Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
La Galerna de los Faerna
Nuevo Desorden Mundial

Nuevo Desorden Mundial

Escrito por: Nacho Faerna22 diciembre, 2018

Así gana el Madrid. De cualquier manera. Jugando a nada. Obligando a los defensas contrarios a meter los goles, como hace Vinicius. La chiripa como método. Entiendo que haya muchos que no lo entiendan. Toda la vida predicando la posesión, la posición, el orden y el concierto y vienen once tarambanas improvisando y se llevan a las vitrinas todas las copas habidas y por haber. No es serio. Ellos se afeitan, se peinan con raya y con colonia, se ponen el traje de los domingos recién planchado, y unos gualtrapas en chanclas con el pelo revuelto y barba de tres días les levantan a todas las chavalas en la verbena. No hay justicia. El fútbol, venga a deberles títulos y victorias a gente de bien, y venga el Madrid a arruinarles la fiesta. Qué caos. Qué totum revolutum. Cuánta gloria.

Número Tres

Nacho Faerna, el tercero de los Faerna, es guionista y novelista. O sea, que le pagan por mentir, pero tuitea gratis en @nachofaerna y @galernafaerna. Se toma muy en serio sus placeres. El Madrid es uno de ellos.

12 comentarios en: Nuevo Desorden Mundial

    1. C. Tan. Me gusta pensar que se corresponde al Capitán Tan, héroe de mi infancia. Un amigo me dice que tal vez nos toma a los Faerna como si fuéramos los hermanos Malasombra. Pero nosotros no somos malos de verdad. Ni de mentira. Amigo C. Tan, a los Faerna nos machacan porque somos tontos de happys que somos. Lloriquear no es lo nuestro. Al contrario. Babeamos de buenos que somos. Es Navidad y me siento muy cerca de ti. Has leído mi artículo y te ha irritado. Lo siento, de verdad. Léelo otra vez, por favor. Es corto. Si sigues pensando que es lloriqueo, te pido perdón. Ahora, si lo que quieres es leer de fútbol, no insistas con nosotros. Con tal de no hablar de fútbol somos capaces de hablar de cualquier cosa. El fútbol es eso que pasa mientras tu (nuestra) vida se despeña. Feliz Navidad, C. Tan. De todo corazón.