Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
No jugar a nada, jugar a todo

No jugar a nada, jugar a todo

Escrito por: Antonio Vázquez23 septiembre, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El Real Madrid es uno de los pocos equipos de Europa que cuenta sus partidos oficiales por victorias esta temporada. Compartirá esta condición, al menos hasta que arranque octubre, con el Benfica (Portugal), el Ferencváros (Hungría), el Panathinaikos (Grecia), el Amberes (Bélgica), el Dnipro (Ucrania), El Struga (Macedonia), el Dudelange (Luxemburgo) y el Karabag (Azerbaiyán). Parece un dato bastante aleatorio, pero merced a él se puede afirmar que el vigente campeón de España y de Europa es el único equipo de las grandes ligas continentales que acumula un historial inmaculado en el presente ejercicio. Excelente desempeño para un conjunto al que se acusa recurrentemente de no jugar a nada.

Celebración gol Real Madrid al Atleti

Entiendo que aquellos que emplean este manido tópico, perenne en una etapa en la que el Madrid ha conquistado cinco veces la Champions, lo hacen con una clara intención de menospreciar de alguna manera estos éxitos. Es el último recurso argumental, la tabla que se mantiene a flote del naufragio del Titanic. Cuando los triunfos son inapelables, solo resta agitar el reparo estilístico. No reciben esta clase de reproches aquellos que insisten (desde que no ganan) en que pesa más el cómo que el qué. En su caso, una victoria se jalea y se celebra aunque haya llegado a base de una ristra de pelotazos en busca de un ariete. Es decir, haciendo justo lo contrario de lo que aseguran es su estilo irrenunciable.

No reciben estos reproches aquellos que insisten (desde que no ganan) en que pesa más el cómo que el qué. En su caso, una victoria se jalea y se celebra aunque haya llegado a base de una ristra de pelotazos en busca de un ariete. Es decir, haciendo justo lo contrario de lo que aseguran es su estilo irrenunciable

Incidir en que el Madrid no juega nada revela un profundo desconocimiento futbolístico. Porque si algo está distinguiendo precisamente al Madrid es su capacidad para dominar distintos registros, incluso dentro del mismo partido. Es el equipo de Carlo Ancelotti una suerte de Tilda Swinton, merced a su camaleónica capacidad de adaptarse a distintos rivales, momentos de la temporada o estilos. Y siempre en busca de la manera más eficaz de ganar, que es de lo que se trata. Así, el dibujo y las alineaciones van variando (a excepción de algunas piezas difícilmente reemplazables), al igual que el manual futbolístico a aplicar. El Real defiende en bloque bajo, aguardando en una altura intermedia o presionando sin descanso. Todo depende del momento y las exigencias. Por mucho que se empeñe Simeone, no estamos ante un equipo que simplemente se cobija y contragolpea. De hecho, ante el Atlético los goles llegaron tras largas sucesiones de pases muy precisos, mientras la defensa de su equipo perseguía sombras blancas. Además, se ha alcanzado un funcionamiento coral y desarrollado una serie de automatismos tales que han provocado que la ausencia del más que probable ganador del próximo balón de oro apenas se haya notado.

Las notas del Celta, 1 - Real Madrid, 4

Obviamente, el mérito de la implantación de este amplio abanico de posibilidades tácticas ha de atribuirse al cuerpo técnico, liderado por Carlo Ancelotti. El italiano, que apostó decididamente por un bloque bajo y fútbol de bajas revoluciones tras el traspiés ante el Sheriff de hace un año, rentabilizó al máximo este método. Sin embargo, esta temporada se aprecia lo ya reseñado; una versatilidad que permite al Madrid amoldarse mejor para superar cada escollo de su camino. Quizás se deba a la liberación de la presión del resultado, al reconocimiento por la épica conquista de la 14ª o a la primera pretemporada con todos los futbolistas disponibles para trabajar. No es que el Madrid no juegue a nada, es que el Madrid juega a todo.

Incidir en que el Madrid no juega nada revela un profundo desconocimiento futbolístico

Ancelotti, que lleva en la elite futbolística más de cuatro décadas y puede repasar las cicatrices de su primera etapa en el Madrid, es perfectamente consciente de que lo crucial le aguarda en la primavera. Y probablemente por eso prefiere no desgastar sus recursos, que además ha exigido que no sean tan numerosos como la mayoría de aficionados reclamamos. Nuestra impaciencia natural nos empuja a pedirle más a nuestro equipo, que golpee con puño de hierro a base de goleadas. El pragmatismo italiano en cambio escoge economizar esfuerzos, bajar revoluciones y apostar por control y ritmo bajo cuando el partido parece dominado. El Madrid es capaz de descansar durante los encuentros, con la mente en el siguiente o, quizás, en mayo. Pensándolo fríamente, esta opción es mucho más inteligente y cuenta con más probabilidades de triunfar, aunque desde nuestro asiento en el estadio o en casa lo único que pensemos es en arrasar a nuestros rivales de forma inmisericorde. Por fortuna, no somos los hinchas los que dirigimos al mejor equipo del mundo.

 

Getty Images.

9 comentarios en: No jugar a nada, jugar a todo

  1. El año pasado fue mucho más pragmático salvo cuando vio perdidas las eliminatorias, ahí se volvió anárquico. A mi no me gusta lo del bloque bajo y salir a contraataque, entiendo q puede ser un recurso pero no el lei motiv del juego del equipo. No obstante este año está mezclando bien. La presencia de Tchouameni, Camavinga y Valverde permiten una versatilidad física q antes no teníamos. El equipo puede hacer de todo y casi todo bien. Me falta verles jugar al ataque con presión adelantada. Lo ha intentado pero no ha salido del todo bien. Hasta el momento la nota es de sobresaliente, hasta Cappa parece hacerse rendido a nuestros recursos y esa forma de jugar tan cambiante.

  2. Así es, y lo peor es que son muchos madridistas los que compran el discurso este de que el Madrid nunca juega a nada, y que todo mal, y que faltan jugadores, y que los que están son muy malos, y que no hay entrenador, y no hay director deportivo, y no hay nada de nada.

    PD: un offtopic, pero que se preparen las jugadorAs del Madrid para la tormenta de mier... que se les viene encima, porque han sido las únicas que no han firmado la pataleta de las niñatas de la Selección contra Vilda.

  3. Se exagera lo de que el Madrid juega como quiere. Con distintos registros, sí, pero no como quiere. Me refiero a que hay periodos en los que el Madrid, muy presionado, pierde balones y comienza a retrasar el bloque. Lo que ocurre es que el equipo se defiende bien en esa situación y no está incómodo, puede contra-atracar.

    Y puede volver a tener periodos de control del balón, en los que vuelve a adelantar el bloque. También está cómodo así, moviendo el balón de lado a lado, filtrando balones, etc. A veces también se mandan balones largos desde la defensa para que la cojan los delanteros a la espalda de los defensas, o se rompen líneas con las conducciones de Valverde, sobre todo, o Camavinga en las segundas. En resumen, una pesadilla de defender. Donde peor lo pasa el Madrid, lo hemos visto, es con equipos defensivos. Y en jugadas a balón parado, ojo con esto.

    Algo bueno, también, es que ya no vemos tanto balón a la olla como pasaba a veces con Zidane.

    En fin, que me ha quedado muy panenkita el comentario.

  4. Recomiendo a quien le guste leer un análisis minucioso y detallado de los partidos de nuestro Real que entre en el Twitter de Fabián Piñero. Se sorprenderá de la riqueza de variantes tácticas que aplica Ancelotti al equipo en cada partido.

  5. A mí ese pufillo de que el equipo de alguna manera reserva fuerzas y recursos para la primavera me parece un tanto optimista,pero bueno,ojalá se cumpla.

  6. El articulista la ha clavao.

    El Real Madrid realiza un fútbol de mucha calidad . Es más , jugar tan requetebién al fútbol , cuando los contrincantes se oponen con la ya consabida intensidad-ferocidad , da idea del mérito contraído.
    Me hacen mucha gracia las contradicciones en las que incurren los despiadados críticos con el fin de poner a caldo al Real Madrid. La sarta de estupideces es notoria aunque bastante repetitiva y previsible.
    Que nadie se confunda. Considero que la crítica constructiva es imprescindible. Es fundamental para la mejora. Y creo en la que efectúan los profesionales que manejan datos.
    Por supuesto que los aficionados tenemos derecho a opinar. Puix no me he descojonao yo de veces en los bares escuchando a tantísimo experto en economía, política, furgol, tías...auténticos "Leonardos da Vinci" de la vida "modesna" (sic). Gente que sabe de y tiene solución para todo.

Responder a Jorge Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

📼Muchos lo habíais pedido y aquí está el vídeo:

▶️ENTREVISTA INÉDITA CON ANTONIO ESCOHOTADO:

https://www.lagalerna.com/galerna-entrevista/entrevista-inedita-con-antonio-escohotado/

Mi columna de este sábado en @lagalerna_ A falta del @realmadrid , hablamos del Mundial https://twitter.com/lagalerna_/status/1596217738954932232

El síndrome de abstinencia emocional consiste en la imposibilidad de decir adiós.

El @FCBarcelona_es lo padece.

En el #Portanálisis decimos con quién.

▶️http://bit.ly/3F46pVO

Un mínimo de pudor. Que condecorasteis ¡siete! veces a Franco por cero del Madrid.

Que el mayor intelectual de este país, @AEscohotado, ya os puso en vuestro sitio con La Forja de la Gloria.

Tened un poco de vergüenza.

https://www.mundodeportivo.com/futbol/fc-barcelona/20221126/1001899387/libro-definitivo-sobre-blanco.html

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram