Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Dejen a Jovic en paz

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Dejen a Jovic en paz

Escrito por: La Galerna12 diciembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. A Marca hay que decirle de vez en cuando que nos damos cuenta. Que aunque comparativamente, en esta sección, reciba menos palos que los otros tres jinetes del Apocalipsis, por la sencilla razón de que sus portadas suelen merecerlos menos, nos percatamos de que el contenido no destacado en primera plana es con frecuencia torticero y malintencionado, con frecuencia (también) torticero y malintencionado desde una óptica antimadridista o puñeteramente madridista, que es casi peor. Que aunque a veces no haya nada que objetar a la portada (ved la de hoy), hay otras cosas francamente objetables, ya sea en su versión impresa, digital o para qué hablar de la radio.

La primera plana es un somero recuento de lo acontecido ayer en Brujas, con una intrascendente pero bonita victoria del Real Madrid que ya os contó Ramón Álvarez de Mon. La inquina se esconde en este caso en en un texto que aparece online y firma Jose Luis Hurtado. El texto se titula "Jovic juega sin red". La inquina contra el Real Madrid, o contra alguno de sus jugadores, tiene dos versiones: la inquina biliosa y la inquina graciosilla. Creednos: es mucho más llevadera la biliosa.

"De Jovic se esperaban en verano 20 goles; en otoño, por eso del cambio climático, hay quien se conformaría con media docena. La desconexión gestual que muestra con los compañeros es digna de ser de Cardiff y jugar al golf. La desconexión futbolística tampoco invita a la cohetería".

Descacharrante. A que sí. Qué gracia tiene mi niño. Nos duele la mandíbula de reírnos. Qué bien traída, qué original y qué valiente la referencia a Bale. Y ya con lo del golf es que nos partimos, qué queréis que os digamos. Tronchante. Desopilante. Calla, calla, no sigas con lo del golf que se me quiebra en dos la caja torácica. Qué risa, tía Felisa. Juas juas juas. Quijiur quijiur quijiur. Se nos saltan las lágrimas por efecto de la hilaridad, pero de la hilaridad que en algunas personas estimula la visión directa de la caspa en los hombros de un exseminarista.

Cuánta clase atesora esta comparación entre Bale y Jovic. Bale es ya el salvoconducto para la animadversión de la prensa. “Han cantado Bale”, podremos decir en adelante cuando este u otro rotativo aludan al galés para sacudir a alguno de sus compañeros. Ahora le ha tocado a Jovic subirse el carro de la manía mediática que transporta a Bale, y Marca lo señala de manera explícita metiendo a ambos en el mismo chiste. No habría mucho (o no habría tanto) que objetar si el chiste tuviera un atisbo de gracia.

Que por qué les ha dado ahora por Jovic, os preguntaréis. Que por qué le reclaman goles cuando apenas juega, y encima ejercen sobre él un sarcasmo sañudo, os preguntaréis. Es muy sencillo. En cualquier equipo hay dos variables: qué tal están respondiendo los fichajes y qué tal va el equipo. A veces van de la mano y a veces no, porque hay fichajes que no terminan de cuajar pero sus compañeros contrarrestan esa situación; también hay fichajes que funcionan pero no dan para que el equipo vaya bien. Para todo el mundo, si el fichaje no tira pero el equipo va bien, la prensa pone el acento en que el equipo va bien. Para todo el mundo menos para el Madrid, donde sucede lo contrario: en lugar de hacerse hincapié en que las cosas marchan, se hace en el hecho de que este o el otro fichaje no termina de carburar.

Véase si no el ejemplo paradigmático de Dembélé. 150 millones para un sinfín de lesiones, actuaciones generalmente deplorables y siestas en aeropuertos. Pero como el Barça gana la Liga no se habla de ello, pero es que no se habla en ninguna parte, y eso que vamos por la tercera temporada en esa línea.

Jovic, en cambio, acaba de llegar. Apenas juega pero se le exigen cifras goleadoras de titular. Y su equipo va bien, pero como él da la nota discordante el foco se pone precisamente ahí: en él.

Dejen a Jovic en paz.

Por lo demás, hoy As ejerce de equipo de todas las aficiones (pero sobre todo de la de la mayor parte de sus redactores) y Sport nos trae a Messi diciendo textualmente que la Champions “siempre está ahí”. Ahí por oposición a “aquí”, entendemos, siendo aquí esa bella tierra donde no sabemos si se podrá disputar el Clásico del 18D porque uno de los clubes contendientes es claramente partícipe intelectual (es un decir) de los propios disturbios que ponen en duda que el balón eche a rodar. Pero ahí no hay que poner el foco, no. De eso no hablemos. Hablemos de que seguramente Jovic también juegue al golf. Jojojo. Hahaha. De verdad que nos desorinamos, Mariamparo.

Pasad un buen día.