Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Análisis de jugadores
La ejemplaridad del futbolista y otros cuentos chinos

La ejemplaridad del futbolista y otros cuentos chinos

Escrito por: Charly Rogenhofer11 julio, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Fue abril o mayo de 2014. El periodista Quim Doménech, en el programa “El Chiringuito”, declaró que muy a pesar suyo el Real Madrid había ganado la partida al Barcelona por el futbolista Luis Suárez. El mundial de Brasil vino y se fue, y con él, nos llegó el incidente culinario-antropófago del futbolista uruguayo, coincidiendo con la retirada del Real Madrid en la carrera por el jugador. La historia la sabemos todos: Luis Suárez fue tristemente célebre, fichó por el Barcelona y ganó copa, liga y champions.

Probablemente la  negativa del Real Madrid por Luis Suárez haya sido multifactorial. Seguramente había razones futbolísticas que los dirigentes blancos consideraron para pasar del jugador, pero no puedo evitar pensar que el mayor argumento (como lo expresaron en su momento periodistas allegados a la planta noble del Bernabéu) fue la imagen que el uruguayo daba ante el mundo, y el ejemplo que en el Real Madrid consideran deben dar sus futbolistas.

Traigo el tema a colación porque ahora surge el rumor de Arturo Vidal. El chileno es un futbolista muy completo. Tiene técnica, pisa las dos áreas, puede jugar al toque o al desdoble, tiene sentido táctico, buen tiro de media distancia, es certero cobrando penales y remata bien con la cabeza. También le gusta la fiesta y chocó, en estado de ebriedad, su lujoso deportivo en plena Copa América. (Eso sí, la plantilla tenía permiso de salir esa noche).

Arturo-Vidal

Ahora se habla de que el Real Madrid quiere al jugador, que gusta al cuerpo técnico, pero se lo piensa debido a su comportamiento (y consecuente ejemplo) fuera de las canchas.

¿Maquiavélico o Pragmático?

El Barcelona ha sido un club mucho más pragmático que el Real Madrid, por mucho que el dogmatismo tikitakero de Guardiola para acá (muy venido a menos, por cierto, con Luis Enrique) nos haya hecho olvidar que, como institución, al Barcelona le importan bastante menos las formas. A Florentino Pérez no le gustó cómo estaba conformado el grupo de propietarios de Neymar y rehusó su fichaje, mientras que al Barcelona no le importó ensuciarse un poco los zapatos y asegurar al brasileño en sus filas. Con Luis Suárez se pensó poco en el ejemplo para los niños del mundo, y mucho en la necesidad que había de descargar a Messi de la presión de los defensas centrales rivales, y se le fichó. Con todo y mordida, con todo y sanción, se le fichó. Con Pogba, muy del gusto de Zidane y Florentino, pasa lo mismo, al jugador se le quiere, pero al representante no, y no se desea tratar con él. El Barcelona va, ficha al jugador, no de facto, pero incluso penalizando si se rompe el acuerdo para 2016, le da comisión extra al representante y obtiene lo que quería, con o sin Raiola.

El párrafo anterior no es una crítica al Barcelona. Es una descripción del proceder de ambos clubes. ¿El Barcelona considera que el fin justifica los medios? Probablemente. ¿Tiene por el mundo una mala imagen el Barcelona? No lo creo. Todo lo contrario, diría yo. Entonces, ¿me perdí algo? Fichó a un jugador suspendido por FIFA por morder reincidentemente a sus rivales, fichó a un jugador que traía un embrollo medieval en sus cuentas, y trata con Raiola, vetado en Chamartín. Y su imagen en el mundo no es afectada. Al contrario, sus seguidores en muchos países superan ya a los del Real Madrid.

Mito: Los futbolistas deben ser un ejemplo.

El futbol es un deporte, pero como todos los deportes de alto rendimiento que sean comerciales, es también, y quizá principalmente, un espectáculo. Los futbolistas de élite tienen el trato de ídolos que se da a las estrellas de rock o celebridades de Hollywood. ¿Les pide Universal o Paramount a sus estrellas que no fumen o tomen alcohol? No. ¿Exige Sony Music a sus cantantes que no consuman drogas para firmar un disco? Tampoco.

Los  ejemplos para los niños son Hellen Keller, Albert Einstein, Nelson Mandela, Anna Frank, Isaac Newton. Esos son los roles que deben ser modélicos para las futuras generaciones. El futbolista es un entretenimiento, una diversión escapista, no tan diferente a una película o una banda de rock. Por supuesto que habrá futbolistas con hábitos dignos de imitación y con historias llenas de inspiración, de las cuales podamos (y debamos) tomar cosas para aplicarlas en la vida. Pero un equipo que participe en competiciones deportivas debe aspirar, antes que a otra cosa, a ganar dichas competiciones. El triplete del Barcelona hace que ni nos acordemos de los molares y caninos de Luis Suárez, o de los procesos abiertos contra Messi o Rossell, por ejemplo. Sin estar peleado un buen comportamiento personal con un buen rendimiento deportivo, la prioridad debe ser siempre el rendimiento deportivo.

Yo no dejo de pensar que hoy en día, Juanito no hubiera fichado por el Real Madrid por considerar sus gestos, declaraciones  y actitudes no ejemplares para los niños. Y Juanito, un jugador que insultó a la grada Yugoslava o que agredió salvajemente a Matthäus, es (y con razón, además) uno de los grandes ídolos del madridismo.

El Club debe pedir profesionalismo y resultados.

¿Se extralimita un club si exige a los jugadores un determinado comportamiento? No necesariamente. Cualquier trabajador debe cuidar sus herramientas de trabajo. El electricista guarda en cajas adecuadas sus pinzas, el peluquero afila con cuidado sus tijeras. Y el futbolista tiene a su cuerpo como herramienta principal de trabajo. Es razonable y hasta obligatorio que el club imponga reglas de comportamiento a quienes paga por jugar futbol. En pocas palabras, el club debe exigir profesionalismo.

Por supuesto que el Barcelona ha brindado orientación profesional a Suárez, y que ha cuidado a Messi ante los medios. Y Vidal ha afrontado sanciones económicas y deportivas por sus actos, merecidamente, por cierto. Los clubes deben orientar a sus jugadores, brindarles la ayuda necesaria para que puedan desempeñar de la mejor manera su profesión, y sancionarlos dentro de los parámetros que institucionalmente se tengan contemplados si el futbolista no cumple dichos estándares. Pero no debe establecer criterios extradeportivos por encima de los criterios deportivos.

Hoy nadie puede refutar que fichar a Neymar  y a Luis Suárez fue acertado deportivamente para el Barcelona. Yo, en particular, creo que haber dejado ir a Suárez, cuando se tenía ya amarrado al campeón de goleo de la Premier, fue un error gordo. Juzgar a Vidal por sus actitudes, comportamientos o manera de ser, y no por su rendimiento dentro de la cancha y en función de lo que futbolísticamente aportaría al Real Madrid, sería un error de similar tamaño.

Vidal es, en mi opinión, la pieza que falta en el mediocampo blanco, que ofrece el musculo que extrañamos y tiene la calidad que requerimos. Pero esa es mi opinión, y si los técnicos o directivos piensan que futbolísticamente no es lo que el Real Madrid necesita, es su privilegio y derecho. Pero si lo descartan por dogmas extra futbolísticos, habrán perdido de vista una cosa: El Real Madrid es un club de fútbol. Y los triunfos son amores. Vean si no la Ciudad Condal.

O al gran Juanito, queda más cerca.

Charly Rogenhofer
Tengo 33 años, soy Licenciado en Marketing, egresado por el ITESM. Radico en la ciudad de León, México. Soy, desde hace 11 años, analista de un programa deportivo de la ciudad, llamado Todo es Fútbol. El cine, los deportes y la televisión acaparan el 99% de mis pasatiempos.

4 comentarios en: La ejemplaridad del futbolista y otros cuentos chinos

  1. Muy de acuerdo con lo expuesto aquí. Llevo mucho tiempo diciendo y discutiendo con los de la cofradía del señorio que en el fútbol profesional, lo unico que cuenta, es ganar. El unico proyecto es ganar y el unico señorio es el que te dan los titulos, ganados por tierra , mar y aire.
    Mientras un jugador haga ganar a su equipo, ya puede comerse a un niño todos los días que a todo el mundo le parecerá muy bien y lo jaleara para que se como a otro.

    1. No estoy de acuerdo con usted, compañero Javier, en que el fin justifique los medios. Se empieza así y se acaba dopando a niños con hormona del crecimiento, sin necesidad médica de hacerlo.

      A mi me gusta que el Real Madrid muestre una serie de valores (o lo intente, vaya - a veces se acierta y otras no) en su comportamiento y sus fichajes. Valores de los de verdad, de los que se viven, no de los que se dice que se tienen pero no se demuestran. O erigirse en luchador por la libertad, tachando a otro de equipo del Régimen, cuando se han otorgado dos medallas de oro del club al dictador, "por los servicios prestados" (salvarlos de la desaparición, por ejemplo).

      Creo que ya adivinan por dónde voy: el problema no es la ejemplaridad, los valores de verdad o lo que sea. Lo importante en este mundo de hoy en día es cómo se vende todo eso. De esta manera, podemos juzgar que un presunto fraude a la Hacienda Pública es en realidad un intento de desestabilizar al tercer mejor jugador de fútbol del mundo e, incluso yendo más lejos, es un intento por torpedear las ansias de libertad de un pueblo. Con dos cojones.

