Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Zidane: razones para el cambio

Zidane: razones para el cambio

Escrito por: Ramón Álvarez de Mon4 enero, 2016
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hoy el cuerpo me pedía hacer un artículo que criticase el espíritu competitivo de los jugadores del Madrid. Ante una nueva oportunidad de sembrar las dudas en el eterno rival, primero, con 0-1 y ante un rival perdido, se dejaron comer el terreno y posteriormente, con dos errores infantiles en defensa, dejaron escapar dos puntos de incalculable valor. Como decía, esto era lo que me pedía el cuerpo y de hecho fue lo que hice, pero entonces llegó la destitución de Benítez y el ascenso de Zidane.

Quien me lea habitualmente sabrá que soy de naturaleza optimista. No me gusta vivir amargado durante la temporada a pesar de contemplar cosas que no me gustan. En caso de que llegue, prefiero que mi decepción se materialice en mayo. A pesar de eso, lo cierto es que el Madrid de Benítez ha dejado poco margen al optimismo.

Uno que defendía la continuidad de Ancelotti tenía tres motivos para no entender la llegada de Benítez: (1) la propia destitución de Carlo; (2) en el Madrid de los centrocampistas se optaba por fichar a uno de los entrenadores con gusto más discutible por los mismos y (3) ante un vestuario plagado de egos desmesurados y una falta de competitividad comprobada se fichaba a un entrenador cuya empatía e inteligencia emocional había dejado dudas en el pasado cuando se había enfrentado a vestuarios complicados.

Lo cierto es que, a pesar de desearle lo mejor, Benítez no me parecía la mejor opción, pero aún ha sido peor esta versión de Rafa que ha dejado una sensación de no corresponderse con su esencia. Es decir,  con lo que realmente liga con el fútbol que él entiende. A que Rafa no haya sido Rafa sin duda ha contribuido mucha gente, pero sobre todo un gran sector de la prensa que le puso la cruz antes de empezar. Una suerte de obsolescencia programada, como gusta decir mi amigo y compañero galernauta Rafa Moreno, que esta vez se vio en su versión más extrema.

Independientemente de todo esto, lo cierto es que el despido de Benítez me parece un acierto. Dicho de otro modo: fue un gran error contratarle, pero hubiese sido un error aún peor mantenerle cuando se ha verificado que no tiene capacidad para revertir la situación. Es un hecho que la temporada del Madrid no estaba siendo lo que corresponde a su potencial. Más allá de eso, personalmente he logrado disfrutar con muy pocos partidos de la temporada. Bajo mi prisma, ver a mi Madrid esta temporada no ha sido una garantía de diversión casi nunca.

zizou

Ahora llega Zidane y con él todo un proceso de desenmascaramiento de los jugadores de la plantilla. A esta generación se les ha consentido más de lo que su palmarés con el Madrid meritaba. Si el equipo sigue por la misma senda sinuosa, pocos serán los críticos que puedan mirar al banquillo. Con Benítez se va una barrera que protegía injustamente a unos jugadores que no han estado a la altura del escudo que defienden. Desde la autoridad que atesora Zizou por su historial en el Madrid, uno que es optimista espera que aumente considerablemente la responsabilidad de unos jugadores que mañana por la mañana se entrenarán con el ídolo de su juventud, con todo un ídolo de una afición que no les perdonará otro desplante.

Parecerá un tópico, pero ser futbolista del Madrid implica asumir y disfrutar con el compromiso de estar a la altura de su grandeza cada semana. Por eso mismo, pocos jugadores en el mundo se hacen acreedores a vestir la camiseta blanca. A algunos jugadores de esta generación cuya calidad y potencial es indiscutible les quedan pocas oportunidades para demostrar que su impronta en la historia del Madrid no sólo se circunscribe a haber ganado la ansiada Décima. Será eso o las decisiones más importantes llegarán en junio.

 

Ramón Álvarez de Mon
Asesor fiscal autónomo. Soy socio de La Galerna y colaboro en Radio Marca. @Ramon_AlvarezMM

7 comentarios en: Zidane: razones para el cambio

  1. Amigo, permíteme que te llame así, tendrás razón en todo lo que dices pero en cada destitución yo veo una derrota más ante la prensa y el piperío. No lo puedo evitar. Es una lucha quijotesca. No hay salida. Como dice la frase, cuando el sabio calla malo, cuando los tontos aplauden peor.....

  2. El mal habita en el vestuario. Un vestuario que ganó una guerra: " o ese o nosotros". Quedaron ellos y a partir de ahí, vicios, molicie, mediocridad y autocomplacencia. No se que será peor, si que el equipo resurja con Zidane, demostrando que los que ganan y juegan, cuando quieren, son ellos o que sigan fracasando y entonces quedará demostrado que no son más que unos perdedores muy publicitados. En cualquiera de los dos casos, malo para el Madrid. En este equipo, si se quiere volver a tomar las riendas, sueltas desde la era galáctica e incluso desde la quinta del buitre, hay que cortar una testa coronada al final de cada temporada. Con o sin razón. Dios ya escogerá a los suyos.