Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
2-4: Asensio deslumbra, Morata fusila

2-4: Asensio deslumbra, Morata fusila

Escrito por: Jesús Bengoechea6 abril, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

 

Empecemos por lo que importa. El Real Madrid jugó en Leganés un partido muy dinámico y vistoso cuyo rumbo positivo solo se vio amenazado por dos jugadas aisladas, si bien muy seguidas y que permitieron al Leganés acortar distancias cuando los de Zidane ganaban 0-3: un fuera de juego no señalado que la cámaras (oh) no quisieron repetir más de una vez y una mala colocación de Nacho, habilitando a Luciano, a la salida de un córner. Hasta esos dos momentos casi consecutivos, el Madrid había facturado una primera media hora eléctrica a lomos de un Asensio estelar, un muy completo Kovacic, una activado James y un Morata que (tras marrar en la definición de una espléndida jugada personal nada más comenzar) lo enchufaba todo dentro.

Lo cierto es que esa dos jugadas metieron al Leganés de nuevo en el partido, pero sólo en apariencia: las ocasiones continuaron cayendo del lado madridista, hasta que un nuevo saque de córner al inicio del segundo tiempo permitió a Morata (de nuevo, aunque esta vez con la ayuda de un defensa que en su afán por cometer penalti batió con la mano a su propio guardameta) abrir brecha en el marcador y relajar la situación. Zidane dio entonces entrada a Isco y Modric, quienes contribuyeron grandemente a dar un aire más académico al partido: los blancos pasaron a dominar el tempo como los comentaristas de televisión les reclamaban, adormeciendo el cuero en el medio campo aun sin renunciar a ampliar la renta. Parece que es solo en ese último tramo cuando el Madrid jugó bien a decir de los entendidos, como si el intercambio de fulgurantes ataques anterior no hubiera sido abrumadoramente favorable al Madrid en goles y sobre todo en ocasiones. Lo cierto es que el Madrid jugó muy bien de dos maneras muy distintas. Apabullantemente vertical con James y Kovacic, cerebral y aseado con Isco y Modric.

Con todo, y pese a los goles de Morata, que parece mucho menos desesperado de lo que la prensa quiere que esté, el partido quedará en la memoria del madridismo por la exhibición de Asensio, una estrella in the making, un meritorio rutilante, un rookie superlativo. Todo lo hizo bien porque todo lo hace bien. Su eslalon en el primer gol, que el balear regala a James tras dejar atrás a cuantos rivales le salen al paso, conduciendo con asombrosa precisión el balón pese a la velocidad de su maniobra, está ya en la historia, pero el repertorio no se quedó ahí: caños, sombreros, controles imposibles, pases al hueco. Y sacrificio: el gol lo fabrica desde el inicio porque él mismo roba el balón a un adversario. Su exhibición fue demoledora. Aunque no quepa hablar de sorpresa, porque no es la primera vez que destaca, la actuación que tuvo representa la más seria variación positiva en su curriculum desde que recaló en el club, con permiso de aquel golazo en Trondheim.

El partido se cerraría con el 2-4 pero las ocasiones no cesaron. Kovacic malogró un contragolpe de manual, Herrerín se lució a disparo de Lucas Vázquez y el propio Lucas, en las postrimerías del partido, estuvo a punto de meter un gol (señuelo de sombreros, amagos y regates) que habría hecho palidecer de envidia a Maradona. El llamado "Madrid B" es un equipo A.

ASÍ JUGARON:

-Keylor: Aunque sigue dando signos de alguna inseguridad, no se le puede culpar de los goles encajados. 5.

-Danilo: Mandó un balón al palo y cortó oportunamente más de una acción de peligro del Lega. Lejos del Bernabéu, sin la presión, juega mejor. 6.

-Marcelo: Muy desdibujado. 4.

-Nacho: Menos centrado e infranqueable que en otras ocasiones, habilitó con su posición a Luciano en el 2-3. Con todo, cumplió. Con más propensión a las faltas que en anteriores partidos, lo que no es necesariamente una mala noticia si sabe medirlas bien. 5.

-Sergio Ramos: Alternó despistes con algún quite de mérito. 5.

-Casemiro: Cumplió sin excesivo brillo. 5.

-Kovacic: Muy completo partido hasta que fue sustituido por Modric. Sacrificado en defensa y con la acostumbrada verticalidad con el balón en los pies. Glorioso pase a Morata en el 0-3. 8.

-James: Su acertado comienzo (estuvo en tres de los cuatro goles) se diluyó después. Pero ofreció más cosas positivas que negativas. 6.

-Asensio: La gran figura del partido. 9.

-Morata: Devastador frente a la portería rival y muy trabajador. 8,5.

-Lucas Vázquez: El acostumbrado desparpajo, el habitual afán. 8.

-Isco: Contribuyó a brindar pausa a un partido que en el momento de su entrada la precisaba. 6.

-Modric: Alentadores minutos. 7.

-Mariano: sin calificar por falta de tiempo.