Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Estamos aquí

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Estamos aquí

Escrito por: La Galerna3 abril, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La fiebre del sábado noche con un gol de Piqué prometía subir de 40º, atestar ambulatorios, motivar récord de apostasías y convertirse en plaga bíblica. La prueba de fe que anoche superó el Madrid da para que el papa Francisco inicie ya mismo el proceso de canonización del club blanco y para dejar al Indiana Jones de la última cruzada en mero monaguillo incrédulo. "Solo el penitente pasará", y vaya si pasó, y vaya si pasamos, con toda la tropa, con los caballos en ensordecedor relincho, con los estandartes estampados en relieve indeleble, por la Termópilas, el Rubicón, el Ter y el Llobregat, cantando, queridos galernautas, actualizando mitos y leyendas tan reales como esta pura vida que hoy (por fin) nos sonríe.

As Portada Hala Cristiano 03.04.16Y Cristiano iba al frente de las tropas, otra vez, y van tantas que resulta pecado no verlas. Cristiano Ronaldo, ese portugués que no marca en las grandes ocasiones, ese atleta reconvertido en jugador de fútbol, ese Madelman con ínfulas que anoche bajó con el pecho la pelota, eones de tiempo mediante, para colársela al portero blaugrana por debajo de las piernas y llamar a las puertas del cielo. San Pedro salta, ríe y goza.

Si el Madrid siempre vuelve, pocos como Cristiano con la lección tan aprendida de casa, pocos como él para encarnar ese autoconvencimiento desaforado que caracteriza lo mejor del Real Madrid. "Hala Cristiano", titula As, y hoy saltamos de gozo con ese cántico, ya no solo por Cristiano, sino sobre todo por esa perfecta adecuación entre el de Madeira y las esencias del Madrid. Su gol es el Madrid, y también su previo tiro al larguero, y su insistencia para que el equipo se desperezara en la primera parte, y aún más su saberse de lleno aquí, tal y como, con gesto ya icónico, señaló (otra vez) anoche tras marcar el gol de la victoria. Estoy aquí. Estamos aquí.

Marca Portada ReALMAdrid 03.04.16Ahí lo tienen, saltando (como San Pedro) tras dejar constancia de su presencia. Estar presente, queridos galernautas, he ahí otra definición del Madrid. Y estarlo cuando menos se le espera, cuando nadie le ha invitado a la fiesta, o mejor, hacerse presente cuando la idea de muchos propios y de todos los extraños es que comparezca tan solo como convidado de piedra o víctima propiciatoria. "Allí me colé y en tu fiesta me planté", amics culés. Es lo que tiene dar a la bestia por dormida y al volcán por inactivo, que te llega Marcelo y el Camp Nou se le antoja la playa de Copacabana, que viene Modric y su melena todo lo cubre de oro, que aparece Casemiro segando el césped como quien lo hace en su propio jardín una rutinaria mañana de domingo, que Bale se lleva a todas partes sus afilados cuchillos de cocina, que Benzema se nos pone artista y convoca a Tchaikovsky, y que Cristiano no tiene necesidad de repasar el libro de estilo del Real Madrid porque lo trae incorporado de serie en su disco duro.

La palabra alma bien podría resumir todo lo anterior, tal y como Marca refleja en su titular, fusionando tal palabra con el nombre del equipo: ReALMAdrid, queridos, ReALMAdrid. Acaso un intangible, un imponderable, una promesa inefable que anoche volvió a actualizarse por obra y gracia de un partido no brillante, pero sí preciso y finalmente exuberante. Sin posesión de pelota, pero con más remates a puerta que el Barcelona, por si alguien necesita aún alguna prueba de que esto del fútbol se dice de muchas maneras y no solo de la que la intelligentsia quiere hacernos creer en defensa de no sabemos qué uso torticero y dogmático del ideal de belleza. No rendirse es belleza, la parada de Keylor a Messi (sí, tiró a puerta) es belleza, el gol de Bale (no consta en acta, pero ganamos 1 a 3) es belleza, el rápido oxigenar el juego hacia la banda de Benzema es belleza, las subidas de Marcelo son bailes de salón... la cara de Piqué mirando cómo el balón de Cristiano se colaba en su portería es justicia poética.

Mundo Deportivo Portada 03.04.16Sport Portada 03.04.16No quiere mirar esa belleza la prensa catalana. Sus ojos no pueden ni rozarla de tanto que brilla, así como nosotros casi precisamos de lupa para dar con el resultado del partido en sus portadas (el resultado oficial, que no coincide con el 1-3 real). Allá ellos. Nos gusta que sigan así, incapaces de salir de su caverna platónica de sombras chinescas. La lanza la llevan en el costado, incluso ya de antemano, por el peso de una historia en la que ellos mismos asumen su papel de secundario antagonista.

En consecuencia, el más que merecido homenaje a Cruyff celebrado antes del fulgor ocupa el grueso de las portadas catalanas, en un particular ejercicio de clavo ardiendo que mucho nos tememos que el propio Cruyff rechazaría con vehemencia y zarpazo irónico de seguir entre nosotros. Disculpas, Johan, por haber ganado en tu homenaje, o mejor dicho, no podíamos hacer otra cosa, Johan, que precisamente ganar en tu homenaje. He ahí nuestra mayor muestra de respeto y admiración: sacar a relucir nuestras mejores virtudes, sobreponernos a las adversidades y a los pronósticos, ir a tu casa a competir sin complejos. Fuimos anoche el Real Madrid y no se nos ocurre mejor cosa que ofrecer en tu memoria que hacernos presentes. Ahora queda el futuro.