Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Cosas de la intensidad

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Cosas de la intensidad

Escrito por: La Galerna3 septiembre, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Cierta violencia implícita late hoy bajo las portadas deportivas patrias, un aire de agresividad controlada y sutil, una tensión, mandíbulas apretadas y hasta un pelín de mala baba, alguna entre líneas, otra más directa. Al parecer acertaba Sánchez Ferlosio cuando decía que la lógica de la guerra anidaba en el fútbol, si bien camuflada y, añadimos nosotros, que complementada con otras lógicas que a veces hacen que el belicismo quede ya no solo en segundo plano, sino que hasta desaparezca. No parece ser hoy el caso de esa desaparición.

Marca Portada Diego Costa 03.09.16Hasta un anuncio de abogados nos pone hoy Marca en su portada, tal vez sabedores de que hablar a la vez de leyes, de la intensidad de Diego Costa y de pegadas descomunales puede precisar de apoyo jurídico. Por si esto fuera poco, se nos añade una foto del citado delantero con gesto adusto, aunque en descargo de Marca hay que decir que tal vez no exista foto alguna de Costa con otro tipo de gesto.

El caso parece ser que Lopetegui le pide a Costa que sea más intenso en esta nueva etapa de la selección, aunque la portada añade que "sin pasarse", cosa poco precisa, la verdad. Nosotros esto de la intensidad lo vemos un poco con sospechas, y más desde que es vendida como la virtud principal del cholismo. No pocas veces hemos visto que de la intensidad a la agresividad hay un paso, y que de la agresividad a la violencia hay un paso y medio, así que tenemos cierto temor a que Diego Costa no sepa medir bien estos pasos y tome el rábano de la intensidad por las hojas de esas otras cosas que precisarían de los servicios jurídicos del anuncio que tan amablemente nos ofrece Marca.

As Portada James 03.09.16La mala baba entre líneas la trae hoy (oh, sorpresa) el diario As, aunque hasta un niño de cuatro años podría captar a la perfección ese entre líneas, de tan obvio que resulta y sobre todo de tan repetido en el mismo medio.

Nos emociona mucho (pero es que mucho) cómo en el Ouija Today apoyan tanto a los jugadores del Madrid que supuestamente son menos apoyados por el entrenador del Madrid, sea quien sea. Lo que ya no sabemos es si la segunda parte de la frase anterior es cierta o más bien construida por esos mismos que necesitan que lo sea para, acto seguido, apoyar al jugador en cuestión. De ser así, la jugada resulta algo perversa, pero no nos digan ustedes que no es también magistral. Ocurre que la perversión le saca varios cuerpos a lo magistral cuando eso de apoyar es solo un eufemismo para desestabilizar al Madrid, para ponerlo en constante estado de excepción y pregonar que las cosas siempre van mal porque lo digo yo y punto. Ahora el foco de atención es James, ahora el medio para el único fin que parece tener el diario As es el jugador colombiano, ahora unas declaraciones de Asprilla -"este gol para ti, Zidane"- vienen como anillo al dedo de Relaño, que así puede atacar con armas ajenas y no dejar de entonar el pío, pío, que yo no he sido. Es lo que tiene confundir el periodismo con la intensidad.

Mundo Deportivo Portada Messi 03.09.16Pero relajémonos con la imagen de portada de Mundo Deportivo. Qué solaz, qué descanso del espíritu, qué límpido el cielo, al que se llega por muchas vías, pero no todas tan virtuosas como la de arrodillarse ante DiosLeo para que la pequeña gran deidad te toque levemente la cabeza, en gesto histórico, redentor e inmaculado. Eso sí que es intensidad.

Nos pasaríamos horas, días y hasta semanas enteras contemplando esta imagen, digna de El Greco y perfecta para abrir todos nuestros chacras, pero es que Mundo Deportivo sabe que no solo lo divino alimenta, así que se ve obligado a darnos también una dosis de fast-food con la que incentivar a las masas humanas, demasiado humanas. Lean más abajo, en la esquina izquierda: "Florentino tiene 257 millones en el banquillo". Ay, señor, con lo templado que teníamos el ánimo con la imagen divina para encontrarnos ahora con esta ocasión de perfecto chiste fácil. La mala baba es en este caso tan evidente, que hasta da pereza siquiera acusar recibo de ella. La cosa es tan chusca, que cómo ponerse ahora a diferenciar banquillos de campos de fútbol de banquillos de juzgados, donde gana con diferencia el més que un club. El bumerán de la "noticia" de nuestros amics les da de tal modo en la cara, que preferimos quedarnos con DiositoLeo de albiceleste ungiendo a ese joven con chándal del Bayern de Múnich antes de que nuestra mente nos traiga la imagen tan poco edificante del argentino entrando y saliendo condenado de los juzgados. No, no y no, el reino de Leo no es de este mundo y las leyes de los hombres son incapaces de entenderlo.