Nacho: “Zidane es mucho más que flor”

Nacho: “Zidane es mucho más que flor”

por -
7

Pocas veces habrá asistido el madridismo al auge de la carrera de un canterano más sostenido y firme (por oposición a “fulgurante y efímero”) que el de Nacho Fernández. Yo, que escribí sobre Nacho un artículo titulado El guapo que logró dar miedo, tengo pendiente escribir otro que se titule El Guapo que logró ser importante. Es, como todo el mundo imagina e imagina bien, un verdadero placer charlar con este central tan inabordable sobre el campo como extremadamente accesible fuera de él.  La entrevista tiene lugar durante la concentración de la Selección Española pero en ella hablamos del Madrid, de Zidane, del Bayern que se nos viene… y del sólido auge de un jugador que, tanto en lo relativo a su club como al equipo nacional, parece haber llegado para quedarse. 

P: Debutas en 2011 en Mestalla y pasan 6 años desde ese debut hasta esta temporada, que existe un consenso en señalar como la de tu consagración como un jugador importante del Madrid. En tanto tiempo otros jugadores, hoy compañeros tuyos, salieron cedidos o traspasados con opción de recompra para foguearse y probar su valor. Pero tú, pese a que siempre hubo rumores, nunca saliste. ¿Es por madridismo? ¿Es por fe en ti mismo?

R: Por una mezcla de ambas cosas. Cada año he tomado decisiones que eran muy importantes para mí. Estoy en mi casa y no voy a estar mejor en ninguna otra parte. En Madrid tengo mi familia, mis amigos. El Madrid es el club de mi vida. Es donde quiero estar. La competencia ha sido siempre de diez, y aun así cada año he decidido quedarme. A día de hoy puedo decir que me ha salido bien. Nunca se sabe lo que puede pasar en el futuro porque el mundo del fútbol es muy complicado, pero a día de hoy estoy feliz. Es la mejor temporada de mi vida en el primer equipo, además.

P: ¿Coincides por tanto con lo que decía en la antesala de mi pregunta? No se puede decir que ahora seas titular pero tampoco que seas suplente. Lo que sí se puede decir es que eres importante.

R: Exacto. No me puedo considerar titular, porque sería faltar a la verdad, pero sí importante. Me siento especial.

P: ¿Qué recuerdo tienes de tus diferentes entrenadores desde que debutaste?

R: Mourinho es quien me hizo debutar. Es por tanto mi padre deportivo y tengo buenos recuerdos de él. Aprendí mucho de su exigencia en los entrenamientos. Después viene Ancelotti, otro tipo de entrenador, más pausado. Me dio la oportunidad de seguir jugando en el primer equipo. Es una bellísima persona. Es verdad que no me hizo jugar demasiado, o que no jugaba ni mucho menos tanto como juego ahora, pero no es menos cierto que yo tenía menos experiencia. Ahora nos toca enfrentarnos a él…

P: ¿Y cuáles van a ser las claves de ese duelo ante el Bayern?

R: Defensivamente tenemos que estar muy bien, porque ellos son un equipo con un ataque espectacular. Claro que, por otro lado, sabemos que nosotros contamos con un potencial enorme en la delantera también. Se puede decidir por pequeños detalles, lo que significa que tendremos que estar concentradísimos los 180 minutos. Que gane el mejor y que el mejor sea el Madrid.

P: Continuando con los entrenadores que has tenido, ¿qué destacarías de Zidane? ¿Qué importancia tiene en la eclosión de la que goza tu figura, y qué relevancia ha tenido también para el colectivo?

R: Se decía que llegaba con falta de experiencia pero yo creo que el ganar una Champions en sus primeros seis meses le ha dado todo el bagaje que necesitaba. En el Madrid se aprende muy rápido porque todo sucede a un ritmo endiablado. El míster está preparado y lo está demostrando. Estamos haciendo un gran año. Y en el aspecto personal, como te digo, feliz. Bajo su tutela estoy teniendo mi mejor temporada. Y fue con él con quien decidí que este año me quedaría. Me dijo: “no sé cuánto vas a jugar, pero te pondré de titular siempre que pueda. Tendrás oportunidades”. Y está demostrando que no mentía.

El Madrid es el club de mi vida. Es donde quiero estar.

P: ¿Qué contestarías a los que ningunean los méritos del técnico? ¿A los que lo atribuyen todo a la famosa flor?

P: La flor te puede valer para un partido o dos, pero con el míster hemos conseguido muchas cosas. Hemos ganado una Champions, una Supercopa europea y un Mundial de Clubes, y hemos batido el récord de partidos sin perder. Eso no se consigue por la flor. Lo está haciendo muy bien. Además de entrenador, el que lleve las riendas del Madrid debe ser psicólogo también, y esa labor la realiza estupendamente. Nos tiene a todos metidos en la dinámica del equipo, y eso es muy importante. Creo que es el que más rotaciones está haciendo.

P: Una de las facetas en las que se demuestra que el equipo está trabajado, y que por tanto aquí hay mucho más que flor, es el de las jugadas a balón parado, que tanto fruto están dando y que sin duda esconden muchas horas de trabajo, ¿no?

R: Sí, pero tampoco creas que el balón parado lo trabajamos mucho más que otras facetas del juego. Somos un equipo con vocación de jugar el balón, aunque, claro, cuando tienes a un tipo como Sergio Ramos, que funciona tan increíblemente bien en ese tipo de jugadas, tienes que aprovecharlo. Y defensivamente también lo hacemos bien a balón parado. Tenemos muchos jugadores altos o que van perfectos por alto.

P: Llama la atención lo que dices porque yo, que hace más de treinta años que sigo al equipo, nunca había visto una sensación de solidez tan grande cuando nos lanzan un córner en contra, ni había vivido tanta expectativa de gol cada vez que tenemos un saque de esquina a favor… ¿No se trabaja tanto ese aspecto?

R: Se trabaja mucho pero no estamos obsesionados con el balón parado. Lo que hacemos es extremar la concentración tanto en faltas laterales como en córners porque sabemos que son jugadas que pueden ser decisivas, y que lo son cada vez más en el fútbol moderno. Contra el Bayern pueden ser especialmente cruciales las jugadas de estrategia.

P: ¿Cómo os sentís en lo que respecta al trato que os da la prensa?

R: Es un tema complicado. El Madrid siempre está en el foco, para bien y para mal. Cuando vamos bien, somos los mejores. Cuando las cosas van mal, todo el mundo aprovecha para meterse con el Madrid. Es normal, somos el mejor club del mundo. Pero te puedo asegurar que nosotros estamos más allá de este tipo de cosas.

P: Un ejemplo. El Barça remonta ante el PSG con un arbitraje muy dudoso y se titula “Apoteósico” en la propia prensa madrileña. Cuando pocos días después ganáis al Betis con una jugada polémica de Keylor, y a pesar de que el árbitro anuló injustamente un gol de Cristiano e ignoró un penalti a Morata, se habla de “robo” del Madrid…

R: Ya te digo, estamos curados de eso. Con tal de que ganemos, me da igual los titulares que pongan o lo que digan de nosotros. El míster lo dijo el otro día: aunque a la gente no le guste, nosotros tenemos que seguir fastidiando. (Risas).

P: Hablemos, ya que tocamos el tema, de tu experiencia arbitral. Existe la leyenda negra de que los árbitros benefician al Madrid. Desde que eres jugador del primer equipo, ¿alguna vez has salido del campo pensando “Hay que ver cómo nos han ayudado hoy”?

R: No. De todos modos, no creo que los árbitros se equivoquen deliberadamente.

P: No, pero yo te digo aunque sea por error no deliberado.

R: No tengo recuerdos de salir de un partido pensando “Nos han beneficiado mucho”. Si acaso, en alguna jugada concreta, pero como también sucede al contrario. Son lances del juego. Los árbitros se equivocan como lo hacemos los delanteros o los defensas, nada más.

P: Te hablaba antes del titular “Apoteósico” utilizado por la prensa madrileña para referirse a la remontada del Barça. ¿A ti te parece que es una palabra que refleja lo que sucedió en el Barça-PSG?

R: Te digo lo que ya dije el otro día. Yo digo que fue histórico pero no le pongo coletillas. Eso se lo dejo a mi capitán. (Risas). Fue un partido raro, con muchos goles. El PSG no tuvo su mejor día pero tampoco lo tuvo el Barça en el partido de ida. Esto es fútbol. Cualquier resultado se puede dar. Creo que España ganó en su día 12-1 a Malta.

P: Cierto. Y la prensa holandesa (Holanda se quedó fuera por esa goleada) habló de tongo.

R: Está claro que todo el mundo va a barrer siempre para casa. Si llega a ser el Madrid el protagonista del 6-1, la prensa barcelonista habría hablado también. Todo puede pasar.

P: El tema es más bien que la prensa madrileña no habló demasiado del arbitraje, pero cambiemos de tema porque vemos que vas a seguir siendo cauto, lo cual te honra. Apenas has tenido lesiones. ¿El secreto?

R: Ni idea. No sé si será la genética. Hace poco se hizo público que soy diabético y que por ello cuido especialmente mi alimentación, y la verdad es que de momento con eso me vale. También, y de igual forma que antes hablábamos de la flor, el no lesionarse es en gran medida cuestión de suerte.

P: Si Raúl García no te hizo nada en el último partido en Bilbao, puedes estar tranquilo.

R: (Risas). Bueno, fue un partido tenso pero quedó todo en el campo. Al término del partido Raúl García y yo nos dimos un abrazo.

P: Sin embargo, cuando se produjo la tangana que siguió a su acción sacaste un carácter que pocas veces se te ve. Lo digo con admiración.

R: Era un partido muy caliente. Pero todo quedó en el campo. Lo importante es que prevalezca el respeto y así fue.

La gente pensaba que, por su inexperiencia, a Zidane le iba a faltar personalidad. Todo lo contrario. Ha desbordado personalidad desde que llegó.

P: ¿Te ves de capitán del Madrid?

R: En las divisiones inferiores tuve la suerte de estar siempre entre los capitanes del equipo. También era capitán del Castilla cuando ascendimos. En el primer equipo lo he sido en algún amistoso. Pero es que tengo todavía muy buenos jugadores por delante. Hay que echar a muchos para que a mí me toque ser capitán. (Risas).

P: Bueno, por veteranía estás ahí.

R: Sí, estoy ahí. Pero ahora no pienso en eso, sino en jugar aún más y ser más importante de lo que soy. Después, todo llega.

P: Hay un viejo debate en el seno del madridismo sobre los criterios de la capitanía. Actualmente, hay un único criterio: la veteranía. Hay quien dice que debería conjugarse con otros. Un capitán podría ser el más veterano, otro elegido por los compañeros, otro elegido por el entrenador…

R: Creo que, además de la veteranía, en el capitán lo más importante es el liderazgo. Sergio reúne ambas cosas. Liderazgo, carácter, amor por el escudo. Puede que algún día haya un jugador que lleve poco tiempo en el club y aun así reúna esos atributos.

P: ¿Tú has visto una evolución en la figura de Sergio Ramos desde que es capitán?

R: Él siempre ha tenido ese liderazgo. Es algo natural para él. Antes estaba Iker por delante de él, pero Sergio ya reunía esas características. Al pasar los años ha cogido más experiencia. Y cuando ha llegado a capitán ha dado ese paso extra que tienes que dar para que la gente te respete. Hace falta que lo que digas tenga fuerza. Él ha dado ese paso, aunque como te digo es algo que le resulta natural porque está en su ADN.

P: El liderazgo es fundamental en el capitán y, obviamente, en el entrenador. Volviendo a Zidane, si alguien te hubiera contado hace cinco años que llegaría un entrenador capaz de dejar a Cristiano en su casa para que descanse, o de mandarlo al banquillo durante un partido por razones tácticas, ¿le habrías creído?

R: Primero quiero decir que, cuando fue cambiado el último día, en Bilbao, Cristiano no hizo ningún gesto grave ni faltó a nadie al respeto. Dijo algo en portugués pero de forma discreta. Se enfada como cualquier jugador cuando le quitan. Es bueno tener ese carácter. Acabó el partido y estaba feliz porque habíamos ganado en un campo difícil, se hizo la foto con todos sonriendo como uno más. En cuanto al cambio, el míster es el que toma las decisiones. El otro día salió bien porque el equipo ganó. Cuando ha hecho falta, en efecto, Cristiano y otros se han quedado en casa, y eso es porque Zidane tiene mucha personalidad. La gente esperaba que tuviese poca por su inexperiencia, pero es todo lo contrario. El míster convoca y pone en el once a quien cree conveniente y cuando lo cree conveniente.

Entrevista: Jesús Bengoechea, Ramón Álvarez de Mon 

Fotos: Pablo Estellés

 

7 COMENTARIOS

  1. Enhorabuena, señores de la Galerna, por la entrevista. Se ve que van creciendo y eso es buena noticia para todos. En cuanto a Nacho, esperemos que sea representativo de que las cosas están cambiando y que en el futuro podamos contar con exjugadores que defiendan al Madrid con uñas y dientes. Ya hemos tenido bastante con Casillas, Raúl, Del Bosque y otros exmadridistas que pululan por las radios españolas haciéndole el juego al antimadridismo.

  2. gracias por la entrevista.Nacho nos seguira dando mucho futbol. El programa de realmadridtv que ayer dedico a Felipe Reyes y la semana pasada a Carvajal es muy recomendable.

  3. ah, cuanto sabes Jesús Bengoechea … Nacho te conoce, sabe que, detrás de esa sonrisa, escondes un colmillo retorcido … y claro, entre risas y bromas, te manda el mensaje “no voy a entrar ahí, lobo feroz” … a mi me gustas, a los y las galernistas nos gustas … las entrevistas que haces … aunque sólo he leído dos… , tal vez no tenia la buena costumbre de entrar todos los días en lagalerna.com y me quedaba con verte en RMtv. Hala Madrid

  4. Se echaban de menos las entrevistas.
    Os animo, especialmente a tí, Jesus, a que las realicéis más a menudo, por el carácter de las mismas y la calidad tanto de preguntas como de respuestas.

    Me imagino que no será fácil concertar entrevistas cada poco, pero desde la de Javier Artero transcurrió demasiado tiempo…

    De todos modos, enhorabuena; y mis disculpas por intentar haceros trabajar más de la cuenta…

Dejar una respuesta