Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Llamadnos a filas

Llamadnos a filas

Escrito por: Angel Ruiz27 enero, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Una de las frases más hermosas e inspiradas del último himno del Real Madrid dice así: “Los días que tú juegas, son todo lo que soy”. Propongo el ejercicio de degustar esas diez palabras. Una a una. Letra a letra. Para ello, cierra los ojos, e imagina una rutina al azar. Son las 6 de la mañana de un miércoles, y suena el despertador. Momento de negación, previo al frío, el tráfico, y ese ejército de zombis somnolientos con los que compartirás autobús. Tras alargar demasiado lo inevitable, te abrigas y sales a la calle con el tiempo justo. Con suerte, habrá tiempo para un cortado en el bar de la esquina. Te pones los cascos, y te decantas con desgana por una lista de canciones que no escucharás. La música se entremezcla con pensamientos que transitan sin orden. Te tomas el cortado, y te resignas a seguir. De pronto, un relámpago blanco cruza tu mente, provocando una sonrisa inaplazable. Acabas de recordar que hoy juega el Madrid.

Yo nací en 1981. Hacía 15 años que el Madrid no ganaba una Copa de Europa, y faltaban aún 17 para que la volviera a ganar. En lo futbolístico, fui un adolescente hambriento, con el inconformismo de los hijos de aquel Madrid que era el Madrid, pero que salía a Europa y volvía cosido a tiros. La “orejona” parecía una quimera conquistada en un pasado irrepetible. Fueron tantos años anhelando la gloria, que Mijatovic, más que un gol, marcó un punto de inflexión en la vida de un madridismo anclado en la nostalgia del blanco y negro.

Permitidme regresar a 1981. Aún faltaban unos 22 años para que yo pisara el Santiago Bernabéu por primera vez. Lo haría viendo un Real Madrid-Valladolid en un gélido y lluvioso día de febrero, ubicado en el gallinero, y reventado tras una paliza de viaje nocturno en autocar. El partido sería mediocre, pero también inolvidable, aunque sólo fuese por el momento en que, tras sacar la cabeza por un vomitorio, observaría por primera vez la imagen de un césped que daría sentido a muchas cosas. Una emoción que se grabaría a fuego en mi memoria, y que en un futuro no muy lejano acabaría anhelando.

Estamos ya en 2019, y observo con preocupación cómo muchos madridistas han olvidado que hoy juega su Madrid. Ha sido tal la desconexión, que lo hemos llegado a olvidar de verdad, o incluso a elegir un plan presuntamente mejor. He llegado a escuchar, tras duras derrotas, que lo peor es que ya no nos dolía. Tal vez sea consecuencia de ese extraño y venenoso contexto que sucede a la conquista de cuatro Copas de Europa en cinco años, y que provoca un estado de ánimo que normaliza lo imposible, menosprecia lo difícil, y elige la decepción permanente como estado natural. El caso es que, con diferentes grados de intensidad que imposibilitan un análisis homogéneo, uno de los grandes dramas del Madrid más reciente ha sido la progresiva desconexión de un aficionado que en condiciones normales delega a su equipo su propia felicidad.

Tal vez, todo empezó en verano de 2017. Veníamos de ganar el soñado doblete, con la panza llena y la asimetría de la vitrina como principal preocupación. Se ganaron dos Supercopas con brillantez, haciendo presagiar que lo mejor estaba aún por llegar. No ocurrió. Lo que vino detrás fue una temporada llena de mal juego, sinsabores y frustraciones, rescatada a última hora por una Champions que, siendo la cuarta en cinco años, se celebró por gran parte de la afición con una excesiva contención. Ya no parecía la última, pero no caímos en que pudo haberlo sido.

Es importante recordar que hay algo peor que perder, y es que no te importe. Que hay algo peor que jugar mal, y es olvidar que hay partido. Que hay algo peor que un estadio vacío, y es no tener ganas de ir. Y que hay algo peor que no ser del Madrid, y es serlo y no sentirlo. El madridismo quiere gritar, aunque sea de rabia. Como aquella noche en la que estuvimos a un gol de eliminar al Borussia de Dortmund ante un Bernabéu entregado a lo imposible. Es el momento de llamarnos a filas. A todos. Desde el césped. Desde la grada. Desde el escudo. Ya llega febrero. Se acerca el momento. ¿Y si no era la última? Intentémoslo también en este año que parecía condenado a dejarlo pasar. Llámanos a filas, Real Madrid. Aunque el final sea para morir en un terreno embarrado.

8 comentarios en: Llamadnos a filas

  1. No hay desconexión. Lo que hay son unas competiciones nacionales adulteradas debido a un entramado mafioso en las instituciones. Esto lleva a que la gente medianamente inteligente no quiera ver esa pseudo-competición.

    Ya verás como el estadio está a reventar en Champions. En la liga de la farsa va el público como si fuera a ver Wrestling de la WWE. E de Enterteintment porque lo de WWF, F de Federation, ya les dio vergüenza y lo tuvieron que cambiar... Aquí la RFEF acabará absorbida por Mediapro Enterteintment... Al tiempo!

  2. A mí el Madrid me llama a filas con muy poco, con veinte minutos de juego como el que se ha visto ante el Gerona o el Sevilla ya cuento las horas para el próximo partido, aunque sea amistoso y no juegue ningún titular. Lo que no me puedo permitir es tirar dos horas a la basura viendo alguna charlotada de las que hemos estado viendo estos meses atrás, ni se las puedo quitar a mi familia de hacer cosas mejores.
    Y en contra de lo que leo me da igual lo que hagan los árbitros en esos partidos, igual no claro me llevan los demonios como a todos, pero no es motivo para echarme del fútbol. Lo único que me asquea es ver a nuestros profesionales ofender a nuestra camiseta y eso por desgracia se ha visto en demasiadas ocasiones.

  3. Nací en 1970. Seguí al Madrid por el periódico durante mi niñez, viendo los pequeño extractos de los informativos de TV. No tengo prácticamente esperanzas de ir algún día al Santiago Bernabeu. Pero cada vez que juega el Madrid es EL DíA, JUEGA MI MADRID. HALA MADRID!!!

  4. El madridismo, básicamente, no quiere contribuir a esta pantomima de “lliga espanyola” ( a la catalana ). Quiere futbol en buena lid , no “àrbitres”, ni VARsas...ni rivales que lo sean cuando juegan contra el Madrit y que no lo son al plantarse ante el farça.

    Con su pan se lo coman. Que el “establishment” deje de manipular y , entonces, volveremos.

    Porque, la polítiqueria, Lis presuntos agravios a la región catalana, los lloros catalanistas y demás martingalas no hay que “solucionarlas” con el “furgol”. Cada cosa en su sitio.

  5. Si las aficiones de España, hablo de España quitando a la esquinita que no la considero como tal, fueran inteligentes plantearían una no asistencia a los campos una jornada en señal de protesta. Cuando ha quedado ya demostrado que está amañado este espectáculo, no queda otra que protestar, de esta forma, y de otras como no consumiendo el producto. No conozco una sola persona que no haya hablado estos días que no piense que la Liga está amañada. Si estamos tantos de acuerdo, habrá que pasar a la acción. Sino acabará siendo una WWE guionizada para que gane el VARsa y el resto de equipos sean sus esparrings, y un club como el Madrid, u otros grandes de la Liga no lo pueden tolerar.

  6. A mí, mi joven padawan, esa frase del llamado "himno de la décima" siempre me ha parecido demasiado tremendista. Creo que pega más al himno del Atleti que al nuestro.

    Dicho esto, no tengo ni la más remota idea de por qué nos cuesta tanto la liga. Le he dado mil vueltas y nada. Y no he leído a nadie mínimamente convincente que explique por qué nos pasa esto desde hace tantos años cuando la regularidad y la profesionalidad ha sido desde que tengo uso de razón el identificador de este club; muy por encima de las remontadas, el denominado ADN ganador o el amor por la copa de Europa. ¿Cuándo lo perdimos? ¿Por qué? ¿Cómo se recupera?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

#Crónica 🗒️ | Victoria del @RMBaloncesto 🆚@FCBbasket en @EuroLeague🏆

➡️Ya tenéis la crónica y una reflexión por José Luis Llorente

✍️86-76: El Real Madrid desnuda al Barcelona por @jluisllorente

#RealMadridBarcelona | #EuroligaDAZN

https://www.lagalerna.com/real-madrid-barcelona-euroliga-cronica/

👉 Nueva entrega de Trevor Miles y Lou 🍸

En el Bar de Lou 🍻 aparece su amigo Trevor Miles. ¿La resurrección del Real Madrid puede ser definitiva? 🧐

✍️ Trevor Miles, resurrección por @Pacurll

https://www.lagalerna.com/trevor-miles-real-madrid-porteria-a-cero/

Mi Madrid Favorito ⚽️ | Capítulo 4⃣: El Real Madrid de La Quinta del Buitre ✍️ por @delasherasmario

👉 Una entrega de #MiMadridFavorito que os traerá muchos recuerdos.

https://www.lagalerna.com/mi-madrid-favorito-la-quinta-del-buitre/

Muchos madridistas han vivido momentos de euforia y descontento en ese coliseo. 🏟️

🖼️Luis Beneyto Garcia-Reyes habla de una de las imágenes más icónicas de la semana.

✍️ El Manzanares también era mío por Luis Beneyto Garcia-Reyes

https://www.lagalerna.com/el-manzanares-tambien-era-mio/

#Portanálisis 🗞 | Mirotic tuvo que pasar a la noche por una nueva derrota a manos de su ex-equipo.

👉🏻 Jorge Lorenzo acapara la mayoría de portadas por su retirada. 🏍

✍🏻 Mirotic, sepultado

👉🏻👉🏻👉🏻 https://bit.ly/376TrUb

2
homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram