Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Cristiano: su historia y la nuestra

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Cristiano: su historia y la nuestra

Escrito por: La Galerna25 noviembre, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días, amigos. Prosigue el mundial en Catar, sin que entre la jornada de ayer y la de hoy se tenga constancia del fallecimiento de ningún otro obrero indio o pakistaní en la construcción de los estadios, más que nada porque los estadios hace tiempo que se terminaron de construir. Allí, en esos mismos recintos donde murieron insolados, de sed y desesperación, miles de trabajadores/esclavos, van transcurriendo los partidos y van haciendo acto de presencia las grandes estrellas, entre ellas, ayer, Cristiano Ronaldo.

Debajo del anuncio de una entrevista con Galtier en la hoja parroquial de Al Khelaifi, se nos informa de que Cristiano marcó de penalti uno de los goles con los que Portugal derrotó a Ghana, y se convierte de este modo, como informa Marca, en el primer jugador de la historia que anota gol en cinco mundiales distintos. Es un hito sobresaliente por lo que revela de perseverancia en la excelencia, de longevidad en la élite. No somos amigos de la hipérbole, en la que tan frecuentemente se cae para evaluar este tipo de cosas, pero no pensamos discutir con quien afirme que estamos ante el mejor jugador del fútbol moderno. Jugador que, por cierto, estuvo diez años en el Real Madrid, ganando varias veces todo lo ganable (incluidas 4 Champions) y pulverizó absolutamente todos los récords concebibles, en particular el de los goles. Diez años a gol por partido. No puede ser verdad.

Pero lo es. Como lo es que, ahora mismo, Cristiano Ronaldo está sin equipo. Esta última circunstancia ha impulsado a Twitter Madrid, o a un sector del mismo, a sugerir la conveniencia de refichar al portugués. No nos parece indicado, aunque ya conocéis la pluralidad de La Galerna y no os extrañe encontrar en las próximas horas o días, en el seno de este vuestro portal, voces que defiendan lo contrario.

No nos parece indicado que vuelva porque la propia grandeza de Cristiano en la Historia del Madrid convertiría cualquier retorno en un sucedáneo fugaz y descafeinado. Hay libros que no se pueden cerrar de cualquier manera, meganovelas que no admiten apéndices acomodaticios, leyendas orales incompatibles con puertas de vodevil que se abren y cierran. Vamos a decir una barbaridad, viniendo además como viene de un resultadista consumado como este humilde portanalista: el retorno de Cristiano al Madrid no sería conveniente ni aunque saliera bien.

Así que no es solo el riesgo de que saliera mal. Hay una alta probabilidad de que lo hiciera, un riesgo de que su presencia desestabilizara el vestuario más sano y ajeno a egos tóxicos que ha tenido el club en mucho tiempo. Pero esto es casi lo de menos. Cristiano no puede volver al Madrid porque la propia vuelta contaminaría el recuerdo, con independencia del resultado deportivo que cosechara la toma de esta medida. El mito y el cortoplacismo son verbos de conjugaciones distintas, irreconciliables. Esto es así por definición, por el orden natural de las cosas, que es insobornable. Cristiano es  al madridismo la réplica contemporánea de D. Alfredo. D. Alfredo se fue mal del Madrid, como se fue mal Cristiano, y de alguna forma que tiene que ver con alguna filosofía ancestral estuvo bien que estuviera mal, como está bien que no haya movimientos posmodernistas en el poso insondable que quedó. Cristiano no puede volver a jugar en el Madrid porque D. Alfredo tampoco volvió al club tras su choque de trenes con D. Santiago.

Y punto.

El resto de portadas del día oscilan entre la exhibición de Richarlison con Brasil, asistido por Vini (estos dos sí harían buena dupla en el fútbol de clubes blancos), hasta la sobredosis de glucosa con terminaciones en i latina que nos trae la apropiación cataculé de la goleada de la llamada roja ante Costa Rica.

Con vuestro pan os lo desayunéis, amigos.

Pasad un buen día.

 

 

Tweets La Galerna

Se pasó ocho años @antoniohualde despotricando de Bale porque no hablaba español. Ahora le parece que Bellingham en cambio bien... aunque tampoco habla español.

Sin embargo, creo que le entiendo, aunque no comparta su texto.

Estamos ante un escenario -en fútbol y baloncesto- que puede hacer de 2024 el mejor año deportivo de nuestras vidas.
Concentración, humildad y ¡a por ello!
¡VAMOS REAL!

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram