Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
La escuela de calor de Alfredo Relaño

La escuela de calor de Alfredo Relaño

Escrito por: Jesús Bengoechea28 julio, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

 

"Y ahora vamos con el ‘villarato’ y el Barça. Llevo cincuenta años siguiendo el fútbol español y no recuerdo casos de apoyo explícito tan sostenidos a un club, y si alguien me los puede aportar lo agradeceré".

(Alfredo Relaño, Teoría general del villarato, 5 de mayo de 2011)

 

Hace pocos días asistí con gusto a un concierto de Santiago Auserón, también conocido como Juan Perro, también conocido como el cantante de Radio Futura. Sucede que esto último a Santiago, a Juan, le gusta poco que se lo recuerden. No comprende que algunos de sus seguidores sigan anclados en Radio Futura, que es el pasado. "¡Escuela de calor!", reclamaba uno del público. El seguidor de la vieja escuela y su petición anacrónica recibieron una respuesta casi desabrida por parte del artista. Le pedían que cantara una tema que forma parte de una gloria pretérita que Auserón, obsesionado con evolucionar, trata a día de hoy de esquivar en sus directos.

El villarato ha sido la escuela de calor de Alfredo Relaño, y no se descarta que las piscinas privadas donde las chicas desnudan sus cuerpos al sol de la canción hayan sido el vivero de las chicas ligeras de ropa del As. Durante no menos de 4 ó 5 años, y por más que el público se lo pidiera, por más que todo el mundo (también él) supiera que se trataba de su gran obra maestra, ha rehusado incluirla en el repertorio habitual de sus recitales.

Popularmente conocida como el villarato, el título completo de la canción es Teoría general del villarato, y fue publicada el 5 de mayo de 2011 con extraordinaria repercusión en público y crítica. No pretendo hacer uso de ironía alguna si proclamo que se trata de una canción (un artículo) redondo, documentado, definitivo, ponderado, transparente, preclaro. En él explica Relaño, sin escatimar en ejemplos, en qué consistía el régimen corrupto y manipulador del vasco al frente de la RFEF. La cita con la que empiezo este artículo es suficientemente ilustrativa y sirve como resumen del mismo: "no recuerdo casos de apoyo explícito tan sostenidos a un club", siendo los apoyos los brindados por la RFEF, y el club en cuestión el FC Barcelona. El artículo es un compendio pormenorizado e irrefutable del favoritismo de la Federación con el club catalán, plasmado en temas que van desde la pasmosa impunidad por el cochinillo lanzado a Figo (o por la no presentación del Barça a aquella eliminatoria copera ante el Atleti en 2000), pasando por el privilegio de exención en convocatorias de la Selección para jugadores del Barça (cuando el calendario no lo dictaba conveniente para su club) y por supuesto los arbitrajes, tan benévolos para el Barça y, en contrapartida, tan severos con su ancestral rival capitalino. Teoría general del villarato es una pieza magistral que creó un saludable debate en el patio futbolero nacional y resultó pionera en la denuncia de la extorsión y el más sucio clientelismo en que consistía el villarato, al cual además dio nombre el director de As para dar al hallazgo un carácter memorable, gráfico: villarato.

Insisto en que no hay sarcasmo: Relaño merecería un lugar destacado en la historia del periodismo español solo por esta pieza. Sucedió sin embargo, y contra todo pronóstico, que el periodista pareció recular después en el uso del término y, lo que es más extraño, en la denuncia del concepto que había detrás. No es que renegara públicamente de la voz villarato o mostrase arrepentimiento por haberla concebido. No. Simplemente, dejó de usarla para sorpresa de todos. Cuando un hombre disecciona cuidadosamente una cosa y encima encuentra un modo realmente brillante de designarlo, pero después prefiere soslayar cosa y término, es una tragedia por omisión. Como si Kant dejara de hablar del Noúmeno, Juan Rulfo ninguneara Pedro Páramo o Santiago Auserón diese la espalda a Escuela de calor.

¿Por qué, hace por lo menos 4 ó 5 años, dejó Relaño de hablar del villarato casi por completo? ¿Por qué casi dejó de mencionarlo en sus editoriales diarios cuando era obvio que el villarato estaba más vigente que nunca? No tengo una respuesta que pueda ofrecer con un 100% de certeza, pero sí una que puedo ensayar, en virtud de mi raciocinio y del de cualquiera, atribuyéndole un no menos de un 85% de probabilidad de acierto. Relaño dejó de hablar de villarato porque otra cruzada, a su juicio mucho más perentoria y acuciante, se cruzó en su camino. Esa cruzada tenía por objetivo la derrota y aniquilación deportiva de Florentino Pérez en su papel de presidente del Real Madrid. Esta causa llegó a inflamarle de una manera obsesiva, hasta el punto de hacer que cualquier otra (por ejemplo, la de contribuir a que el fútbol español tuviese una cabeza visible presentable y medianamente digna de respeto) pasara de inmediato a un segundo plano.

¿Por qué, hace por lo menos 4 ó 5 años, dejó Relaño de hablar del villarato casi por completo? ¿Por qué casi dejó de mencionarlo en sus editoriales diarios cuando era obvio que el villarato estaba más vigente que nunca?

No era solo, en realidad, la necesidad de eliminar otras iniciativas que pudieran restarle tiempo y fuerzas en la lucha que debía prevalecer. Es que denunciar a Villar se le antojó muy probablemente empeño contradictorio al de denunciar y derrocar a Florentino. Villar seguía pareciéndole a Relaño el mismo cáncer para el fútbol que denunció en 2011, pero su astucia le dictaba que ahora tocaba dejar esa causa a un lado para centrarse en otra infinitamente más primordial: escudriñar en la podredumbre del palco del Bernabéu (y en la de sus croquetas, con las que ha llegado a mostrar una fijación ajena a lo culinario que raya lo patológico) para hallar en los hilos del palco (Piqué dixit) la quintaesencia del mal en el mundo. Siendo como era Florentino un enemigo irreconciliable de Villar, seguir denunciando a Villar habría pasado a ser tarea que de hecho torpedeara la de enterrar a Florentino. Cualquier denuncia de los manejos de Villar con las territoriales, con los clubes (y por supuesto, cuánto más, con los árbitros y el Barça) jugaría en contra del fin esencial de su existencia, ese que nada debía torpedear. Criticar a Villar, hablar del villarato, tenía el efecto colateral de brindar (o eso pensaba Alfredo) balones de oxígeno a Pérez, y antes muerto que sencillo.

Por supuesto, es solo una hipótesis. Es solo lo que me indica mi razón y mi instinto, como seguramente se lo indica a cualquiera con un mínimo conocimiento de las cosas y algo de capacidad para atar cabos. Carezco de pruebas de que esta fuera la razón. De hecho, hace muy poco, con motivo de la detención e ingreso en prisión de Villar y el revuelo desatado, el propio Relaño aprovechó otro de sus editoriales diarios para soltar desde su púlpito un pretexto que sonó a excusatio non petita de manual. Nadie todavía, que yo sepa, le había pedido cuentas por su pecado de omisión, pero sin duda se olía que un artículo como este terminaría por aparecer. "Pero, usted, que incluso inventó el término villarato, ¿por qué no ahondó en ese lodazal? ¿Por qué corrió un tupido velo sobre el tema cuando de hecho fue usted mismo quien inicialmente lo descorrió?", terminaría por preguntarle alguien, yo por ejemplo.

Pero, usted, que incluso inventó el término villarato, ¿por qué no ahondó en ese lodazal? ¿Por qué corrió un tupido velo sobre el tema cuando de hecho fue usted mismo quien inicialmente lo descorrió?

La respuesta, la fenomenal respuesta, la descacharrante respuesta, la excusa no solicitada que manifestaba acusación, llegó en su artículo del pasado 18 de julio, hace apenas unos días, cuando acababa de producirse la puesta de Villar a disposición de la justicia. Refiriéndose a la relación de Villar con el Barça, y al aspecto arbitral de la misma, suelta Alfredo lo siguiente, y lo suelta con desparpajo digno de mejor causa: "Un sistema que en su día yo califiqué de ‘villarato’, palabra que cogió vuelo, años después de lanzarla, cuando se asoció, por sinécdoque, a los favores arbitrales en la época de Laporta, su gran apoyo en unas elecciones difíciles. Aquellos benévolos arbitrajes cesaron cuando cesó Laporta".

