Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Bartomeu y el siroco

Bartomeu y el siroco

Escrito por: Pepe Kollins12 enero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Decimos que a alguien “le dio un siroco” para referirnos a los efectos de una enajenación transitoria. El siroco o jaloque es un viento que sopla desde los desiertos de Arabia Saudí y del Sahara hacia el mediterráneo, generando una atmósfera opresiva tan angustiante que tradicionalmente se le ha vinculado a la locura.

Precisamente este es el motivo que sospecho ha debido padecer el presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu y su junta directiva al decidir la contratación de Xavi Hernández como nuevo técnico del equipo azulgrana. Para empezar con la explicación de dicha perturbación, destacaré que ya llevan dos días negociando en Doha, tanto Eric Abidal, director deportivo del Barcelona, como Óscar Grau, CEO del club azulgrana sin que ni tan siquiera se haya comunicado al actual entrenador, Ernesto Valverde, que lo van a destituir. La información que fue anunciada por RAC1 ya ha sido corroborada por todos los medios deportivos y generalistas catalanes. El propio director deportivo del club qatarí, Ghulam Al Balushi, reconoció ayer que el Barça está negociando con Xavi para una incorporación inmediata y ya le deseaba “éxito dónde quiera que vaya”. A la espera de disputar la vuelta de las semifinales de Copa de Qatar este domingo, Xavi declaraba que para él “el Barça es un sueño, lo he dicho muchas veces, es el club de mi corazón”. La operación, por tanto, es un hecho y Valverde, doble campeón de Liga con el club azulgrana, observa desde la distancia como lo llevan a cámara lenta hacia el patíbulo.

Prosigamos pues con el guion de la chaladura: Ernesto Valverde es actualmente el primer técnico del equipo que va líder en LaLiga, pese a enfrentarse a un Real Madrid que no es el del año pasado y, esta vez sí, se muestra competitivo, como demuestra el hecho que solo ha perdido un partido. A su vez, el Barça está clasificado para la siguiente ronda de Champions League clasificados como líderes de uno de los grupos más complicados. También es el equipo más goleador con creces.

Ante este panorama, el club ha optado por cambiar de entrenador, justo en el ecuador de la temporada, tras quizás el mejor partido del Barça este curso, estropeado por 15 malos minutos finales en el transcurso de una semifinal de la Supercopa. Si la confianza en Valverde era tan escasa como para cuestionarle con estos resultados ¿por qué comenzó la temporada? Díganme si no es para pensar que les ha dado un golpe de viento.

Si la confianza en Valverde era tan escasa COMO PARA CUESTIONARLE con estos resultados ¿Por qué comenzó la temporada? Díganme si no es para pensar que les ha dado un golpe de viento.

Quizás el trastorno les haya llevado a deducir que si el primer chasco de la temporada se produjo en el desierto, del desierto tenía que venir la solución. Porque esa es otra: el relevo no es Marcelo Gallardo, flamante técnico de River Plate, o Koeman entrenador de la renacida selección de los Paises Bajos, o Ten Hag, el hombre que deslumbró con el Ajax el año pasado, todos ellos mencionados como posibles candidatos. La opción elegida es Xavi Hernández, el hombre del césped – el Jardiner para La Galerna –, el portavoz del régimen “democrático” qatarí, un técnico que tiene por todo bagaje media liga en Qatar, campeonato en el que su equipo va cuarto y donde ya ha sido cuestionado por su propia afición que apenas hace un mes gritaba “Xavi out”, tras su cuarta derrota en seis partidos.

Alguno sacará a colación el caso de Guardiola, pero ni por asomo es lo mismo. Parte del entorno azulgrana lleva tiempo reclamando el retorno al estilo Barça – conscientes de que Messi se termina, de que no hay relevo posible que pueda compensar al argentino -, con la esperanza de perpetuar la competitividad en base al concepto del “estilo Barça”, pero obviando que ese estilo siempre estuvo validado no por una filosofía sino por unos jugadores de una enorme calidad y peculiar cualidad que posibilitaba su éxito rotundo. Raijkaard, Van Gaal y Cruyff pudieron hacer lo que hicieron gracias a los jugadores de que dispusieron, lo cual fue elevado a la máxima potencia por Guardiola, que contó con Pique, Alves, Busquets, Iniesta, Xavi y Messi. Sin ellos tuvo éxito en Alemania o Inglaterra, pero a mucha distancia de lo logrado con ese plantel.

se reclama el “estilo Barça”, pero obviando que ese estilo siempre estuvo validado no por una filosofía sino por unos jugadores de una enorme calidad y peculiar cualidad que posibilitaba su éxito

Ahora Xavi no dispondría de nada parecido. Todo lo contrario. Si el Barça ya no se impone con la contundencia de antes es porque tiene muchas vías de agua en la plantilla: una delantera escasa, con un tridente titular, donde Suárez ha bajado su rendimiento y Griezmann es desplazado a una posición a la que no está acostumbrado. El único recambio a los tres es Ansu Fati. Un centro del campo que no carbura, con un Busquets y un Rakitic en declive, con un Frank de Jong que no termina de rendir como se esperaba y un Arturo Vidal que aporta empuje, garra y goles, pero que, precisamente, resta en esos valores futbolísticos que se pretenden recuperar. Y lo peor de todo es la defensa, donde los únicos jugadores capaz de primer nivel son Piqué y Jordi Alba. Pero, en definitiva, la que se encontraría Xavi es una plantilla desgastada, con un eje central (Messi, Suárez, Busquets, Piqué y Alba) que promedia 32 años de edad y sin recambios de garantías.

Se está poniendo, por tanto, en riesgo a Xavi Hernández como entrenador, en tanto que incorporándose a mitad de temporada, no va a sucederle lo que le pasó a Zidane el año pasado, puesto que si el equipo azulgrana no consigue ganar nada, en este caso será el de Terrassa el que lo habrá perdido, tras recibir un equipo en todo lo alto.

Hay quien apunta que el motivo de la junta y Bartomeu para dar este paso es precisamente el de quemar a Xavi, no como entrenador propiamente, sino como uno de los cartuchos que todos los indicios lo situaban en una candidatura de la oposición – la de Victor Font - en las próximas elecciones a la presidencia. Si sale bien, perfecto. Y si sale mal, se desactiva una de las mejores bazas de la que disponían los rivales electorales Un win-win, sin duda, pero para ellos, la candidatura avalada por Bartomeu, no para el Barça que sería en este caso el damnificado.

si sale mal, se desactiva una de las mejores bazas de la que disponían los rivales electorales Un win-win, sin duda, pero para ellos, la candidatura avalada por Bartomeu, no para el Barça que sería en este caso el damnificado.

Por otro lado, cabe pensar que está decisión – dado lo traumática que es - está cuando menos avalada por Messi, por más que el argentino asegurara tras la eliminación contra el Atlético de Madrid que “hay plena confianza en el míster”. Nunca se tomaría una decisión de este calado sin el beneplácito del argentino que, por otra parte, es muy amigo de Xavi. El último técnico al que promocionó fue el Tata Martino. En aquella ocasión, eso sí, no estuvo ocasionado por el siroco.

Pepe Kollins
Redactor jefe de La Galerna @pepekollins

5 comentarios en: Bartomeu y el siroco

  1. Pues a mi, lo que haga Bartomeu y sus oscuras intenciones me la traen al fresco. El Jardiner no me gusta ni como persona ni como jugador, solo me gusta como articulista de La Galerna, ja ja ja. Como entrenador está por ver. Puede salir bien y puede salir mal. Como no puede ser de otra manera, preferiría que saliera mal (soy tan sincera como Piqué) pero ahí se acaba mi interés por el tema.

  2. La situación es bochornosa por todos los lados. Lo que me interesa es: 1. Cómo se blanqueará desde la prensa la negativa del Jardiner. 2. La reacción del único señor en todo esto: Valverde.
    No quiero pensar si esto pasa en el Madrid, el comportamiento de la prensa.

  3. La invencible estrategia del equipo del país de la esquinita siempre ha sido absolutamente novedosa y muy difícil de imitar para el resto de equipos: los asistentes muy abiertos a las bandas y el culégiado dominando el centro del campo y las áreas.

  4. Me temo que el Jardiner ha tenido un arrebato de lucidez y se ha echado para atrás.
    Me habría encantado verle en las ruedas de prensa con la cinta métrica protestando por la longitud del cesped y con el higrómetro protestando por el exceso de humedad del terreno, cuando los resultados se torcieran.
    Parece que su opción está en el futuro, una vez que Messi haya terminado su carrera, y después de que el técnico de turno se vea obligado a anunciar la jubilación al "astro argentino".
    El Jardiner ha debido pensar: "aparta de mi este cáliz". Mejor seguimos en Quatar, Estado modélico en el que se vive muy tranquilo.
    Saludos.

  5. Lástima que no venga el gaznápiro ese. Con el gato que le tengo, me hubiera "motivado". De todos modos, me quedaré con lo positiva. Si no ha accedido a venir es porque barrunta muchas dificultades en el club y malos resultados. A victimistas, cínicos y ventajistas es muy difícil ganarles, por no decir imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Muy buen articulo hoy en @lagalerna_ de @Israelgmontejo: "La más importante de las cosas menos importantes" https://www.lagalerna.com/lo-mas-importante-de-las-cosas-menos-importantes/ vía @lagalerna_

"Caprichos de la historia del club, mientras el Real Madrid de fútbol se atascaba en Europa, el de baloncesto despegaba con fuerza".

@jluisllorente recuerda la SÉPTIMA del @RMBaloncesto 🏀.

https://www.lagalerna.com/recuerdo-de-la-septima-de-baloncesto-i/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram