Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
¿Sobre qué escribo yo esta semana?

¿Sobre qué escribo yo esta semana?

Escrito por: Quillo Barrios5 agosto, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Llevo días dándole vueltas a la cabeza sin saber qué tema abordar en mi columna semanal de ‘La Galerna’. En el fondo, estamos ante un verano extraño en torno al Real Madrid. Pasa de todo, pero a la vez nada. Como en los primeros minutos de una comedia romántica en la que intuyes qué personas acabarán juntas aunque en realidad no esté sucediendo nada extraordinario.

A lo que iba. Me siento -o me tumbo, que soy muy vago- y le doy vueltas al coco. Y se me pasa por la cabeza escribir algo sobre la importancia de James Rodríguez en el Real Madrid. Su influencia en el juego, ya sea entrando por el medio o asistiendo desde la banda. O, como vimos ante el Tottenham, sorprendiendo entre centrales para marcar. Pero ya hablé de ‘Colombian Sniper’ la semana pasada.

bloqueo del periodista

Es entonces cuando me voy a Isco. Como dijo @Steizam en Twitter, el malagueño tiene haters. Inexplicable. Es verdad que a veces alarga demasiado la jugada y se gusta pisando la pelota, pero tiene una claridad en los últimos metros que pocos jugadores pueden alcanzar. Soy muy de Isco, pero no sabría cómo definir su fútbol, así que me dije a mí mismo: “No escribas una columna sobre un tío al que no sabes analizar”.

Y pensé en Gareth Bale. No me gusta como mediapunta por mucho que él tenga más libertad. Parece que la tiene, aunque lo cierto es que su juego es limitado, como encorsetado. Se le ve incómodo. Incluso creo que echa de menos alguna arrancada en solitario por la banda. Una cabalgada sin rumbo. Pero ya escribí sobre eso en Twitter, así que no voy a hacer una especie de Copy/Paste aquí, que luego Jesús Bengoechea me lee la cartilla y sobrevuela la posibilidad de rescindir mi contrato.

Tras ver que de James, Isco y Bale no iba a hablar, me vino a la cabeza la portería. Y, oye, que estoy muy a gusto con Kiko Casilla y Keylor Navas. Fíjate si estoy contento con ambos que, si fuera por mí, le pediría a David De Gea que aguantase un año más en Old Trafford y ya viniera gratis en 2016. Claro, que luego me enteré que lo del excolchonero está casi cerrado y dije en voz baja: “Otro tema que no vale la pena tocar”.

Ya totalmente desquiciado me puse a jugar al FIFA para desconectar, pero en medio de un Real Madrid-Juventus me di cuenta que tenía a Varane en el banquillo y corrí a solucionar ese problema rápidamente. Pepe fuera y el francés dentro. Y, evidentemente, tuve que dar a pausa porque ahí sí vi un buen artículo que hacer. “La hora de Varane”, pensé. Lo veo como titular junto a Sergio Ramos. Creo que el ciclo de Pepe llega a su fin y debe dar un paso hacia el costado. Se acabó el análisis. Con esas pocas palabras definí mi pensamiento sobre el tema y me puse a jugar de nuevo.

Otro tema que no toco esta semana.

Fueron pasando las horas y amaneció un nuevo miércoles. “¡Joder, tengo que mandarle el artículo a Jesús y no tengo nada!”, exclamé -me gusta gritar cuando estoy solo en casa- al despertarme. Hice un ‘brainstorming’ junto a Nano y nos salió que el Real Madrid cumple, por fin, defensivamente -lo echábamos de menos-, que Marco Asensio mola, pero mejor que salga cedido y disfrute, que Danilo se ha adaptado a la perfección, que Lucas Vázquez puede ser muy válido, que en el ban… y sonó el teléfono. Jesús, que había abierto su correo y solo tenía propaganda de Orange y una carta de una ex que lo echa de menos.

¿Sobre qué escribo yo esta semana? Pues no tengo ni idea, aunque espero que con esto sirva para renovar mi compromiso siete días más.

Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios