Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Fernando Martín: 60 años de una lucha por sobrevivir

Fernando Martín: 60 años de una lucha por sobrevivir

Escrito por: Juan Escudero25 marzo, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Uno de los factores negativos que acarrea el paso del tiempo, y tiene bastantes, es que cada vez va resultando más complicado contar algo original sobre un determinado tema, y más cuando de dicho tema se han escrito miles de páginas, y se han llenado cientos de horas de radio y televisión. Por consiguiente, no albergo apenas esperanzas de lograrlo del todo. Hoy, 25 de marzo de 2022, Fernando Martín Espina habría cumplido 60 años de no ser por aquel fatídico accidente de coche que le costó la vida un 3 de diciembre de 1989 en la incorporación de la carretera de Barcelona a la M-30 madrileña. A veces hago un ejercicio de imaginación y me pongo a pensar qué sería de Fernando si estuviera vivo; quizá se habría alejado del deporte y estaría perdido en una granja de Texas criando ganado, o se habría quedado en Madrid ejerciendo de agente de jugadores, o acaso formaría parte del equipo de comentaristas de una cadena de televisión. Y siempre llego a la misma conclusión: no tengo ni la más remota idea. El tercer hijo de la familia Martín Espina era un espíritu tan libre que nadie realmente puede estar seguro.

Fernando Martín y Audie Norris

Dicen que la década de los 80 fue una máquina de crear mitos y leyendas del deporte de la canasta, y yo me alineo con los que así piensan, aunque si se analiza un poco más en profundidad llego a la conclusión de que son la infancia y la nostalgia los verdaderos motores de dicha creación. Cada uno tiende a pensar que sus recuerdos prevalecen sobre los del resto y valen mucho más. Mis mejores imágenes en una cancha de baloncesto corresponden con Martín en pleno apogeo, un tipo al que le sobraban el físico, la determinación, el carácter, y también la calidad para ciertos aspectos del juego, mucho antes de que aparecieran la NBA y Audie Norris en el horizonte. Aquel fue el verdadero Fernando Martín, el puro, el genuino. Y fue entonces cuando se dio el paso definitivo, no su marcha a Estados Unidos, que fue una consecuencia, sino la transformación del primer jugador de baloncesto en un símbolo más allá del deporte. ¿La NBA lo convirtió en mediático, o solo lo afianzó? Yo personalmente me decanto por la segunda opción.

Fernando Martín, un tipo al que le sobraban el físico, la determinación, el carácter, y también la calidad para ciertos aspectos del juego, mucho antes de que aparecieran la NBA y Audie Norris en el horizonte

De todas formas, los actuales aficionados a este deporte no pueden imaginar la complejidad de un salto al vacío tan abrupto como el que se atrevió a dar entonces volando a los Blazers de Portland. No es que no existieran jugadores en Europa o en el entorno FIBA con la calidad necesaria, sino que la mentalidad americana los desechaba debido a una mezcla de chovinismo y cerrazón. Si Luka Doncic hubiera nacido en 1959 lo más seguro es que no habría salido del Real Madrid jamás, o de cualquier equipo yugoslavo donde se hubiera criado, por ejemplo. Fernando ayudó sobremanera a destruir aquella barrera metafórica, y lo hizo a sabiendas de que existían muchas posibilidades de que saliera mal, si nos atenemos al estricto aspecto estadístico.

Fernando Martín y Sabonis

Ha transcurrido mucho tiempo, los jugadores van pasando por la institución madridista, y cada vez resulta más complicado defender la postura de que Martín tendría sitio en una lista de los mejores diez de la historia blanca, por palmarés, trayectoria e importancia. Por encima, solo de la época moderna, ya colocaríamos a Felipe Reyes, Sergio Llull y Rudy Fernández, y de los anteriores a Juan Corbalán, Rafa Rullán, Clifford Luyk, Wayne Brabender, y seguramente algunos más. La muerte prematura ayuda a la construcción del mito, esto resulta innegable, pero no lo define como única explicación, deben existir algunos factores adicionales. Me atrevo a señalar algunos: carisma, rebeldía y ausencia total de miedo. Fernando Martín lleva más años muerto de los que duró su vida, y aún permanecemos algunos, muchos, intentando reflotar su figura dentro de nuestra modestia. Todo sea por amor a unos colores, a este deporte y, por supuesto, la devoción a unos recuerdos que no se borran con facilidad.

 

Getty Images.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

11 comentarios en: Fernando Martín: 60 años de una lucha por sobrevivir

  1. Con la muerte de Fernando Martín lloramos todos. Siempre tiró hacia arriba en un Real Madrid que no era favorito en Europa. Muchos que crecimos entre el recuerdo de las copas de Europa pasadas y las futuras que veríamos por primera vez con más de 20 años estamos eternamente agradecidos a gente como F. Martín, Corbalán, Brábender, Iturriaga, Lolo Sáinz, la Quinta del Buitre, Juanito, Stielike, Santillana… gente que llenó nuestra infancia y adolescencia de sueños y que hicieron posible el futuro. Nos permiten valorar en su justa medida cada triunfo del Madrid y también cada derrota. Te alegras de tu equipo cuando gana, pero te aferras súmate más cuando pierde si lo hace luchando hasta la extenuación, contra todo y contra todos.

  2. Gran artículo, maravilloso homenaje. Fernando Martín representaba el madridismo como pocos jugadores he visto. Le daba igual partir en inferioridad física con el rival, o que su técnica no fuera tan depurada como la de otros, pero él lo daba todo para derrotar al equipo contrario. Tenía un gen competitivo como muy pocos otros jugadores, ese es para mí el factor diferencial al que hace alusión el autor.

    Recuerdo aquel partido en Barcelona (1989, meses antes de morir) que no pensaba jugar porque no tenía el alta médica y se presentó en la concentración después de comer con la mítica frase: "yo no me levanto de la cama para perder". El Madrid había perdido por 25 puntos unos pocos días antes y Fernando contagió su espíritu a los compañeros, hasta el punto de lograr una épica victoria. Enhorabuena por el artículo.

  3. Me acuerdo perfectamente del día que murió. Mi padre me lo dijo antes de que saliera por la radio por el trabajo que tenía. Como en casa somos muy de baloncesto y del Madrid me llamo, no me lo podía creer. Tenía 15 años, creo que fue de las primeras veces que sentí la muerte de alguien querido. Cuando eres un niño crees que la gente que quieres no se morirá nunca. Precioso artículo

  4. Felicidades por el sentido homenaje a, probablemente, el jugador que basket que más me ha marcado. Siempre, y por siempre, Fernando Martín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

¿De qué naturaleza es la relación que @LagavulinDE y @vinijr tienen con dos damas italianas?

https://www.lagalerna.com/vinicius-y-las-dos-damas-italianas/

Guía práctica para esperar hasta París y no morir en el intento, por @ignoceda.

https://www.lagalerna.com/como-esperar-hasta-paris/

Dice @Guaschcope que al final esto, o sea la Champions, se va a resolver con un gol de @hazardeden10 (sí, sí) y a que no adivináis a pase de quién.

https://www.lagalerna.com/mira-chato-xxii/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram