Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Reguilón no pudo con Mendy

Reguilón no pudo con Mendy

Escrito por: Quillo Barrios17 septiembre, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

La primera vez que vi a Sergio Reguilón fue contra el Real Valladolid en un partido disputado en el Santiago Bernabéu. Jesús Bengoechea, sentado a mi derecha, coincidía conmigo en el agradable impacto que estaba teniendo el joven jugador del Real Madrid ese día. Era marzo de 2019 y la familia madridista estaba encantada -y necesitada- con la irrupción de futbolistas con tanto futuro como Reguilón. Sin embargo, casi nadie contaba con una proyección tan importante como la que ha experimentado el canterano blanco.

Meses después de aquella apacible tarde, Florentino Pérez fichó a Ferland Mendy, competencia directa para Reguilón y el eterno Marcelo. El club decidió mantener al brasileño en la plantilla y ceder a Reguilón al Sevilla. La nota del madrileño en Nervión no bajó del notable. Disputó treinta y ocho partidos entre todas las competiciones -fue titular en la final de la Europa League que acabó conquistando el conjunto de Lopetegui- y sumó tres goles y cinco asistencias. Fabulosos registros para un chaval que apenas tenía experiencia en el fútbol de élite.

Ferland Mendy Real Madrid

Tras la cesión, Reguilón regresó a Madrid dando la sensación de estar ya preparado para asumir el inmenso reto que supone asumir ciertos galones en el club más importante del mundo. El problema fue que, durante su ausencia, Mendy cayó de pie y acabó haciéndose con un puesto que solía tener acento brasileño. Si en el primer tramo de la temporada, el lateral francés se destapó como un defensa inexpugnable, con un poderío físico que le permitía sellar su banda y hasta ayudar – y por tanto hacer mejores - a sus compañeros en defensa, en la segunda parte del curso firmó una extraordinaria actuación también en la faceta ofensiva, despejando todas las dudas que sobrevolaban la banda zurda. Marcelo pasó a un segundo plano y a Reguilón se le cerraron las puertas, ya que, dado su nivel en el Sevilla, no podía regresar para ser suplente, y menos estando en plena evolución. En medio del camino apareció José Mourinho para llevárselo al Tottenham. Esta vez no ha sido cesión, sino traspaso.

Reguilón celebra con Bale

¿Acierta el Real Madrid con esta operación? ¿Y el propio Reguilón? Sí y sí. Muchos critican el movimiento de la entidad merengue por el hecho de que mantienes a Marcelo -cuyo punto y final parece cerca- en vez de apostar por un futbolista que ya ha demostrado estar capacitado para jugar en el Real Madrid. Sin embargo, hay que tener en cuenta que Mendy está por encima, y con toda justicia, además. Volviendo al anterior párrafo, sería injusto y erróneo hacerle hueco a Reguilón para ser suplente habitual. Aunque duela, lo lógico es dejarlo volar lejos del Santiago Bernabéu. El Tottenham y la Premier League son un contexto perfecto para que el zaguero español -y aquí me centro en su decisión personal- siga creciendo y formándose para convertirse, más pronto que tarde, en un lateral de referencia.

Podríamos también reflexionar sobre el coste de la operación -unos treinta millones- o las posibles cláusulas que se han incluido para garantizar la posibilidad de un regreso de Reguilón al Bernabéu y que junto al gran rendimiento de Mendy en el Real Madrid, confirman  que el traspaso del madrileño al club londinenese  es un acierto desde todos los puntos de vista.

Quillo Barrios
Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios