Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El Madrid de los centrocampistas

El Madrid de los centrocampistas

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon3 febrero, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Carlo Ancelotti afrontaba el verano de 2014 con todo el crédito que le había dado la consecución de la Décima. Con esa tranquilidad el italiano se dispuso a llevar a cabo de forma integral su obra. Hasta ese momento su Madrid había sido un equipo algo extraño. En un mismo plantel se juntaba la pausa que había caracterizado a los equipos del italiano con el desenfreno inevitable que conllevaba alinear a jugadores como Di María, el Ronaldo 2014 en plenitud física, Bale o incluso Khedira. El resultado de la temporada fue espectacular, pero Carlo quería hacer un sistema que dominase desde el control con el balón, un equipo que fuese al Camp Nou a jugar en campo contrario.

La primera decisión fue fichar al mejor centrocampista libre en el mercado que respondiese a ese propósito: Toni Kroos. Más dura e impopular fue la decisión de cambiar a Di María -uno de los héroes de la temporada- por James Rodríguez. Siendo dos grandes jugadores, la comparativa entre ambos era como el día y la noche. Del desenfreno del argentino a la pausa y seguridad del colombiano.

Tras un duro comienzo por la escasa pretemporada realizada, pronto el equipo se entonó y protagonizó la famosa racha de veintidós victorias consecutivas. Más llamativa todavía que la fantástica racha del equipo fue la metamorfosis en el juego. Un conjunto que había pasado por las manos de Mourinho y que durante la primera temporada de Carlo aún conservaba las trazas del portugués, se había transformado en otra cosa muy diferente. Mientras que en la anterior época los delanteros marcaban el estilo veloz del equipo, en octubre de 2014 los jugadores contextuales del equipo eran sus centrocampistas. Aquel Madrid se divertía combinando jugadas a uno o dos toques con un sentido vertical, pero casi siempre protegiendo el balón. Un jugador como Ronaldo vivió los mejores meses de su carrera, no sólo en números sino también en riqueza futbolística; el portugués se divertía tocando el balón. Durante unos meses aquel equipo amenazaba con lograr todos los títulos aunando una plasticidad que generaba debates sobre si nos encontrábamos en los albores del mejor Madrid de la historia. Se lesionó la piedra de bóveda (Modric), luego James y llegó un bajón físico del que el equipo no llegó a recuperarse del todo. Pese a quedarse a un suspiro de la final de Champions y acabar la liga con nueve victorias en los últimos diez partidos, el club optó por fichar a uno de los entrenadores de la élite con menor preferencia por el tipo de centrocampista que impera en el Madrid. Basta con revisar la carrera de Rafa Benítez para comprobar que el perfil de centrocampista que normalmente ha contratado es de otro tipo muy diferente.

Carlo Zizou

Con la llegada de Zidane, la idea romántica de Carlo ha vuelto a coger cuerpo. Obviamente cada entrenador tiene sus características, pero me parece bastante evidente que el que fuera el segundo entrenador del italiano aspira a completar la obra que su mentor no logró rematar por el infortunio y por algunas de sus discutibles decisiones. Zidane es perfectamente conocedor de que el talento defensivo de su equipo titular no es demasiado destacable. No hablo de capacidad de esfuerzo, que también, sino directamente de talento. Consciente de ello, en las primeras ruedas de prensa insistió en que el mejor sistema defensivo que tendría su Madrid sería la tenencia del balón. Si la tienes no la tiene el rival y no puede explotar tu debilidad. Siendo coherente, el francés desde los primeros partidos ha planteado la siguiente paradoja: la mejor defensa será el mejor ataque. A partir de esa premisa, Zizou ha dispuesto un sistema ofensivo de escalonamiento de lo más ambicioso. Centro del campo en triángulo con Kroos solo en el vértice inferior e Isco y Modric en el lado izquierdo y derecho respectivamente para generar líneas de pase diagonales. Con Modric más implicado en la salida del balón e Isco con mayor libertad para actuar a una altura no tan involucrada con la salida del balón sino con la gestión de la jugada en tres cuartos. Con los dos laterales muy arriba y los tres delanteros en sus posiciones habituales, en cuanto uno se descuida el Madrid tiene a seis jugadores en la inmediaciones del área rival. Esta circunstancia, que está apabullando de momento a sus rivales (incluyo al Betis en la segunda parte), implica que el equipo sufre cuando la pérdida de balón no es diligente y lo sorprende desorganizado. Es decir, el Madrid necesita que cuando se produzca una pérdida, el equipo ya esté instalado arriba y pueda organizar una presión que dificulte y retarde el progreso del rival. En esta diligencia con el balón, Zidane está confiando mucho en Isco y Modric. El papel del malagueño lo explica muy bien Abel Rojas en un reciente y maravilloso artículo en Ecos del balón. Como tapón de este sistema está actuando Kroos, que se siente mucho más cómodo en la anticipación que en el repliegue defensivo, y quien distribuyendo el balón es el jugador más seguro del mundo.

En este Madrid de centrocampistas, paradójicamente resultan muy beneficiados los delanteros. Aunque la muestra es escasa, hemos visto la versión más rotunda de Bale; Ronaldo se vuelve a mostrar combinativo como en octubre de 2014 y con Benzema no hace falta explicar lo feliz que le hace esta forma de jugar. Aún es pronto y el equipo está lejos de ser redondo. El amable calendario está siendo un aliado para poder conciliar la nueva dinámica. Pronto vendrán los enfrentamientos que evaluarán el estado de maduración de este Madrid, pero de momento este que escribe vuelve a disfrutar viendo jugar a su equipo. También iba de eso una afición como el fútbol.

Ramón Álvarez de Mon
Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM

2 comentarios en: El Madrid de los centrocampistas

  1. Ya no está Benítez, así que hay que hacer borrón y cuenta e ir hacia delante... pero lo claro es que son los mismos jugadores (y algunos ya llevan varios años en el club, por cierto). Y eso de que ahora los jugadores están "más animados" sólo hace crear la sospecha de que ellos fueron los culpables (y a posta) del juego indolente que a veces ofrecieron en la corta etapa con Benítez...
    Habiendo sido Zidane segundo entrenador de Ancelotti, ya los conoce a todos, y me da que imitará el juego que el italiano promovía. "Mandan los jugadores" ese es el mantra... Al menos, ya no sufrimos a Casillas ("indiscutible" para Ancelotti una vez claudicó antre la prensa antimadridista), aunque por ahí está Sergio Ramos que ya nos da quebraderos de cabeza (y los que quedan)...

    Por cierto, Zidane ya debería dejar de referirse en rueda de prensa a "la preparación física" de los jugadores como causante de todos los males... esa especie de echarle el muerto al ex-entrenador ya empieza a oler y termina pareciendo poco educado (tanto promulgar las "buenas formas" para los que dan palos al equipo día sí y día también, pero tanto desprecio por uno que estuvo ahí defendiendo al club hasta hace nada, es de insensatos).

  2. Pues pese a que pueda tildárseme de pájaro de mal agüero, creo que a iguales jugadores en el campo, iguales resultados. Con Zidane, con Benitez, con Carletto o con el que venga. No creo en las varitas mágicas, ni en los técnicos milagro. Al final esto consiste en trabajar mucho y todos los días, algo que esta plantilla no ha hecho casi nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Mi Columna de opinión en @lagalerna_ de este sábado de lluvia y fútbol

Thibaut Courtois, anatomía de un instante - La Galerna @MIUI| https://www.lagalerna.com/thibaut-courtois-anatomia-de-un-instante/

Ante el Sevilla sin Sergio Ramos, Bale, James, Hazard y Fede Valverde.

¿Cuál sería vuestro XI y esquema para el partido? Os leemos...

"Courtois envió el balón lejos de la portería; se levantó y cerró los puños. Fue el ‘instante’ que cambió su devenir en el Real Madrid".

¿De qué noche habla @IsraelGMontejo? Imperdible.

👉👉👉 http://bit.ly/2sA7G4j

⚽ ¡DÍA DE PARTIDO! ⚽
Real Madrid🆚 Sevilla FC
🏆#RealMadridSevillaFC | #LaLiga
📱#CuotaGalernauta de @sportium
👉 @tildegm @sirolopez y @NachoPuerta55
⏰16:00H
🔴 ¡Apuesta en directo!

Y tú, ¿qué apuestas? 📲

🔥 https://bit.ly/375QbI2 🔥

Parecía un día cualquiera de 1958, pero acabó convirtiéndose en una jornada que todavía hoy recordamos. @AlbertoCosin nos trae una historia extraordinaria.

👉👉👉 http://bit.ly/2uf1yPj

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram