Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
El chasis y la chapa

El chasis y la chapa

Escrito por: Antonio Escohotado1 octubre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Abundaron a mi juicio las jugadas interesantes del Real ante un Valladolid casi invulnerable por arriba y por el  centro, favorecido con dos palos, varias paradas inverosímiles de Roberto y fallos garrafales de Jovic, que habrían roto antes el empate y más tarde el incordio de jugar tanto tiempo expuestos a la igualada. Por parte del míster, me pareció imaginativo volver en esencia a lo planteado ante el Betis, que privó a los vallisoletanos de ocasiones durante todo el primer tiempo y parte del segundo; pero ganar dependería de darle entrada a Vinicius y Asensio, retirando a un Isco inoperante y a un Jovic que salió malparado de cualquier comparación con el mallorquín, por más que jugar más profundo y mejor le diese también alas y fuelle al rival, forzando tres paradas excepcionales de Courtois.

Aunque sea opinión generalizada que Zidane administra una plantilla de ensueño, sospecho que nunca estuvo en sus planes la posibilidad de seguir teniendo ausente a Hazard. Detecto un mérito descomunal en gestionar una fractura de cigüeñal con lo equivalente a una reparación de carrocería, demostrando que una combinación de veteranos con novatos bastaba para ganar la Liga, nada menos, y convertir la larga espera del belga en algo fructífero en vez de paralizante. Lo pensaba mientras veía a Valverde acercándose anoche al de los mejores partidos, merced a una dosificación como la aplicada en el caso de Vinicius, pues los muy jóvenes están expuestos a desconfiar de sí en medida muy superior a los experimentados, y solo un entrenador sagaz sabe suavizar los altibajos en autoestima con titularidades y suplencias, disponiendo de más o menos minutos.

Señales parejamente positivas llegaron a través de Asensio, un superclase muy activo ya en la conquista de varias Orejonas, cuyo único problema parecía ser la continuidad. Conduciendo, pasando y chutando muy pocos pueden emularle, y bien podría haber madurado en aplomo y tenacidad sobreponiéndose a una de las peores lesiones. También contribuyó a reforzar el potencial blanco la salida de Carvajal, un jugador no sobrado de glamur, y algo leñero, pero excepcional por fuerza, empeño y oficio. Por lo demás, Odriozola mostró ser veloz y profundo en un par de lances, y habrá ocasión de ver cuál de los dos juega más. Modric alternó destellos de genio con muestras de fatiga, Casemiro anda algo disminuido, y Marcelo merece oportunidades, entre otros motivos porque espolea a Mendy,   aunque sigue sin consumar una alta proporción de sus iniciativas.

Ramos y Varane no perdieron un solo balón, serenos a la hora de darle salida e intratables por alto. La trinidad que forman ellos dos y Courtois podría ser el más sólido baluarte defensivo de Europa, si me permiten dar rienda suelta a la admiración.

Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

10 comentarios en: El chasis y la chapa

  1. "fallos garrafales de Jovic"

    Me vais a tener que ayudar. Recuerdo 1 fallo del serbio, cuando le pasa Valverde y tampoco diría que garrafal, tira con