Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
A buenas horas

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

A buenas horas

Escrito por: La Galerna22 septiembre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Hoy la prensa deportiva madrileña, al alimón con las instituciones, se rasga las vestiduras, pone el grito en el cielo y dedica sus portadas a anunciar el llanto y crujir de dientes que seguirían a una eventual independencia de Cataluña, centrando el sombrío panorama que describen (como no podía ser de otro modo, dada su especialidad) en las consecuencias que dicha coyuntura acarrearía en el plano deportivo.

La Galerna no es una publicación política. Es (eso sí) una publicación escrita mayoritariamente por españoles (aunque no solo por ellos) que en su mayoría consideran que la independencia de Cataluña sería una pésima idea para todo el mundo pero sobre todo para Cataluña. Y no lo consideran en aras de un patrioterismo español rancio y/o mal entendido, sino desde un punto de vista meramente pragmático. Solemnemente y de modo general nos declaramos en contra de la creación de problemas, entendiéndose por tales la independencia de Cataluña o la hipotética necesidad de dejar de fichar cracks mundiales para que por fin pueda jugar Jesé.

marca.750 (2)

as.750 (2)Coincidimos con las portadas de As y Marca en que la secesión catalana traería consigo una gran cantidad de tribulaciones, entre las cuales las menos devastadoras son los que atañen a la Liga de fútbol o resto de competiciones deportivas.

Nos parece sin embargo que hay algo de fariseísmo en el agudo contraste existente entre esta súbita demonización de la independencia y el calzonquitismo exhibido durante años respecto al club que, de forma institucionalmente clara e inequívoca, ha jugado por y para la causa de la independencia de Cataluña (o del "proceso de construcción nacional catalán") a lo largo de las últimas temporadas.

-Pero oigan, ¿qué dicen ustedes? A ver si ahora va a resultar que decir que Messi marca golazos es apoyar la independencia de Cataluña.

Naturalmente, no lo es. Empero, tan injusto sería aseverar tal cosa como ingenuo no darse uno por enterado de la conexión deportivo-mediático-institucional existente entre los éxitos del Barça y el referido camino de construcción nacional del pueblo al cual el Barça dice representar a la par que abraza indisimuladamente dicha causa. As y Marca hacen muy bien en señalar que Messi marca muchos y memorables goles. Pero no se aprecia coherencia alguna cuando durante más de un lustro te arrojas en los brazos del Barça, glorificando su fútbol hasta extremos de notable papanatismo, y después te quejas amargamente anta la posible inminencia de aquello que el Barça, como entidad jurídica, ha defendido sin complejos. Cuando As puso en portada, a cinco columnas y buscando un tono épico, el gol de Iniesta en Stamford Bridge, no solo estaba bendiciendo con arrobo el mayor atraco en la historia del fútbol europeo, sino que además contribuía de manera nada despreciable a pavimentar el camino que nos ha llevado hasta esto mismo de cuyos peligros nos alertan hoy As y desde su portada Cardenal, confeso seguidor del Barça. A buenas horas mangas rojigualdas, cuando has manifestado el apabullante infantilismo (o, peor aún, el pasmoso cinismo) de decir que el Barça contribuía a la difusión de la marca España, como Cardenal llegó a afirmar.

Eso respecto a la prensa de Madrid y el secretario de Estado. Pero, ¿qué decir del propio Barça, que ahora pretende proclamarse independiente de la independencia? Pío pío que yo no he sido, como si todos fuéramos idiotas y las marchas en favor de la independencia hubieran pasado por la Condomina.

mundodeportivo.750 (2)

sport.750 (2)La prensa catalana, mientras tanto, a lo suyo. Lo suyo es destacar, en algún caso con signos de exclamación propios de la groupie más casquivana, que el Barça está empeñado en que Turan juegue ya, a pesar de que la sanción era hasta enero. Desde La Galerna proponemos una solución salomónica: que Turan juegue cuando el Barça cumpla alguna sanción disciplinaria por el cochinillo y el whisky que hicieron bully a Figo.

Caso de no ver esta solución con buenos ojos (a pesar de que nos resulta óptima) sugerimos al Barça que mande a la FIFA a Neymar, en calidad de emisario de buena voluntad, para solucionar el conflicto. Que lo mande, eso sí, con el sombrero que luce en la foto.

¿Quién se resistiría?