Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Kevin Roldán y el sandwich de salami

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Kevin Roldán y el sandwich de salami

Escrito por: La Galerna2 diciembre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Es curioso. Desde la Caverna cerril y perversa contemplamos los dos diarios deportivos catalanes casi como un todo, hasta el punto en que tiempo atrás acuñamos la palabra Sportivo para referirnos a cualquiera de los dos, indistintamente.

Decimos "casi" como un todo y decimos bien. Siempre nos pareció que Mundo Deportivo, dentro de ser lo que es, denotaba leves signos vitales en el electroencefalograma de la decencia, o quizá sólo corresponda decir que se despeñaba por el barranco de la ignominia más absoluta con frecuencia algo menor a la exhibida por Sport. Así, mientras los de Mascaró y compañía manifiestan la catadura moral suficientemente baja como para obviar en su portada toda referencia a la masacre perpetrada por el fanatismo musulmán en una peña madridista de Irak, de los de Godó (grande de España) puede esperarse en ocasiones un rudimento de clase.

Últimamente, sin embargo, los de Godó (grande de España) se han lanzado al surco de una manera que maravillaría el entendimiento de espíritus menos navegados que el de este portanalista. Llevan un par de días en los que, como hemos dicho en otras ocasiones, más les valdría no haberse presentado al examen para que no les corriese convocatoria. Ayer, por ejemplo, nos regalaban una primera plana para la historia con ese "Cantera vs. Cantera" en el que, comparando el coste de las plantillas de Madrid y Barça, daban por bueno el precio de 19,3 millones por Neymar. Hay un anciano ciego que cultiva arroz en Bali que aún no se ha reído. Nos consta que dicho anciano invidente tampoco tiene constancia todavía de la portada de hoy del diario de Godó (grande de España), por lo que no hay forma de que la tenga ya reída. Que se la transmita alguien, por favor.

mundodeportivo-750-7Es una portada sandwich, pero sandwich de los que quitas el pan y a duras penas te comes el salami. El salami es la "batalla táctica" de Lucho vs. Zizou para el partido de mañana, y el que pretenden sea nuestro pan del día de hoy es el pan suyo de cada día, léase Hacienda. Tratar de desestabilizar a Cristiano y al Madrid con una historia relativa a una sociedad del luso en Irlanda que no tiene (al menos no aún) repercusión jurídica alguna, y que sólo proviene del onanismo ocioso de un reportero de El Confidencial famoso por hatear en Twitter a Modric y Zidane, sería algo que tendría un pase si no viniese reflejado en caracteres de imprenta por quienes tienen no ya imputados ante la justicia, sino condenados aunque no cumplan penas de cárcel a media plantilla, el presidente y el propio club. Esto, en cambio, es mejor que no se lo transmitan al anciano de Bali, porque hay golpes de hilaridad capaces de quebrar la estabilidad cardíaca puesta a prueba tras años de cosecha agraria en Indonesia.

Con lo que parecería un punto de rubor, que en modo alguno se justifica puesto que es sin duda el plato fuerte de la portada, el diario de Godó nos comunica en pequeñito la visita que ayer hizo a sus oficinas el cantante Kevin Roldán. Con él (nos lo recuerda el propio Mundo Deportivo) empezó todo, y es por tanto de justicia que le abran las puertas de su redacción para que todos (cantante, redactores y grandes de España) puedan perrear al unísono. Con Kevin, en efecto, empezó todo, pero no está de más recordar (porque la célebre frase lo omite) qué es exactamente lo que empezó con él.

Lo que empezó con Kevin Roldán (o a la par con Kevin Roldán) fue la senda de la Undécima, que tanto escuece aún en la zona perianal del barcelonismo. Y lo que empezó también con Kevin Roldán es precisamente la kevinroldanización del Barça y su entorno, que ya venía recorriendo un largo camino de pérdida de categoría consumado por el célebre grito de Piqué alabando la aportación del cantante colombiano pero sin apercibirse de lo importante: su aportación a qué. Pues a lo que decimos, queridos amigos: a la entronización definitiva del Barça como el paradigma de la mendacidad de acordarte de tu rival hasta cuando ganas, del paletismo de no ser capaz de sacarlo de tu cabeza ni cuando conquistas un título, de la horterada supina que -por esta y por otras razones varias- supone a día de hoy ser partidario del FC Barcelona. Con esto no llamamos horteras a los hinchas del Barça, que en otros aspectos de sus existencias pueden ser personas perfectamente respetables. Lo otro, lo del Barça, si quieren seguir teniendo algo de clase, deben hacérselo ver. Quizá no esté 100% contraindicado, pero desde luego no ayuda.

A todo esto, hay un clásico mañana, del cual se ocupan el resto de las portadas con la excepción de Marca que nos trae un desconcertante guiño de Özil fuera de lugar y fecha, a nuestro juicio. Se juega, sí, un Clásico, y lo vamos a ganar. Aunque ocasionalmente hayamos coqueteado con la nueva e interesante corriente del contragafe, La Galerna no es contragafista. En la previa de la Undécima os "informamos" (sic) de que íbamos a ganar, y os dimos "permiso para llorar" si lo lográbamos y sólo si lo lográbamos.

¿Y qué pasó? Ah.

Pasad un buen día pre-Clásico.

as-750-8 marca-750-7 sport-750-7