Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
¿Duermes bien por las noches, Relaño?

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

¿Duermes bien por las noches, Relaño?

Escrito por: La Galerna31 mayo, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Faltan tres días para la final de la Champions League y aquí cada loco está con su tema. Los madridistas velan armas y suman nervios para la cita de Cardiff, los culés imaginan cómo será el Barcelona de Messi y Valverde, los colchoneros rezan para que puedan fichar en verano y, ya por último, está Alfredo Relaño, cuya obsesión por Florentino Pérez y el Real Madrid le persigue hasta cuando no hay nada que contar. El problema es que él siempre tiene una polémica bajo la almohada, un incendio en el salón. Y si no lo tiene, lo busca y lo saca. Hoy es uno de esos días. Hoy toca centrar el Portanálisis en la figura del director de 'La Ouija Today' en lugar de hablar de unas portadas que, en realidad, son bastante insulsas.

Resulta que ayer fue día de puertas abiertas en el Real Madrid. Hablaron los jugadores y también Zidane. Lo hicieron, evidentemente, sobre la final de la Champions League ante la Juventus. Había muchas cosas que preguntar. Posible alineación, puntos fuertes del rival, puntos fuertes de nuestro equipo, dónde pueden estar las claves, qué jugador de la Juve podemos temer, qué esperan del madridismo el sábado. Fútbol, fútbol y más fútbol. Pero no. Para Alfredo Relaño y su morbosa mente, lo más normal, lo obligatorio, lo indispensable como periodista era preguntar por Isco y Bale. Anda la prensa enfocando el discurso en ambos futbolistas durante los días previos a la cita. Zidane ha conseguido que no tengan nada de que hablar porque el único tema del que se puede hablar es de fútbol, planeta totalmente desconocido para los que viven de la carnaza.

Gareth Bale, en un ejercicio de profesionalidad y educación deportiva, aseguró que lo importante es el equipo y que entenderá cualquier decisión de Zinedine Zidane. Esto, poco habitual en el fútbol y que debería ser aplaudido por la prensa, es utilizado por Alfredo Relaño para intoxicar como sólo él sabe hacer. Dice el director del periódico de las chicas ligeras de ropa que las declaraciones de Bale suponen "un alivio" para el entrenador. Desliza, de forma cobarde, que Zidane, un hombre que acaba de ganar una Liga usando prácticamente a toda la plantilla y sentando a las 'vacas sagradas' en muchos partidos, no tiene personalidad.  Relaño tira la piedra y esconde la mano. Le da igual matar o espantar. Lo único que quiere es desarrollar su obsesión, llevarla hasta las últimas consecuencias. Ha matado a su medio de comunicación, pero no le importan porque ya está en otra guerra. Una guerra, dicho sea de paso, que perderá por mucho que se esfuerce.

Lo peor no es poner sobre la mesa la idea de que Zidane no tiene personalidad, sino esas últimas palabras del párrafo en las que insinúa que el Real Madrid perdió el partido porque el técnico francés alineó a Bale y este se lesionó. Hay que tener la mente muy cruda, la sangre muy fría y la conciencia muy sucia para vomitar tanta ira en tan poco espacio y luego pretender dar lecciones morales y deportivas a un madridismo que cabalga a años luz de ti, Relaño.

La traca final se la guarda Relaño para el último párrafo, ese en el que hace una especie de resumen de todo lo anterior, con disparos al viento y el nombre de Florentino Pérez metido con calzador. Dice que nadie entendería que Bale fuera titular en Cardiff "por muchas complacencias que sobre él tenga depositadas Florentino". En su día dijo lo mismo sobre James Rodríguez, jugador que, salvo sorpresa, se irá del Real Madrid este verano porque no cuenta para Zinedine Zidane. La del colombiano fue una teoría que se comió con todas las de la ley cuando apenas había empezado su campaña. Con Bale pasará lo mismo. No sabe -o si lo sabe pero prefiere no asumirlo- Relaño que el entrenador del Real Madrid toma las decisiones por el bien del colectivo y no por los intereses o gustos de su presidente.

Por último, Relaño denuncia que la posible suplencia de Gareth Bale en Cardiff la ha tenido que anunciar el propio jugador y no Zidane. Es deprimente que un hombre con tantos años a cargo de un medio de comunicación se crea sus propias mentiras. Y es que Zidane nunca ha dado pistas sobre una alineación antes de un partido. Nunca. Ni siquiera en partidos más cómodos o en noches intrascendentes. Con lo de Isco y Bale se ha limitado a seguir su hoja de ruta habitual. Sin embargo, para Relaño eso es un dardo envenenado y confirma al francés como un técnico sin personalidad que parece tomar decisiones según le venga el aire de un lado o de otro. La diferencia es que Zidane triunfa en lo suyo con su estilo y Relaño ha quedado para soltar pataletas y algún berrido de vez en cuando.