Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El Real Madrid es insaciable

El Real Madrid es insaciable

Escrito por: Jorge Muñoa21 junio, 2022
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El baloncesto es un juego que desborda la pasión, eleva la belleza, educa, forma personas y enamora a gran parte de la Humanidad. Regala instantes inimaginables que, muchas veces, quedan a sangre y fuego en los corazones, en los sueños y en los anhelos. Juntar algo tan maravilloso con ciertos ingredientes supera cualquier paladar.

Eso es lo que ha ocurrido en la Final de la ACB. Se han mezclado muchos de los mejores rasgos del alma que define este deporte y, como resultado, se ha vuelto a demostrar que nada es imposible. Y mucho menos cuando de por medio andan las canastas y el Real Madrid. Desde luego, sin olvidar a un oponente de un planeta cercano: el Barcelona.

Un adversario lleno de talento y buen juego que, al cabo de todo, como a otros muchos, le ha roto los versos un poeta eterno. Con la plantilla más costosa de Europa, preñado de calidad en todos los rincones de la cancha y un entrenador al frente curtido en los aros de medio mundo, después de someter a la tropa de Pablo Laso a un suplicio de victorias consecutivas en los duelos directos durante los peores momentos del curso, el cuadro azulgrana ha capitulado sin paliativos. Cosa del Real Madrid, una especie de caldero atávico del que brota una poción mágica que nadie más conoce.

Tavares

Al margen de conjuras y embrujamientos es difícil explicar que, literalmente, sin bases, por mor de las lesiones y otros avatares, el Real Madrid, haya despachado al Barca de esta forma en la lucha por el título. No se circunscribe a lo ocurrido en la Final. Abarca un espacio mucho más amplio. Desde fatalidades indeseables como la lesión de Randolph hasta algún desliz disciplinario puntual, el récord de partidos perdidos por cuestiones físicas (277 encuentros de baja en total, récord histórico del club), o asuntos tan serios como los problemas cardíacos que han sacado a Pablo Laso del banquillo en el arreón hacia la meta. Un sinfín de cornalones de doble trayectoria para cualquier equipo.

El Barcelona, un adversario lleno de talento y buen juego que, al cabo de todo, como a otros muchos, le ha roto los versos un poeta eterno. Cosa del Real Madrid, una especie de caldero atávico del que brota una poción mágica que nadie más conoce

Y, en ese punto, es cuando surge lo que hace del Real Madrid un ser mitológico. Ocurre en el fútbol, pero también en el baloncesto. La Liga de Campeones conquistada tras dejar en la cuneta a los mejores de la Premier y al PSG corre de la mano de lo que Laso y su gente han conseguido. Solo un punto separó a los blancos de la Euroliga, agria decepción en tiempos también adversos dentro de la gresca liguera nacional. Partieron con desventaja de campo en el asalto al trono contra el Barcelona, cayó Randolph (cuya camiseta colgó del aro nada más levantar la copa de la 36 Liga), Chus Mateo, IMPRESIONANTE, ocupó el timón y, después de un revés tras otro, la conclusión se ha repetido: campeón el Real Madrid.

Chus Mateo

Un título al menos por año desde que Laso llegó a la banda, 33 finales de las 44 a las que podían llegar. Y, sin olvidar, desde luego, que el baloncesto blanco no funciona por arte de birlibirloque. En la cancha brilla lo que se ve; por detrás lo que nadie suele pensar. Juan Carlos Sánchez y Alberto Herreros no hacen ruido ni en la ducha. Trabajan y trabajan. Por encima, el club les respalda sin más preguntas de las necesarias. Cumplen su obligación con sobresaliente.

Luego bajas a la cancha y se hace de noche cuando Edy Tavares, el caboverdiano MVP, despliega sus inabarcables 2,34 metros de envergadura y se pone a imitar al inolvidable Sabonis. Y entre tanto, el Barcelona, un equipo de lujo, diluyéndose en el caldo de cultivo que empezó a hervir en las semifinales de la Euroliga en Belgrado. Hundido el perímetro en el choque de trenes contra los blancos y desbordado, absolutamente desbordado, por dentro, en especial debajo de su propio aro, campo de vuelo de los interiores madridistas.

Los datos estadísticos están disponibles para quien quiera consultarlos. Lo inescrutable es la cuestión que subyace en el fondo: de dónde surge el espíritu que hace campeones a quienes visten camisetas blancas, ya sea en fútbol o en baloncesto. Nunca es bastante. Ganar es obligado. El que pisa esa casa se convierte en un ser insaciable de victorias, atribulado en la derrota, escrutado por todo y por todos cada segundo del día, educado en unos códigos que desatan la admiración de cualquiera que ame el Deporte.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Jorge Muñoa es periodista de EFE.

4 comentarios en: El Real Madrid es insaciable

  1. Es evidente que se hace necesaria una renovación de la plantilla, guste o no guste, porque la edad media tiende a irse muy para arriba, lo más lógico es la salida de Rudy y Llul, o una limitación pronunciada de minutos para la temporada que viene. Llull aporta poco en ataque y en defensa mejor ni lo comentamos. Rudy algo menos en ataque. El equipo pega un bajón cada vez que salen, porque salen juntos en la segunda unidad.

    El punto fuerte, la bomba atómica diría yo, que tiene el Madrid, es Tavares. Podemos ampliarlo a Tavares – Porier. Para sacar todo de ellos en ataque se necesita un perímetro de mucho diámetro. Llull y Rudy no pueden penetrar porque no tienen fuerza y solo pueden tirar parados y liberados. Son un lastre, les flotan.

  2. Lo de este grupo humano excede las palabras, y aunque creo en la importancia del colectivo, el gran arquitecto es Laso. Llevaba la seccion dos decadas en decadencia, una de ellas muy triste, y ha vuelto a ponerla a la altura de los mejores años.

    Si, creo que el banquillo tmvien empieza a necesitar relevo, pero el pasado es imborrable y el bloque ahora esta impregnado del caracter Laso, entre quien entre

Responder a el pesquisas Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

"Es paradójico recordar a Isco y sin embargo vivir a Modric. Uno tiene la sensación de que Isco se acabó cuando Luka estaba haciendo la comunión entre bombas, y no fue así, pero el cerebro no se caracteriza por la fidelidad de sus recuerdos".

✍️🏻@Pacurll

https://www.lagalerna.com/isco-entre-el-recuerdo-y-el-olvido/

Fantantonio: “El Madrid, como Belmonte, es hermosura entre tanta bajeza”.

@JesusBengoechea entrevista a @fantantonio, quien nos habla de su nuevo libro, de toros, de la vida y, cómo no, del @realmadrid.

https://www.lagalerna.com/galerna-entrevista/fantantonio-el-madrid-como-belmonte-es-hermosura-entre-tanta-bajeza/

Un amigo, un colaborador leal y un genio que, además, tiene libro nuevo.

Leed. https://twitter.com/lagalerna_/status/1556600952693878785

Nueva crónica de @InBallo sobre las andanzas de @GarethBale11 en 🇺🇸

El galés volador anotó un golazo frente a unos hijos de Utah.

https://www.lagalerna.com/l-a-is-my-lady-iv/

Hoy me he puesto a escribir sobre Isco para @lagalerna_ y me he dado cuenta de que Isco se me olvidó hace mucho tiempo.

Se me olvidó que te olvidé, Isco.

https://www.lagalerna.com/isco-entre-el-recuerdo-y-el-olvido/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram