae un primer plano de Camavinga con cara de haberse asomado a la cuenta corriente del Barça y haber encontrado dinero dentro. La sorpresa del joven y talentoso centrocampista francoangoleño parece sin embargo derivarse del hecho de que lo quiere fichar media Europa, Real Madrid y PSG incluidos. Si el PSG se lo quiere llevar ahora y el jugador se deja tentar por los petrodólares, será suyo. Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio, que decía Serrat. De todas las realidades existentes, la del campar por sus respetos del petrodólar en el mundo del fútbol, ajeno a cualquier atisbo de fair play, es la que menos remedio tiene.

Portada AS fichajes

Ayunos de fichajes blancos que echarse a las fauces, los amigos de As se van de fiesta de cumple prospectiva, adelantando un año las portadas porque de algo hay que hablar. Viene a ser como si, en ausencia de actualidad, la prensa rosa especulara con la descendencia de Andrea, la hija de Belén Esteban, quien salvo error u omisión nunca hasta la fecha había aparecido en el portanálisis. Habrá que meterla en el título para celebrar la ocasión.

Pasad un buen día.