Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Abducidos

Escrito por: La Galerna7 octubre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. A lo largo de la historia del fútbol español, hemos acumulado sonoros ejemplos de futbolistas extranjeros que se han mimetizado tanto con su club de acogida que al final resultó incluso difícil distinguir su noble cuna. Así conocimos a un Don Alfredo castizo, capaz de tomar mate, sí, pero también de acompañarlo de gallinejas y entresijos. Así llegó un espigado holandés a Barcelona. Tanto se catalanizó por esos lares que bautizó a su hijo como Johan Jordi. Al final, y más allá de antagonismos futbolísticos y rivalidades, tanto Don Alfredo como Johan son un poquito de todos, del mismo modo que el Quijote puede ser tan hispano como estadounidense, japonés o chino.

Sin embargo, en ocasiones se envuelve al extranjero que llega en un fervor patriótico que degenera en esperpentos como Titi Henri con una senyera de pareo, balbuceando pamplinas revolucionarias de Bravehearts de andar por casa que alguien le ha soplado en la oreja minutos antes. Aún se recuerda en el Botxo a Bixente Lizarazu manifestar su amog pog cologes ikurriña con tan inequívoco acento francés como poco RH negativo.

Cuando suceden estas cosas es cuando la integración se convierte en abducción y los abducidos, personas aparentemente respetables como el croata-sevillano Ivan Rakitic, desfilan por las primeras planas del rinconcito soltando bravatas y fruslerías como si no hubiera un mañana. Huelga decir que de no ser por él, hoy nos hubiéramos desayunado un insufrible portanálisis estilo Manolo el del Bombo. Al menos tenemos algo que comentar.

sport-750

Y no es poco. Dice Rakitic desde la primera plana del diario Sport que su equipo, el mes que un club, puede ganar el triplete CADA año. Lo dice sonriendo, de brazos cruzados, sin pestañear. Y uno no recuerda semejante fanfarronada de sus labios cuando el croata jugaba en el Sevilla. Las abducciones es lo que tienen. Que cualquier día vemos a Iván poniendo flores en la Diada a Rafael Casanova y a Ter Stegen bailando sardanas, aunque al alemán sí que le vemos marcarse un baile cada jornada.

Bromas aparte, imaginen por un instante que las palabras de Rakitic las hubiera pronunciado, no sé, cierto futbolista nacido en Madeira hijo de Dolores. Imagínenlo. La portada de hoy del diario Sport pasará desapercibida, ya lo verán, no generará tumultuosos debates de chiringuito ni protagonizará editoriales de pedreroles. O sí. Pero su onda expansiva será tan limitada como una piedra en un charquito. Si CR7 hubiera dicho algo semejante hablaríamos de tsunami. Arrogante, chulo, prepotente, mal ejemplo, niñato. No oirán nada semejante de Rakitic. Arbeloa, malo; Piqué, especial; Mourinho, antifútbol, Simeone, intensidad. Qué cosas oigan.

No dejamos la hoy profusa portada del diario de Mascaró para embriagarnos un instante en su espíritu solidario para con España, “La Roja”, el equipo de todos, que ayer rascó un empate ante la superviviente Italia. Fue un buen partido que ocupa el resto de primeras planas como desmenuzaremos un pelín más adelante. Sin embargo, para Sport, ni el gol de Vitolo, ni la cantada de Buffon, palmero de Casillas, ni el nuevo penalti cometido por Sergio Ramos merecen comentario alguno. Lo único que les preocupa por allí es la lesión de Jordi Alba.
Para meterse en la caja de embalaje del Barça.

as-750

Como apuntábamos en líneas precedentes, el resto de la prensa deportiva sí dedica sus primeras planas de hoy al partido disputado anoche en Turín. Con mayor o menor ingenio pero ahí están. Con la habitual maledicencia de Relaño y sus soçis para enfatizar que Ramos cometió su enésimo penalti y estimular, sin saberlo, al karma madridista para que marque un nuevo gol en el minuto 93. Pero como cuando Alfredo pontifica sobre “La Roja” nos aburre tanto como los panegíricos de Pep, hoy limitaremos a una línea nuestro comentario.
Sí rescatamos un faldoncillo de Marca donde se asegura que James medita volver antes a Madrid a recuperarse de su lesión y dejar a los cafeteros para otro día.
Hazlo, James, anda. Si tienes dudas, lee a Ramón Álvarez de Mon y acabarás por convencerte.

Ved el resto de las muy prescindibles portadas, y pasad un memorable fin de semana, amigos galernautas.

marca-750 mundodeportivo-750