Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La verdad oculta: El Real Madrid juega mejor que el Atlético y el Barça

La verdad oculta: El Real Madrid juega mejor que el Atlético y el Barça

Escrito por: Israel G. Montejo16 noviembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Escuchas las tertulias, lees la prensa, hablas con el aficionado de a pie y, si exceptuamos el partido ante el Eibar en Ipurua, donde hubo unanimidad sobre el buen juego del Real Madrid, casi parece que el plantel de Zidane estuviese en caída libre, acumulando mala noticia tras mala noticia y dejando un reguero damnificados entre sus propias filas en su periplo competitivo.

Con esta ‘verdad oficiosa’ que se intenta imponer desde diferentes ángulos, el Madrid, paso a paso, sin hacer ruido, “jugando mal, recibiendo goles, fallando ocasiones, sin artillería y siendo un equipo sin recursos, sin banquillo y casi con un entrenador en la casilla de salida” encabeza la Liga y tiene casi hecha la clasificación para la siguiente ronda de la Champions League. Debe ser cosa de magia.

¿Qué esta sucediendo entonces? Es evidente que el equipo no es la apisonadora de la temporada en el que se ganó la Liga y la Copa de Europa, pero el tapiz que se ha pintado, se aleja mucho de la realidad.

El periodista Antonio Vázquez, que trabajó conmigo en la revista Futbolista durante casi una década, me hizo llegar un hilo de la cuenta de twitter Miedo Escénico donde se aportaban datos que desbaratan la ‘verdad goebbeliana’ que se ha venido construyendo ladrillo a ladrillo hasta edificar casi un muro infranqueable.

Los números, si tienen una virtud, es que son datos y, por tanto, no engañan. Se pueden interpretar desde diferentes ángulos, pero muestran tendencias.

El ‘cuarto poder’ ha dejado casi tatuado en la piel de todos los aficionados que el Madrid es una calamidad como conjunto, un auténtico coladero defensivo y una nulidad en ataque. Si alguna vez lo fue, esa no es la realidad actual.

A día de hoy, ha encajado nueve goles, sólo uno más que el equipo proclamado como el ‘mejor defensor que vieron los tiempos’ que es el Atleti de Cholo Simeone y el Athletic de Garitano, por no mencionar al FC Barcelona, que ha recibido 15 goles, seis más que el Madrid en el mismo número de partidos. Además, los jugadores de Zidane son los que más balones interceptan y Courtois el segundo portero que más veces ha dejado su arco a cero en la presente temporada. Raro, raro, para ser un agujero negro defensivo.

Otra pseudo verdad asegura que el Madrid falla en ataque más que una escopeta de feria y los datos en esta ocasión también se empeñan en llevar la contraria. El Real es el tercer equipo con más goles marcados en la Liga (25); es el cuarto con más remates a los palos (6) y el equipo que más dispara a puerta por encuentro (13,9). Si llevas 25 goles (y hablamos de competición doméstica y por tanto no contabilizamos la goleada ante el Galatasaray); rematas casi más que nadie a los palos y eres el que más disparas a puerta, estamos hablando casi de un torbellino atacante, no de un medianías falto de gol.

Pero es que además, las estadísticas hablan de un equipo que controla el juego (el segundo con más posesión, un 58%) y con buen pie (es el tercero con más centros completados).

Con este conjunto de datos encima de la mesa estamos hablando de un equipo sólido en defensa, goleador, que ataca con criterio y que, además, lleva la iniciativa en el juego. ¿Han leído esto en algún sitio?

Todo lo contrario. El imaginario popular sigue considerando al Atleti un equipo hecho, granítico y, sobre todo, más competitivo que el Madrid y al Barsa, una balsa que navega a favor de la corriente del gran pie de De Jong, la solvencia de Ter Stegen y la chistera de Messi. Eso es así. Por el contrario, el Madrid es un calvario.

No hay problema, que sigan así, de ‘victoria en victoria hasta la derrota final’.