      ¿Qué decir del Mordisquitos de Montevideo? Pues que si hubiera fichado por el Real Madrid, los ríos de tinta en contra de las actuaciones bucales del amigo servirían para llenar varios pantanos. Al fichar por el Barcelona, sin embargo, se hace borrón y cuenta nueva porque, ¿quién no merece una segunda oportunidad? Evidentemente, se silencia que se trataría, en este caso, de la tercera o cuarta oportunidad...

      En el caso de Arturo Vidal sucedería exactamente lo mismo: cómo puede el Madrid fichar un niñato que conduce y bebe al mismo tiempo, válgame el cielo. Qué mal ejemplo para los niños. La ludopatía, falta de educación y soberbia con unos municipales del hamijo Piqué, sin embargo, se despachan con un "ay, este Gerard...". Recuerden el cigarro del amigo Coentrao. Recuerden ahora, si pueden, el cigarro del hamijo Rakitic. Ah, que no pueden, porque apenas se habló de ello...

      En definitiva: me gusta que el Real Madrid intente guiarse, deportiva y empresarialmente, por unos valores. Me gustaría aún más que hiciera un gran trabajo de comunicación y propaganda para vender esos valores de verdad.

      PS: como colofón. Probablemente conozcan ustedes la historia del presidente del FCB fusilado durante la Guerra Civil. Es argumento muy manido por los culés para intentar presentarse como aguerridos luchadores por la libertad e intentar tapar de ese modo su afinidad al Régimen, con medallas de oro (en plural) al Caudillo incluidas (que el presidente ese fuera fusilado por gilip**** y no por ser presidente del FCB es algo que suelen obviar). Pero probablemente no conozcan ustedes tan bien los casos de los jugadores del Real Madrid fusilados por republicanos. Pues eso.

  2. La realidad es que esta doble cara en la actuación de RM y Barcelona y su mal o buen hacer depende de la prensa de aquí. Haga lo que haga el RM siempre será cuestionado por la intoxicación y contaminación que hay en los principales medios de comunicación (mundo marca, as, ondacero, ser, copa, los manolos, mediaset) para atizar al RM. Como estos creen que lo que vende es el Real Madrid a todo le dan una importancia más allá de la que realmente tiene y además lo hacen en tono d epolémica. Son los medios que dejan hacer al Barcelona y quitan hierro a sus acciones y sin embargo, al REal madrid es un continuo cargar tintas, exagerar l aimportancia, falacias de lo que "debe hacer o ser el club" según el prisma de estos periodistas que de madridistas no tienen nada, sino más bien a Florentino o al entrenador de turno o al mismo club, incluso hasta al aficionado en su punto de mira.

    1. Buenas tardes solamente reseñar el total acuerdo con D. Charly Rogenhofer, es difícil de explicar el enfado monumental que cogí el verano pasado cuando me enteré que Luis Suárez, no sólo no venía al Madrid, sino que fichaba por el Barceroba, pues de esta manera no sólo perdíamos a uno de los 3 mejores delanteros centros del mundo, sino que también nos quedábamos un año más con el gandul de BENZEMA, el comentario de Vagawain, lo encuentro totalmente acertado, los medios de comunicación ( el espero que pronto famoso CE.CO.M.A. ) son los responsables, por no destacar nada mas que los defectos de D. Luis Suarez, hasta el punto de que parecía familia del estrangulador de Boston, cuando lo quería fichar el Madrid, para callarse como h... p.... cuando el fichador era el BARCEROBA, pero el culpable es D. Florentino, por dejarse presionar por la Central Cochinera de Medios Anti madridistas. Aquí cada palo tiene que aguantar su vela.
      Saludos blancos y comuneros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Imagen de Alfredo Di Stéfano y Pelé en el Santiago Bernabéu. ¿Sabíais que O Rei jugó (y marcó) con el Santos en nuestro estadio? Eso sí, ganamos nosotros. Nos lo cuenta @RMadridDatos en las efemérides de la semana

https://t.co/t2kLP8GRqh

📽️@tildegm plantea si no estamos a tiempo de quedarnos con James Rodríguez y de vender a Isco. ¿Qué opináis?

https://t.co/fbkRLIyYcR

El festival de triples y mamporros (permitidos) en estos partidos de la final de la ACB nos condenan a la incertidumbre. Nos lo cuenta @jluisllorente

https://t.co/ddcUGf8cLf

Tras las grandes actuaciones de @jamesdrodriguez y @DaniCeballos46 en la Copa América y la Euro sub21, @AlexPorest sugiere que el club no se dé prisa en venderlos.

https://t.co/XtC1XECSyv

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram