Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Baloncesto
El lobo es el Madrid

El lobo es el Madrid

Escrito por: Pablo Rivas25 mayo, 2024
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Suele decirse que el deporte es la recuperación periódica de la infancia, de ahí que nos mostremos tan vulnerables durante los partidos de nuestros equipos. Además, a menudo los hinchas utilizamos metáforas y referentes infantiles para explicarnos lo que estamos viendo, ajenos a la trama táctica y emocional que guía el rumbo de los acontecimientos. Personalmente, mi condición pesimista acostumbra a instalarme, como en una letanía, en la fábula de Pedro y el lobo, buscando a la fiera escondida en cada nueva posesión; todo ello con independencia de que el marcador señale una ventaja de treinta puntos. Y no resulta descabellado considerar que, si existe un lobo en el baloncesto europeo, se trata de Olympiacos.

Bartzokas

No obstante, durante el primer tiempo parecía que ni siquiera los más cenizos íbamos a tener argumentos para escondernos debajo de la mesa. El Madrid salió de manera apabullante, con un acierto en el lanzamiento exterior que probablemente desconcertó a sus rivales, que fueron zarandeados inmisericordemente. Tres triples seguidos sin fallo de Hezonja —bajaría su nivel a partir de ahí—, un puñado de puntos de Musa, Tavares repartiendo tapones con su matamoscas… La fluidez era tal que Chus Mateo se permitió dar algún minuto más de lo previsto a Ndiaye, seguramente aferrado a la conveniente creencia de que no hay que tocar lo que está funcionando. Recordemos que el entrenador madridista ganó una Euroliga plantando una zona durante más de media hora sin que le temblase el pulso: imposible no acordarse de Zidane, su expresión inocente y sus encogimientos de hombros. Daimiel estaba en la grada y alguien podría haberle preguntado por qué todos los calvos sonríen igual. En el siguiente período la segunda unidad del Madrid respondió tan bien como la primera, con un Causeur y un Chacho extraordinarios y con Rudy lanzándose por los suelos para robar un balón como si tuviera veinte años menos. La única mota de polvo fue el triple final regalado desde casi el centro del campo, pero en semejante contexto —-ventaja máxima de 25 puntos— nadie se atrevió a alzar ninguna ceja.

Este domingo los merengues pueden lograr su segundo entorchado consecutivo. Sería el más difícil todavía, contra otros griegos aún más duros que estos

Craso error. Tras la reanudación, el lobo asomó las fauces. Olympiacos cerró la sangría del rebote y apretó en defensa, dispuesto a vender cara su piel. Los lanzamientos que hasta entonces había errado el obtuso Walkup comenzó a jugárselos el dañino McKissic, mientras que Peters se convertía en el auténtico punto de inflexión, al ganar las peleas en la pintura y añadir oxígeno desde la anotación. A los mandos de todo se situaba Williams-Goss, dispuesto a castigar con la ley del ex sin mover un músculo de su taciturna expresión facial. Por otro lado, el aro heleno parecía haber disminuido su diámetro varios centímetros, al Madrid le costaba encestar incluso los tiros libres, y la atmósfera exultante desapareció. Un par de arranques de Llull ayudaron a gestionar con mayor optimismo el aciago parcial: en realidad Olympiacos no terminaba de acercarse a una distancia peligrosa, pero había una sensación extraña. Un temor sordo, como el que uno siente cuando se imagina que lo observan. O que lo acechan.

Llull

En los últimos minutos la brecha se redujo por debajo de los psicológicos diez puntos, y el criterio tremendamente permisivo cambió para señalar una cuarta personal a Tavares, que acabaría eliminado antes de lo previsto. En ese instante, dos genios que juegan en la misma demarcación asumieron la responsabilidad. Sergio Rodríguez, al percatarse de las dificultades del equipo para circular con claridad, dijo que todos los balones se los dieran a él. Por su parte, Facundo Campazzo, poco inspirado en la parcela ofensiva, se centró en secar a Goss y encadenó una serie de robos que a la postre resultaron decisivos. Mateo tuvo la valentía de mantener a los dos bases simultáneamente en la pista y le salió bien: Musa ejecutó y el madridismo respiró aliviado. Si bien en una Final Four hay poco lugar para la autocomplacencia.

Este domingo los merengues pueden lograr su segundo entorchado consecutivo. Sería el más difícil todavía, contra otros griegos aún más duros que estos. Aunque conviene no dejarse llevar por la ansiedad y el pánico. Al fin y al cabo, alguno, releyendo los cuentos infantiles para intentar tranquilizarse en las horas previas, puede llegar a la conclusión de que quizá el verdadero lobo es el Madrid.

 

Getty Images.

2 comentarios en: El lobo es el Madrid

  1. Viendo baloncesto me pasa como viendo tenis, soy pesimista, al haber canastas/puntos tan seguido pienso siempre que todo se puede torcer por mi bien que vaya y si va mal pues no soy tan optimista. En fútbol eso no me pasa, tengo más certidumbre como diría cierto político.

  2. Este equipo merece el apoyo del madridismo. Lo que llevan haciendo durante mucho tiempo , tanto si eres amante del baloncesto como si no, tiene que ser reconocido. Un conjunto de jugadores formado por individuos talentosos , sí. Pero , para mí, lo que hace que me busque la vida para seguirles ,aunque suframos un corte de suministro eléctrico a las 21,20 h. del día de ayer,
    es su trabajo y espíritu de superación. Todos , absolutamente todos, tienen una calidad extraordinaria. Ahora queda la madre de todas las batallas. Los griegos tienen un buen equipo , especialmente Nunn, Lessort y Slouka. El cuerpo técnico del Real Madrid lo sabe. A defender a muerte. Y como me decían a mí en el colegio religioso donde empecé en eso del baloncesto , para que no nos ganaran la posición por la linea de fondo ni tampoco cometer infracción , "la linea de fondo es como vuestra madre, nadie la puede pisar".
    *Que haya un corte de luz un viernes a las 21,20 h, en una zona catalana, justo con los de blanco aplastando a los de rojiblanco...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Lamine Yamal es muy joven.

Enormemente joven.

¿Y?

#portanálisis

👉👉👉 https://www.lagalerna.com/lamine-yamal-es-muy-joven-y/

En el hecho de que @AthosDumasE llame a la que muchos llaman "Selección Nacional" la "selección de la @rfef" encontraréis pistas de por qué no la apoya.

La explicación completa, aquí

👇👇👇

Tal día como hoy, pero de 1962, Amancio rubricaba su contrato como jugador del Real Madrid.

@albertocosin no estaba allí, pero te va a hacer sentir que tú sí estabas.

En el #portanálisis de hoy no descartamos ninguna hipótesis.

Así, en genérico.

👉👉👉https://www.lagalerna.com/no-se-descarta-ninguna-hipotesis/

Una cosa, amigos.

No es obligatorio apoyar a la Roja (ni lo contrario).

#portanálisis

👉👉👉https://www.lagalerna.com/no-es-obligatorio-apoyar-a-la-roja/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram