Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
El despecho de Cristiano y las travesuras de Dembélé

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

El despecho de Cristiano y las travesuras de Dembélé

Escrito por: La Galerna11 diciembre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Antes de nada, felicitar a 'La Ouija Today' por darle un hueco al deporte femenino en su portada de hoy, que se ha podido llevar a cabo porque el propio periódico homenajeó a la mujer en la gala de los premios del deporte de 'AS' que tuvo lugar este lunes. Al César lo que es del César.

Y ahora, vamos al grano. Cristiano Ronaldo está despechado. Es normal. Ha dejado al amor de su vida por alguien que le querrá más, pero nunca mejor. Cristiano va a echar más de menos al Real Madrid que el Real Madrid a Cristiano, y mira que estamos echándolo de menos. Quedarse sin el Balón de Oro ha sido una losa difícil de levantar para él. Incluso escuchar el himno de la Champions League no es lo mismo si no lo haces con el escudo blanco bordado en el pecho. Él lo sabe. Él lo sufre. Y por eso siente ese angustioso anhelo.

El portugués siempre fue como un niño consentido, que decía lo que quería cuando quería, pero al que se le perdonaba todo porque su impacto futbolístico era -y es- mayor que todo lo demás. Ahora, en Italia, sigue siendo igual. No ha cambiado nada. Él tampoco ha cambiado. Dice lo que piensa aunque esté equivocado, como es el caso. La Juve no es mejor que el Real Madrid. Puede serlo puntualmente alguna temporada, pero nunca lo será de forma continuada. Nadie es mejor que el Rey. Y, sobre la humildad, ¿qué te vamos a decir, Cris? A ti te encantaba señalarte el escudo y decir que aquí estabas tú en cada gol importante, en cada partido grande, en cada título. Tú eres el Real Madrid. Eso es lo que de verdad te duele. Eres el Real Madrid y en Turín no puedes demostrarlo. Aún así, con tu despecho eterno y esas palabras envueltas por rencor, te queremos, te añoramos y nunca nos olvidaremos de ti.

Para acabar, y dejando a un lado los líos de faldas en el PSG con Neymar y Mbappé como protagonistas -nos da demasiada pereza hablar de esto en diciembre sabiendo que en verano no hablaremos de otra cosa-, toca divertirse con Ousmane Dembélé, que lo mismo te marca un gol decisivo un día como llega tarde a entrenar al día siguiente. Es travieso Ousmane.

Se encuentra ahora la prensa cataculé ante una preciosa dicotomía. Hace semanas pedían casi a gritos la venta del chaval... y ahora no saben si seguir ese camino o el contrario. Con eso de que Dembélé se ha mostrado decisivo, algunos piden indulto y mirar hacia otro lado, como si el francés fuera Ronaldinho en su mejor época. O en la peor. O en las dos.

Así todo, Ernesto Valverde intenta transmitir en sala de prensa la importancia de la implicación y la profesionalidad, pero va a tener difícil que su mensaje cale si al día siguiente de un nuevo lío aparece 'Sport' poniendo paños calientes y haciendo como que no pasa nada. Cuando ganas, hasta las faltas de respeto a otros compañeros no parecen graves. Veremos cómo tratan a Dembélé si decide seguir así y llegan los malos resultados...