Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Un jugador, una canción: Casemiro

Un jugador, una canción: Casemiro

Escrito por: Nanook The Eskimo6 febrero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Un jugador, una canción

Carlos Casemiro - Regret

Es imposible hilar fino y aportar rigor y matiz en una época donde la pieza básica de información es el tuit y/o el titular sensacionalista. La propia limitación de longitud del texto y la dictadura del número de clicks redundan muy negativamente en la posibilidad de profundizar. Así, vivimos en la era en la que es más importante el impacto que la veracidad, lo que redunda en un muy triste reinado del simplismo. La abundancia de mentes poco proclives al análisis y a la formación de criterio propio es terreno abonado para la formación de ideas vagas, sencillas y que quedan permanentemente forjadas a fuego en esos encéfalos perezosos. Así, las preconcepciones y prejuicios se convierten en sentencias sin haber mediado prueba.

La afición del Real Madrid, salvo honrosas excepciones, ha dado pruebas de mantener el referido espíritu lanar, y de ello se aprovechan los medios de comunicación. Ha calado, por ejemplo, la idea de que Casemiro es “sólo” un mediocentro defensivo que roba balones, uno de esos titanes físicos especializados en juego subterráneo, que encuentran dificultades para manejar el balón por mor de su mermada técnica. Señores, eso es mentira. La evolución de la posición, que se probó involución, presuntamente fue exigiendo que los jugadores que en ella se desempeñaban fueran más generosos en su despliegue atlético (de atleta, no de Malakito) que en buscar una mínima solvencia técnica. Esa estúpida preconcepción llevó a que en el Real Madrid militara gente como Pablo García, Gravesen o las peticiones de Capello, Emerson o M. Diarra, futbolistas cuyas capacidades con la pelota muy bien podrían definirse como tragicómicas.

Parece mentira que la figura del medio centro defensivo moderno la inventaran por, y me pongo de pie, Fernando Redondo y Mauro Silva. El primero de ellos era elegante, un fenómeno de casi uno noventa que cosía el balón a su zurda con una técnica depuradísima. Robaba balones de manera incansable, construía el juego y fue capaz de, por ejemplo, devorar a todo el centro del campo del Borussia Dortmund en la vuelta de las semifinales de Champions de 1998, una gesta que, para mi gusto, resulta superior a su ya mítico taconazo de Old Trafford dos temporadas después. El segundo era un puntal del Brasil campeón del mundo y unía a su increíble resistencia un más que decente toque de balón, pero destacaba sobre todo por su inteligencia y capacidad de colocación y lectura del juego. Casemiro tiene muchas de las virtudes de Mauro Silva, adaptadas al actual fútbol de ida y vuelta, lo que le hace llegar al área contraria con más facilidad y con más peligro, pues cuenta con un muy buen disparo. Por si fuera poco, ha dado pruebas de haber comprendido muy bien qué es estar en el Real Madrid, y hay en él un liderazgo que lo hace ser respetado, valorado y escuchado dentro de la plantilla.

Los prejuicios, siempre los prejuicios. Cuando uno de los mejores baterías del mundo, Mike Portnoy, ex de Dream Theater, se junta con Billy Sheehan (al que Steve Vai definió como “mejor bajista de rock del mundo”, y él mismo dio pruebas de ello, primero en su banda Talas, en la banda de David Lee Roth en su época post Van Halen y en Mr. Big) e incorporan a un gran cantante, un reputado virtuoso de las seis cuerdas, colosal compositor y un más que solvente pianista como Richie Kotzen (ex de Poison y Mr. Big entre otros) y con una prolífica carrera en solitario, las expectativas se orientan a obras complicadas y relativamente poco memorables que sirvan de excusa a los tres monstruos para demostrar su técnica ultraterrena. La experiencia, a excepción de Cream, no ha hecho mucho por contradecirnos. Es más, el propio Madrid galáctico era una súper banda, y su cosecha de títulos fue muy exigua para el talento que se aglutinaba en ese vestuario.

Si hubiera que describir al trío, bautizado como Winery Dogs, en un tuit, el espacio nos dejaría llegar a “Nueva súper banda formada por tres virtuosos del rock”. Ese titular parece poco halagüeño y hace que las expectativas se orienten hacia temas sin concesiones, rock duro, composiciones largas y complejas con constantes exhibiciones de virtuosismo individual de cada uno de sus componentes. Quizá por ser ya perros viejos y, sobre todo, sabios, estos tres señores no basan sus temas en la técnica, sino que escriben canciones y las interpretan excelentemente, y la excelente técnica de cada uno sirve al tema, no viceversa. Además, dominan los cambios de registro y modulación de las canciones, saben matizar hasta el punto de poder escribir estampidas de rock clásicoexcelentes baladas rockerasobras más tranquilas con un marcado aire soul cortesía de Mr. Kotzentemas acústicos dignos de hoguera de campamento, maravillosamente bien tocados y con una armonía de voces enormemente trabajada. El que nos ocupa, Regret, es un delicioso ejercicio de soul clásico que, y lo digo por experiencia, en directo resulta simplemente escalofriante.

Teniendo en cuenta esos pronunciamientos, empieza a costar definir en un solo tuit o en un solo titular tanto el juego de Casemiro como la producción de los Winery Dogs. Ellos no son sólo una súper banda, son mucho más que eso. Casemiro no es sólo un mediocentro defensivo que da palos, es, como lleva años demostrando, muchísimo más.

Un jugador, una canción

1-Sergio Ramos – Dazed and confused

2-Karim Benzema – Aint’t that a kick in the head?

3-Luka Modric –  Dark Side of the Moon

4-Lucas Vázquez Neon

5-Raphaël Varane -Suck my kiss

6-Rodrygo Goes – Shout it out loud

7-Toni Kroos Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band

8-Gareth Bale - Master Of Puppets

9-Nacho - Overkill

10-Isco - Dance of Eternity 

11-Valverde -The Trooper

12-Thibaut Courtois - Layla

13- Ferland Mendy- Graceland

14- Carlos Casemiro - Regret

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

En el aniversario de Sydney Pollack, se pregunta 🤺@AthosDumasE qué estaría mirando De Burgos Bengoetxea cuando Diego López arrollaba cual oso de las Rocosas a Karim Benzema.

¿Estaría viendo quizás "Tootsie"?

https://www.lagalerna.com/danzad-danzad-madridistas/

En el cumpleaños de Van Nistelrooy, @cuadrablanco ha viajado hasta el condado de Madison para recordar los años felices del holandés vestido de blanco:

https://www.lagalerna.com/van-nistelrooy-y-los-puentes-de-madison/

¿Crees que @Benzema merece ganar el Balón de Oro?

✍️ @Arellanoglou apuesta por ello y no se encomienda precisamente al azar:

https://www.lagalerna.com/karim-benzema-candidato-al-balon-de-oro/

🏳️"Nacido el 1 de julio".

⚽️ "Hoy nace el Real Madrid Femenino", un artículo de @PepeKollins.

https://www.lagalerna.com/hoy-nace-el-real-madrid-femenino/

Hoy en el #Portanálisis le damos la enhorabuena a Nikola Karabatic con música de viento proveniente del Camp Nou.

👉👉👉 https://bit.ly/3eTLtkI

2
homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram