Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Quien tiene boca se equivoca

Quien tiene boca se equivoca

Escrito por: Antonio Escohotado23 octubre, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Triste primer tiempo. Otras veces se hacen veinte ocasiones sin meter ninguna, anoche se enchufaron dos sin apenas merecerlo, con un gol en propia meta del alicaído Eibar. ¿Qué preferir, si a uno le gusta el fútbol? Ceballos me recordó esas veces que Morata empezaba de titular pero jugaba peor que saliendo media hora o diez minutos, y los centros de Theo reeditaron los peores de Marcelo. Nacho muy por debajo de su nivel, Modric sin dar una, y solo tres jugadores –Varane, Isco y Asensio- a la altura de su juego simplemente normal. Todos al tran-tran, y Cristiano furioso consigo mismo.

Más llover sobre mojado en el segundo tiempo, con la novedad de que Ceballos fue mejorando sensiblemente, y Varane terminó imperial. En el minuto 80 la jugada del tercer gol fue admirable, aunque difiero de Maldini por lo que respecta a su principal mérito. Benzema la inició con un excelente taconazo, y luego con un pase en corto, pero en todo el planeta no hay probablemente nadie capaz de hacer la cabriola de Marcelo para habilitarse el disparo, a su vez excelente. Jamás había visto semejante movimiento, sin perjuicio de que año tras año vayan brotando novedades casi tan prodigiosas de su chistera.

Tampoco discuto el talento de Benzema, que con Zidane dejó atrás la sangre de horchata, aunque nada más salir se dejase arrebatar un balón en el centro del campo que era totalmente suyo, a la vieja usanza, y acumula exhibiciones de mala puntería. Tras uno de los goles fallados por Cristiano volvió a ponerla en el segundo anfiteatro, reeditando media docena de fallos casi incomprensibles en las últimas semanas, y no sé si recomendarle calma –el consejo sin duda oportuno para Ronaldo–, o tan solo concentración y autoexigencia.

Casemiro acabó pareciéndose a sí mismo, y Lucas Vázquez pasa por horas bajas hace tiempo, quizá porque la mayoría de sus compañeros resultan difíciles de emular. Los resultadistas se acostarán hoy contentos, pero a mí me pareció el peor partido de la temporada. Ojalá sea fruto del Eibar y su inoperancia, porque no vi por ninguna parte la velocidad combinada con precisión que llevó a lo más alto. También recuerdo lo que decía Spinoza: “La excelencia es tan sublime como rara”.

Antonio Escohotado
Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

3 comentarios en: Quien tiene boca se equivoca

  1. ¿Saben por que le falto juego al Madrid?
    Sencillamente por que no estaba el OMEGA,la presicion y el control de todo el centro del campo,no estaba sencillamente KROSS.Saludos.