Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
¿Por qué se juega hoy este partido?

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

¿Por qué se juega hoy este partido?

Escrito por: La Galerna27 marzo, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Cuatro matones nos han reducido y conducen nuestra cabeza irremisiblemente hacia el retrete. Después, como sucedía en El Gran Lebowski, uno de ellos todavía pretenderá miccionar sobre nuestra alfombra, que tan bien armoniza con el resto de la habitación.

Cuatro matones (en la película bastaba con dos, nosotros somos más fuertes que The Dude) nos quieren llevar a donde no queremos ir. Los cuatro (rara unanimidad) nos instan con sus primeras planas a especular con los onces, elaborar sesudos análisis sobre el enfrentamiento de dos estilos y suspirar por otra buena actuación de La Roja ante "el mejor jugador del mundo".

Esta ensalada de lugares comunes nosotros no nos la comemos. Lo sentimos.

Lo único que queremos decir sobre el partido entre España y Argentina que se disputa esta noche es que no se debería jugar, no al menos hoy, a escasos días de unos Cuartos de Final de la Champions League. Lo atractivo del cartel de jugadores que hoy se enfrentan en el Wanda (también llamado Metropolitano por los negacionistas) no nos hará caer en la trampa. Si el partido es o no atractivo es lo de menos. Este encuentro no debería disputarse.

Lamentamos mucho el habernos extendido, en previos portanálisis, en comentarios sobre el no menos amistoso y completamente innecesario España-Alemania de hace unos días. Nos disculpamos por ello.

No vamos a hablar del España-Argentina, por mucho que parezca que no tenemos más remedio a la luz de estas portadas.

Extendernos más en esta idea nos avergonzaría.

Pasad un buen día.

16 comentarios en: ¿Por qué se juega hoy este partido?

  1. Lo más destacable es que Sergio Ramos haya conseguido "colarse" en la portada de Mundo Deportivo.
    No sé si Iniesta y Piqué les perdonarán tal menosprecio...