Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
El Erasmus de Dani Ceballos

El Erasmus de Dani Ceballos

Escrito por: Quillo Barrios6 agosto, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

El desequilibrio que necesita el medio campo del Real Madrid

Cuando se habla de los cedidos que tiene el Real Madrid en las principales ligas, los ojos se detienen en Odegaard -uno de los mejores futbolistas del campeonato español hasta que llegó el confinamiento-, Kubo -irrupción más que interesante en el Mallorca-, Achraf -traspasado al Inter tras una buena temporada en Dortmund- o, incluso, Reguilón -de más a menos en un gran Sevilla-. Sin embargo, Dani Ceballos aparece en pocas tertulias, como si su papel en el Arsenal hubiera sido residual o se tratase de un jugador de dudoso nivel cuya aventura en el Real Madrid haya llegado a su fin antes casi de empezar.

Lo cierto es que, a día de hoy, y asumiendo que Odegaard seguirá un año más en San Sebastián, el perfil más sugerente para reforzar al campeón de Liga es el de Dani Ceballos. No tiene el Real Madrid un jugador capaz de generar tanto desequilibrio en el centro del campo. Aquí no hablo de nivel o importancia, ya que, para mí, Casemiro y Kroos están a años luz de la inmensa mayoría de centrocampistas del mundo. Busco detenerme en un perfil concreto. Ceballos es, salvando las distancias, un reflejo de Modric. Con Luka entrando en su cuesta abajo y Odegaard terminando de curtirse en Anoeta, a Zidane le falta un jugador capaz de superar líneas y agitar la medular blanca. Ceballos encaja en ese perfil.

Ceballos y Arteta

En el Arsenal, pese a la lesión que lo frenó a mitad de temporada, ha participado en más de treinta partidos. De menos a mucho más, la llegada de Arteta supuso un antes y un después en la temporada de Ceballos. El técnico español le dio alas al futbolista utrerano en detrimento de otros como Özil, relegado a un evidente segundo plano.

El nivel de Ceballos tras el confinamiento ha sido altísimo, asumiendo galones en el centro del campo y convirtiéndose en el socio perfecto de Aubameyang, la gran estrella del Arsenal y pieza clave en el proyecto de Arteta. El broche de oro lo puso en la final de la FA Cup que los ‘Gunners’ ganaron al Chelsea. Disputó el partido completo y fue de los mejores, especialmente en una segunda mitad en la que destapó el tarro de las esencias. Todo ello envuelto en un 4-3-3 en el que ha demostrado que puede destacar y marcar diferencias. Esquema, dicho sea de paso, muy utilizado por Zidane cuando no tira de los famosos cuatro centrocampistas.

Así las cosas, el Erasmus de Ceballos en Londres ha resultado ser más que gratificante. Muchos pensaban que le quedaría grande la Premier League, pero se ha adaptado al ritmo del fútbol inglés y ha sobrevivido en un Arsenal que apuntaba al naufragio más estrepitoso antes de acabar 2019. El problema de Dani es que Zidane no parece contar con él. Lo tuvo en el Real Madrid y apenas le dio bola. Un servidor sigue creyendo que es un error no apostar por un futbolista tan especial como el ex del Betis, aunque cualquiera le lleva ahora la contraria al míster tras otra Liga en la que ha sacado el máximo rendimiento a su plantilla. Sin embargo, el contexto actual invita a mirar en casa y no buscar fuera. Ceballos está preparado.

 

Fotografías Getty Images.

Quillo Barrios
Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

10 comentarios en: El Erasmus de Dani Ceballos

  1. Hay una foto de la seleccion sub-21 campeona de Europa donde habia 4 jugadores Marcos Llorente, Jesús Vallejo, Marco Asensio y Dani Ceballos mejor jugador del torneo pues los 4 eran del Real Madrid, pues solo uno vale para el Madrid que no sé para que quieren jugadores jovenes si no les valen además de Reguilon, Acharf, Odegaard, Oscar Rodríguez, Lunin el futuro es blanco pero lamentablemente el futuro es para otros equipos a precio de saldo