Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Cristiano Ronaldo no podía retirarse en el Real Madrid

Cristiano Ronaldo no podía retirarse en el Real Madrid

Escrito por: Antonino De Mora23 febrero, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hace ya más de siete meses que Cristiano Ronaldo fichó por la Juventus de Turín y, sin embargo, no fue hasta la noche del miércoles cuando muchos de nosotros digerimos del todo su marcha.

Volvía CR7 al Wanda Metropolitano, esta vez con otra camiseta, capitaneando la nave de otro equipo y buscando unos objetivos distintos a los de todos los que una vez fuimos sus aliados. El estadio y la afición del Atleti lo recibió como siempre ha hecho, con ese odio indisoluble que discurre por sus venas y que las corroe de envidia cuando tienen enfrente al mejor jugador de la historia del Real Madrid, ese que tantos disgustos les ha dado, ese que tantos goles les ha inflingido, ese que les arrebató dos Copas de Europa, ese que tiene más palmarés en una de sus botas que todo el Atlético de Madrid en más de cien años.

De nuevo vino a mi mente el eterno debate del porqué los grandes jugadores del Real Madrid no terminan sus carreras en el club y de nuevo tuve que salir a discutir con los tres amigos con los que veía el partido de esa temática. “Es sencillo”, publiqué después en Twitter, “Cristiano merecía retirarse en el Real Madrid, pero el Madrid es demasiado grande para que ni siquiera él, el mejor jugador de su historia, pueda retirarse aquí”. Ahí se resume todo: ni la grandeza de uno de los cinco mejores jugadores de todos los tiempos es suficiente en comparación con la del mejor club que jamás ha existido.

No pudo conseguirlo Raúl, ni Butragueño, Figo, Roberto Carlos o el mismísimo Di Stéfano. No lo consiguieron Casillas, Hierro o Hugo Sánchez. Ninguno de ellos pudo colgar las botas en el club de sus vidas, en el equipo que los hizo grandes por la sencilla razón de que llegó un momento en que, por competitividad, por rendimiento o simplemente por el paso del tiempo no pudieron mantener el nivel que se exigen en el mejor club del planeta fútbol.

Mucho me ha dado que pensar ese tema. Imagino lo difícil que tiene que ser para todos esos grandísimos jugadores, para todos los que una vez estuvieron en el Olimpo del balompié mundial encontrarse de bruces con la realidad. Verse un día cualquiera, todavía a un nivel altísimo pero que, sin embargo, ya no alcanza para jugar aquí. Tipos con balones y botas de oro, con zamoras y pichichis en su palmarés, viéndose sobrepasados por la edad y por una panda de chavales que llegan para relegarlos al banquillo. Ocurrió con Raúl y el Buitre, con Morientes y Ronaldo, con Marcelo y Roberto Carlos y con tantos otros que creyeron que siempre serían indispensables para la entidad y luego la dura realidad les enseñó que todos los grandes jugadores pasan y lo único que sobrevive es el Real Madrid.

los grandes jugadores pasan Y lo único que sobrevive es el real madrid

A Cristiano le queda al menos media década de grandísimo fútbol y su marcha del club se ha debido a otros motivos, ya que, a todas luces, este año seguiría siendo indiscutible en cualquier alineación. Sin embargo, sí me imagino lo difícil que habría sido desprenderse de él cuando su tiempo hubiese llegado, lo difícil que fue hacerlo con don Alfredo en su día o, más recientemente, con Iker Casillas. Pienso muchas veces lo que costará hacerle entender a Sergio Ramos dentro de unos años que ya no da para jugar en el Madrid y las campañas mediáticas que tendremos que tragar para que se quede. Recuerdo la marcha de Raúl y todo el ruido que generó y también me acuerdo siempre que hablamos de este tema del único caso en más de ciento diez años de historia que ha sabido retirarse a tiempo. Fue él, Zinedine Zidane, el único de la era actual que tuvo claro que su hora llegaba, el único capaz de dejar de lado otros tres o cuatro años de gran fútbol por retirarse en el Madrid. Él no quiso viajar a Qatar o cruzar el charco. No quiso jugar en un equipo de segunda fila inglesa o probar suerte de nuevo en Italia. Zizou prefirió retirarse en lo más alto aun a sabiendas que hipotecaba media década de seguir haciendo lo que más le gustaba. Y eso no es nada fácil… por eso, probablemente, es tan encomiable.

Y no se engañen ustedes, no sólo en el Madrid ocurren estas cosas, esa es otra de las grandes mentiras que la prensa deportiva y el piperismo más rancio nos quiere hacer creer. Ni Ronaldinho, Eto´o, Xavi, Iniesta, Valdés, Cruyff o Kubala se retiraron tampoco en el FC Barcelona. Todos tuvieron la misma suerte que los nuestros porque ambos clubes aspiran a lo mismo. “El Madrid trata fatal a sus leyendas y el Barça no” es una de esas patrañas que no se vuelven verdad porque se repitan hasta la extenuación. No es así ni nunca lo ha sido aunque nos lo quieran vender como tal. Y me atrevo a decir más: ojalá nunca sea así al menos en nuestro caso, porque el día que la dinámica se vuelva en nuestra contra y que el Real Madrid tenga que bajar sus aspiraciones para contentar a los que una vez fueron sus grandes jugadores, toda el esplendor conseguido durante estas décadas quedará reducido a un palmarés repleto de copas que ya no se volverán a ganar.

Antonino De Mora
Antes de nacer yo ya era del Real Madrid. Y habiendo visto jugar a Raúl, Ronaldo, Figo, Zidane, Cristiano y compañía, no entiendo cómo puede haber gente que no lo sea. Es, parafraseando a un grande, "como renunciar voluntariamente a la felicidad".

13 comentarios en: Cristiano Ronaldo no podía retirarse en el Real Madrid

  1. En los grandes clubes solo se retiran los jugadores que se adaptan al banquillo y que prefieren seguir en su club en lugar de jugar alguna temporada más, casi siempre a buen nivel en otros equipos. Eso no es ni mejor ni peor, ambas decisiones si se adaptan al interesado son buenas. Evidentemente Cristiano no tiene una personalidad compatible con no brillar hasta el último día de su vida, es un narciso y un ego desatado, por lo tanto acercándose al ocaso cuanto más lejos mejor.