"Aquellos benévolos arbitrajes cesaron cuando cesó Laporta". Hay que releerlo en varias ocasiones para interiorizar el mero hecho de que esto haya sido escrito. Así trataba Relaño de ofrecer respuesta anticipada a las preguntas que laten en este artículo, lo cual sería previsión muy digna de agradecimiento de no ser porque se trata de una respuesta irrisoria por motivos que casi produce rubor explicar, pero vayan algunos a vuela pluma: casi dos años con un solo penalti en contra del Barça en el campeonato nacional de Liga (datos de los dos últimos años naturales) y un saldo de expulsiones en torneos nacionales de +70 para el Barça (han gozado de 70 expulsiones de rivales más que expulsiones propias) y de -10 para el Madrid (los blancos, caracterizados al parecer por un juego eminentemente violento, han sufrido 10 expulsiones propias más que gozado de expulsiones de rivales). Este último dato tampoco cesa con Laporta, sino que abarca el amplio periodo 2005-2017.

Hay otra razón por la que uno solo puede reír (o llorar) ante la exposición de esta excusa tan endeble como formulada desde el nerviosismo. Laporta cesó como presidente del Barcelona el 30 de junio de 2010. El artículo Teoría general del villarato data, como antes indicábamos, del 5 de mayo de 2011, casi un año después, casi al término de la temporada 2010/2011, y en ningún momento se refiere en el texto al villarato como algo caduco, como algo pretérito. Antes al contrario: se refiere a ello, y con razón, como algo completamente vigente, y hace bien porque lo estaba y sigue estándolo por mucho que Relaño haya dejado de consignarlo.

Dentro de la (generalizando con algo de injusticia, pero no mucha) deleznable actitud de la prensa deportiva durante el mandato de Villar, la de Relaño me parece la postura más censurable de todas. Otros se han limitado a mirar para otro lado, y aunque todos imaginamos que sabían -o se imaginaban- no sabemos a ciencia cierta que así sea. Otros prefirieron centrar su periodismo de investigación en la hernia de Bale o la fiesta de Kevin Roldán antes que indagar en los mecanismos de inmundicia de Villar, pero les cabe el mínimo beneficio de la duda: quizá no sabían, quizá no imaginaban. A Relaño no le podemos otorgar ese beneficio. Sabemos que lo sabía (o que lo intuía muy poderosamente) porque él mismo lo denunció de manera admirable, pero tan admirable es el modo en que lo hizo como -por el mismo motivo- asquea su posterior y continuado pecado de omisión. Algunos (les creeremos o no) pueden alegar desconocimiento sobre el villarato. Relaño, que acuñó el término y puso el dedo acusatorio sobre el concepto, no puede decir lo mismo.

Algunos (les creeremos o no) pueden alegar desconocimiento sobre el villarato. Relaño, que acuñó el término y puso el dedo acusatorio sobre el concepto, no puede decir lo mismo.

Últimamente, a rebufo de lo desbordante del escándalo, Relaño ha recuperado el uso habitual de la palabra. Vuelve a tocar la canción en sus conciertos porque es imparable la marea de los fans. Encabeza su repertorio con la tonada que le dio justificada fama, y ya no hace falta ni que el público lo pida. Es una especie de "Decíamos ayer" pasmoso, y que Fray Luis de León me perdone. Como todo músico que se precie, no obstante, ha incorporado una novedad esencial en la nueva versión del tema, Villarato 2017, la canción del verano. Toda demostración de cinismo tiene un límite, sobre todo cuando hace apenas días te has descolgado (quizá de modo precipitado desde un punto de vista estratégico) con un "Aquellos favores arbitrales cesaron..."

La novedad musical es simple: el FC Barcelona ha desaparecido del pentagrama.

 

 

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea

12 comentarios en: La escuela de calor de Alfredo Relaño

  1. Extraordinario artículo, Jesús. Aunque eso viniendo de ti ya no sea noticia. 🙂

    Me quedo con la última línea: "La novedad musical es simple: el FC Barcelona ha desaparecido del pentagrama."

    No se por qué, pero me da a mí que no va a ser el caso...

    Hala Madrid y nada más.

  2. Grandísimo artículo y razonadas y razonables conclusiones sobre el motivo de la desaparición del Villarato de las páginas del AS durante años y la reaparición del término en estos días. Yo creo que ha reaparecido el término, pero vacío del contenido que tenía: la instauración de un régimen que corrompe todas las competiciones nacionales y que convierte en tarea de gigantes el poder vencer a un determinado club.

  3. Relaño ya es pasado. Dentro de la colección de cadáveres andantes de esa profesión , él es el mayor de todos. Hasta la empresa para la que trabaja se ha apresurado a indicar que en Febrero se jubila, intentando mitigar el desastre que ese hombre va a dejar en As. A mi, Relaño y los de su cuadra me dejan muy frío, pese a su escuela de calor. No se dan cuenta que el Madrid es mucho más fuerte que ellos y que si con Florentino no pudo en su día J.M García, nadie podrá.

  4. —Mire vuestra merced —respondió Sancho— que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que, volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino.

  5. Magnífico.

    Yo siempre pensé que el artículo de Relaño se había publicado en los tiempos de Calderón, y ante la expectativa de que este facilitara la entrada de PRISA en el Madrid, pero veo que las fechas no casan, pues ese artículo sale estando ya Florentino de nuevo a los mandos. Puesto que Relaño tonto no es, me preguntó qué motivó aquella publicación y qué es lo que provocó el cambio de rumbo posterior. Porque más drástico no pudo ser

  6. A ver si entendí la esencia de su análisis: Relaño lideraba una cruzada contra Villar y su favoritismo al Barça, hasta que renunció a ella para liderar otra contra Florentino Pérez. En la primera tenía razón y merece una poltrona periodística por ello, mientras que en la segunda es un canalla mentiroso.

    ¿Entendí bien el mensaje?

  7. Los artículos de Relaño, más allá de los referentes al villarato, es una constante de acoso y derribo contra Florentino (en algún momento debió virar el viento en dirección contraria, aunque con viento a favor prefiero que no se pronuncie tampoco) que hasta en el día de nochebuena del año pasado se tenía que acordar de él, no hay tregua ni descanso, sobra bilis.

  8. Excelente artículo.
    Y creo que no exagero nada al calificarlo así, pues lectores más madrugadores que yo, ya lo han definido como extraordinario, grandísimo o magnífico; y con toda la razón.

    Si hoy tuviéramos que decidirnos por uno de estos términos, me quedaría con el propuesto por Miguel Angel Fernández Chacón: el de "Extraordinario".

    ¿Por qué ese precisamente? Pues por su propia definición.
    Extraordinario: "Que es poco común, sale fuera del orden o regla general o sucede rara vez."

    Si uno compara el texto escrito por Bengoechea con el de "ilustres" periodistas de los principales y muy afamados medios deportivos españoles en los últimos días, relativos al caso Villar (ergo villarato...), pues parece que sobra explicación. Resulta evidente.
    Denuncia de un comportamiento altamente sospechoso en el primer caso. Silencio y eterno corporativismo y/o amiguismo (perro no come perro ó , entre gitanos no se leen las manos...) en el segundo caso....

    """Dentro de la (generalizando con algo de injusticia, pero no mucha) deleznable actitud de la prensa deportiva durante el mandato de Villar, la de Relaño me parece la postura más censurable de todas. Otros se han limitado a mirar para otro lado, y aunque todos imaginamos que sabían -o se imaginaban- no sabemos a ciencia cierta que así sea."""
    """Algunos (les creeremos o no) pueden alegar desconocimiento sobre el villarato. Relaño, que acuñó el término y puso el dedo acusatorio sobre el concepto, no puede decir lo mismo."""

    Estamos de acuerdo. Pero no cometamos el error de permitir que se vayan a recoger rositas los que miraron para otro lado o los que alegan desconocimiento.
    Estamos hablando de periodistas. Con suficiente poder o medios económicos o infraestructuras de investigación que ya quisieran Hércules Poirot y el teniente Colombo juntos. Si Relaño había levantado la liebre, lo lógico es que todo el periodismo español se lanzase cual perro de caza a por la presa. Pero han dedicado todo su esfuerzo, todo su tiempo y toda su munición a disparar al "blanco"... y no a la liebre....

    Y a día de hoy, parece que siguen en sus trece. De ahí que el término "extraordinario" me parezca el más adecuado para el presente artículo.

  9. Buenas noches:
    Felicito la publicación de este artículo porque de vez en cuando (y a veces siempre) recordar de donde, cuando o por qué vienen algunas filias contra el Real Madrid. He leído varias veces este artículo como el de Relaño y si no fuera porque la hemeroteca e internet está ahí, sería difícil sonrojar por todas las cosas que se dijeron en su día y el paso del tiempo ha detinado al olvido.
    En cuanto a este artículo sí hay algo que hecho de menos. Leído varias veces da la impresión que todo el odio que Relaño tiene a Florentino Pérez es debido a una obsesión enfermiza, que Relaño se levanta cada día como se debía levantar Iznogud cada mañana quieriendo ser califa en lugar del califa, "quiero ser Florentino Pérez en lugar de estar contra Florentino Pérez". Tengo la impresión que en este artículo valto un paso más adelante para ir al fondo de la relación Relaño - Florentino Pérez. Se cargan las tintas, Y CON RAZÓN, en semejante personaje, periodista venido a menos con el paso de los años y la entrada de los kilos, pero para mí que Relaño no deja de ser un brazo ejecutor de Prisa, es el director de un diario que pertenece a Prisa como en su día no pertenecía. Relaño tiene su columna diaria y ahí vierte su bilis contra Florentino, pero, ¿esta bilis es realmente suya? ¿viene impuesta "desde arriba"? ¿todo deviene porque Prisa no se quedó con el Madrid por la entrada de F.P.? No niego la indeseable presencia de Relaño en toda esta historia y todo el odio y metemierda que lleva siendolo pero en el artículo se podía haber ido más allá de la cuestión porque yo, como madridista de a pie me gustaría saber todo lo que la prensa "al uso" y "corriente de pensamiento único" mantienen.

    En cuanto a las fechas de la génesis del "Villarato", no he encontrado en el diario As-co la primera vez que se citó pero sí un blog que se llama precisamente así, "Villarato" y en el que en noviembre del 2.006 ya hablaba del "Villarato" como algo que ya llevaba tiempo "nacido". Curiosamente, y para conocimiento de Ossip, Ramón Calderón era presidente del Madrid desde junio de ese mismo año, por tanto no está nada mal desencaminada la conexión Villarato - Villar - Calderón de presidente y casi su desaparición cuando Florentino Pérez volvió a ser presidente. Que el "Villarato" desapareciera cuando Laporta dejó de ser presidente es tanto como decir que el Villarato nació y murió con Laporta y a Relaño se le prodría decir que más que mirar hacia Villar donde tendría que haber mirado habría sido a Laporta y esa extraña conexión Federación - Barcelona y ¿Generalidad de Cataluña? En cualquier caso, que Relaño afirmase eso no deja de ser una mentira más y otra manipulación. Relaño tiró la piedra, dejó una ciénaga de mierda con ella pero no se preocupó de ir más allá. ¿Relaño o Prisa? Muchos se felicitan porque Relaño se jubile en febrero, pero ¿esto supone que esa bilis desde la editorial del As va a desaparecer con él? Yo sinceramente no lo creo y lo mismo que cuando García Caridad, Inda o Campillo dejaron las direcciones de sus respectivos medios la mierda diaria contra el Madrid no ha desparecido, me temo que con la marcha de Relaño sucederá lo mismo. Pensando esta tarde sobre ello, no me parece nada descabellado que su sustituto fuera... ¡¡¡Segurola!!! Como mi impresión es que Relaño no deja de ser un brazo ejecutor del "de arriba" supongo que en su lugar pondrán a alguien en la misma línea o uno que incluso lo haga menos aberrante si cabe. Aparte que en esa profesión que Relaño se jubile no quiere decir que se vaya a su casa: desde tener un puesto honorífico en Prisa hasta tener una columna semanal, por ejemplo. No creo que nos libremos de él. Por esto no estaría intentar poner un poco más de luz en lo que hay detrás de la génesis del "villarato" y su uso a conveniencia según los tiempos.

  10. Es un artículo extraordinario. Y yo también creo que las razones de que Relaño abandonara la denuncia del villarato tiene ver con lo que tú apuntas y no porque tú me hayas abierto esa vía de pensamiento, sino porque yo lo tenía claro desde el momento en que vi la persecución que se traía con Florentino.
    Saludos

  11. Buenas noches, es evidente que P.R.I.S.A. , se la tenía jurada a D. Florentino, porque lo primero
    que hizo en 2009, en su segunda etapa de presidente fue sacar a subasta las pretemporadas del
    Madrid, que hasta entonces los Prisaícos, emitían con un precio de favor, fuera de mercado, tan
    sólo comentar que el Madrid paso a cobrar 4-5 veces más que con Calderón, que estos
    sinvergüenzas están a favor de la libre competencia, si es para los demás, para ellos nunca,
    el tema ahora es que la actual campaña anti madridista, ( más que anti Florentino), no tiene
    sentido, porque P.R.I.S.A. en Abril de 2015, vendió Canal +, antes Canal Satélite Digital a Telefónica
    con lo cual no tiene derechos deportivos por los que pujar. Esta claro que hasta Abril de 2015,
    primaban los euros, pero a partir de entonces que explicación tiene. Yo por más vueltas que le
    doy no le encuentro ninguna a su anti madridismo, y su pro barcelonismo,
    D. Jesús en su excelente artículo nos da una explicación convincente, el odio a D. Florentino
    lo cual tendría sentido en 2011, pero en 2017 no, D. Jesús nos lo explica pero no habiendo
    euros por medio no nos dice el porque, sabiendo que se cazan más moscas con miel que con hiel
    la actual deriva del AS, roza el suicidio,
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

    1. Cuando falta información es lógico no tener explicación de lo que ocurre. Aunque Prisa ya no tenga derechos deportivos con los que enriquecerse, el poder controlar un monstruo económico y mediático como es actualmente el Real Madrid es todo un bombón empresarial. Que Prisa rigiera los destinos del Real Madrid es un sueño que ni pueden imaginar. Probablemente, a falta de información veraz, sea esto lo que hace que día tras día, temporada tras temporada, Prisa use a Relaño de ariete erosionador del Real Madrid, más allá de derechos deportivos y de obsesiones patológicas de Relaño. No es solamente Relaño en el As, son sus subordinados (supongo que por aquello de que hay que comer) pero es Segurola (que de desnutrido a fin e mes no parece que ejerza), es José Samano y Besa en el País y cuando escribía sobre el equipo, Diego Torres (debe ser el único humano que auto genera dietilamida de ácido lisérgico). Y cuando retransmitían partidos, Robinson y compañía.
      Durante muchos años han tenido y tienen a Valdano en nómina (As, Cadena Ser, El País). Si la cruzada de Prisa fuera únicamente contra Florentino, antes de su llegada, bien que pudieron levantar la alfombra de las dos ligas de Tenerife con Valdano de protagonista. Y no lo hicieron. Tan solo tiraron la piedra en su día en El Larguero (Manolo Hierro, Luis Milla, Agustín...) y ya, ahí se pararon, No les interesaron continuar. ¿Órdenes de arriba? ¿incapacidad periodística? Creo que son demasiados intereses ocultos los que tiene Prisa tanto sobre el Real Madrid, RFEF, Barcelona, gobierno catalán, PSOE como para ser honrados periodistas y levantar toda la mierda.

      Yo cuando he hablado con madridistas muy muy mayores, algunos fallecidos ya, y con capacidad de discernir las cosas, a Relaño no le tenían presisamente como un antimadridista, más bien todo lo contrario. Discreto eso sí, no un "roncero" de la vida, pero muy respetuoso con la entidad, con Bernabeu, con la historia del club... Hoy en día parece más bien una marioneta ejecutadora totalmente desquiciada por su obsesión con Florentino pero que para mí es la punta del iceberg.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

¿Qué le pareció a @AthosDumasE la actuación de @raphaelvarane?

¿Y su mea culpa?

Lo cuenta en @lagalerna_

https://www.lagalerna.com/el-mea-culpa-de-varane/

¿Qué tiene que decir @AthosDumasE sobre el reconocimiento de Raphaël Varane de sus propios errores en Manchester?

https://www.lagalerna.com/el-mea-culpa-de-varane/

Siguen los malditos de @Carlos__Mayoral.

Por fin tienen alguien que les cante.

Y no es cualquiera. https://twitter.com/lagalerna_/status/1292125214642515973

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram