Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
Crónica del Real Sociedad, 0 ; Real Madrid, 1

Crónica del Real Sociedad, 0 ; Real Madrid, 1

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon30 abril, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

A estas horas no sé si la victoria del Madrid le dará la liga, lo que sí creo saber es que ningún madridista le podrá reprochar al equipo su empeño en este final de temporada. Tras el triunfo en San Sebastián, el Madrid suma diez victorias seguidas y nadie cree que no vaya a llegar a la doce. Si la liga finalmente no cae no será por los últimos meses.

La jornada se prestaba para tratar de conseguir un triunfo diésel. El partido no podía caer más a desmano. Entre don grandes banquetes es difícil apreciar una comida más rutinaria, pero el Madrid honró con su desempeño la verdadera importancia del partido y ese no seleccionar, ese ir a por las dos competiciones con la misma determinación, es motivo de gratitud para el madridismo por lo novedoso que es en esta generación de futbolistas.

El comienzo del partido fue toda una declaración de intenciones. Hasta el minuto veinte la afición realista sólo había visto ocasiones de los nuestros. James lograba recibir en posiciones que le habilitaban a asistir a sus compañeros con la precisión de cirujano que acostumbra... cuando está bien. Cuando el colombiano está enchufado, su calidad le hace destacar sobre la mayoría del resto de jugadores. Bale hacía de Ronaldo desde la derecha ya que ganaba las posiciones de remate en cuanto el balón sobrevolaba el área. No cabe duda de que el galés asume los galones cuando el portugués está ausente. El resto del primer tiempo dejó un dominio blanco con ocasiones cada poco rato, pero frente a una Real que se empezaba a sacudir algo el dominio y al menos pisaba territorio enemigo de vez en cuando.

bale de cabeza a la real

Si el Madrid había aunado buen juego y actitud los primeros minutos, en los siguientes se mantuvo más la actitud que el juego. Al descanso se llegó con un empate a cero que no recompensaba los méritos hechos por el Real Madrid. Ahí nos acordamos especialmente de Ronaldo. Parecía el clásico partido en el que dos goles "sencillos" del portugués dan paso a una de esas cómodas victorias que para algunos "no cuentan" por su simplicidad. Se tiene poco en cuenta que muchas veces la simplicidad viene provocada por la calidad del delantero portugués.

La segunda parte empezó como la primera: con el Madrid empujando. En el minuto catorce me preocupé. Cuando no entra una ocasión como la que tuvo Bale, uno piensa que no entrará ninguna. No sería el primer final de liga condenado por un partido sin pegada.

Parece que la ansiedad empezó a calar en algún madridista, ya que los siguientes minutos dieron paso a un tramo de partido en el que las imprecisiones se impusieron. Cada imprecisión alargaba al equipo y daba lugar a una posible contra que siempre era abortada por unos sólidos Varane y Ramos.

Zidane dio entrada a Jesé por un desaparecido Mayoral, y más tarde a Isco por un James que a mí me gustó, pero en quien la falta de ritmo provocada por la inactividad  empezaba a hacer mella.

Isco no abusó de retener el balón pero sí logró, junto a Modric, volver a instalar al Madrid en campo contrario.

En una de esas jugadas en la frontal del área, el balón le llegó a Lucas en la derecha que puso un centro que ganó Bale en el primer palo de forma más que meritoria. Las increíbles galopadas del galés a veces hacen olvidar que sólo hay un jugador que remate igual de bien que él con la cabeza: Cristiano Ronaldo.

Hasta el final todo fue dejar que pasase el tiempo, y sólo un despiste en una falta lateral dio paso a un peligroso remate de cabeza que atajó Keylor.

Hay liga, vaya si la hay.

 

Keylor Navas: 6,5. Todo bien, incluida la parada final. Poco trabajo.

Danilo: 6. Se internó bien por la banda y no concedió demasiado detrás.

Varane: 6,5. Sólido y rápido.

Ramos: 7. Estamos viendo su mejor versión de la temporada.

Nacho: 7. A punto de marcar un buen gol. Bien atrás.

Casemiro: 6,5. Bien en lo suyo.

Modric: 8. Es el que siempre tuvo claro el partido que tenía que hacer el Madrid.

James: 7,5. Dio tres o cuatro pases de gol. No merece menos.

Lucas: 7. Estaba pasando algo desapercibido pero dio el gol. Grande.

Mayoral: 5,5. Bastante apagado, pero muy luchador.

Bale: 8. Lo intentó siempre, rondó el gol varías veces y ganó el partido.

Jesé: 6. Lo intentó y animó algo al equipo.

Isco: 6,5. Muy lento con el balón, pero ayudó a Modric en su plan.

Kovacic: sin tiempo.

Zidane: 7. Tiene mérito tener al equipo enchufado a las dos competiciones.

Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM