Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Autocrítica

Escrito por: La Galerna3 octubre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Por decir algo. El Real Madrid volvió a perder y la situación ha pasado de fea a feísima. Sin paños calientes. No es la crisis más galopante de los últimos años, pero no podemos mirar hacia otro lado. Evidentemente guardaremos con mimo las portadas de los diarios cataculés porque en primavera canta otro gallo y pasa lo que pasa, pero hoy, 3 de octubre, hay que mirarse al espejo y asumir que este Madrid tiene un problema. Se acumulan los fallos individuales y faltan soluciones a todos los niveles.

Sabíamos que íbamos a echar de menos a Cristiano Ronaldo, pero no hasta el punto de estar más de cinco horas sin marcar un gol. "Es responsabilidad de todo el equipo", lanzó ayer Lopetegui en una mezcla de defensa a Benzema -le preguntaron por la falta de gol del francés- y crítica al nivel ofensivo del colectivo. Tiene razón. Hay que exigirle mucho más a Karim, pero también pedir al resto que dé un paso hacia delante. Que se haga lo que se hizo a principio de temporada, sin ir más lejos. Que todos sumen y no se dependa de Bale, por ejemplo.

No fue el partido de Moscú el más desastroso de todos los tiempos, aunque tampoco conviene achacar todo a la mala suerte -estrellamos tres remates en los palos- o a la falta de puntería. No ante un CSKA que, con todos los respetos, es muy inferior al Real Madrid. Se debió jugar mejor -la segunda mitad contra el Atlético de Madrid podría ser un buen ejemplo- y no se hizo. Al menos nos quedó la potente irrupción de Mariano, que luchó por cada balón como si fuera el último y estuvo cerca de encontrar el premio del gol con un cabezazo descomunal. Si Lopetegui hace autocrítica y busca una nueva forma de armar su puzzle, Mariano debe estar en él.

Sea como fuere, la situación no es insalvable. En Liga compartimos liderato con el Barcelona y en Champions League seguimos dependiendo de nosotros mismos para estar en octavos de final sin excesivos problemas. Se puede recuperar la confianza y regresar a la senda tan esperanzadora que descubrimos en agosto, aunque para ello hay que sentarse, hacer autocrítica y asumir que sólo trabajando y reconociendo errores se podrá llegar al destino marcado.

Disfruten, queridos antimadridistas. Disfruten mucho de este momento. Gocen y regocíjense, porque el Real Madrid tiene la fea manía de levantarse siempre. Y cuando lo haga, que lo hará, será para golpear con más fuerza que nunca.

66 comentarios en: Autocrítica