Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Diecinueve a cero

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Diecinueve a cero

Escrito por: La Galerna24 febrero, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Alfredo Relaño apuesta hoy por una portada en la que no sabemos qué quiere decirnos exactamente. Puede que sea un tirón de orejas a Sergio Ramos o una advertencia al futbolista del Real Madrid por haberse convertido en un extravagante generador de amonestaciones. Lo que no ha querido seguramente Relaño es mandar el mensaje que nosotros sí hemos leído entre líneas. Y no es otro que ver cómo cambian las cosas según la camiseta que lleve Sergio Ramos.

Veamos. Sergio Ramos ha visto 171 tarjetas en Liga y 36 en Champions. A ello hay que sumarle las 22 expulsiones que ha sufrido como jugador del Real Madrid. Conviene recalcar esto último, ya que, cuando vas a la última columna y repasas los datos del camero con la selección española te das cuenta que las amonestaciones no superan la veintena y que no ha estrenado el casillero de expulsiones. No buscaba eso, pero Relaño nos acaba de contar, sin quererlo, que a Sergio Ramos se le trata de una manera cuando luce la blanca y de otra bien distinta cuando se enfunda la elástica nacional. Algo parecido, aunque salvando las distancias, a lo que sucedía con Luis Suárez en Inglaterra y lo que sucede ahora.

La pena es que ningún medio de comunicación se pregunte por qué pasa esto y tampoco reflexione acerca de la llamativa diferencia de criterio arbitral que persigue al capitán del Real Madrid. Sin embargo, tampoco nos sorprende. Hablamos de la misma gente que está dejando ir sin pena ni gloria un terremoto informativo como el 'Caso Soulé'.

Lamentamos, estimado Relaño, haber puesto el foco donde no pretendías. Otra vez será.

Tampoco intuimos qué quiere decir 'Marca' con su portada. No sabemos si "tarde para Bale" es porque le piden que se reivindique o porque será titular de nuevo. Por no saber no sabemos ni si es buena o mala la intención de la portada. Es lo malo de dejar las cosas a medias y abogar por un periodismo de andar por casa. La ley del mínimo esfuerzo ha llegado a un gremio otrora admirado y aplaudido por todos.

Por último, ya en Barcelona, vuelven a recibir con los brazos abiertos a Dembélé, que costó un gritón de euros y ha jugado partido y medio en siete meses. Menos mal que allí todo lo ven de color de rosa -y blaugrana-. La operación está siendo, de momento, un agujero económico y futbolístico, pero en Can Barça lo transforman todo y hasta parece que los culés deben celebrar que uno de los fichajes más caros de su historia vaya a re-debutar casi en marzo.

PD: El Real Madrid de baloncesto destrozó al Barcelona en el Palau (74-101). Os lo contamos porque en prensa casi ni aparece y porque nos ha hecho mucha gracia que 'Sport' diga que "el Barça paga la resaca de la Copa" como si el Real Madrid no hubiera jugado el mismo partido que los culés hace días. Son entrañables.