Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Patriotismo

Escrito por: La Galerna27 junio, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Argentina se metió anoche en octavos de final del Mundial de Rusia y la euforia se desató... en España. Tal cual. Los mismos que llevan dos días atizando a De Gea, Sergio Ramos y alguno más, celebraron la clasificación del equipo de Leo Messi como si la albiceleste fuera rojigualda y Sampaoli tuviera el pelo de Fernando Hierro.

Es posible que nosotros, madridistas enfermizos, no hayamos acabado de entender bien el patriotismo a lo largo de un Mundial. Creíamos que la prensa deportiva, esa que da lecciones sobre comportamiento y moralidad, quería lo mejor para España, y eso no casa con celebrar la clasificación de una selección mucho más potente que Nigeria o Islandia.

Mónica Marchante, por ejemplo, gritó el gol de Marcos Rojo (el 2-1) como si hubiera sido de Iniesta en cuartos de final. Luego explicó que ella quiere a los mejores en octavos. Lástima que no mostrase la misma efusividad cuando Toni Kroos marcó ante Suecia. Seguramente se quedó sin datos en el móvil.

En cuanto a las portadas, todas, sin excepción, lucen, casi con orgullo, a Messi y Argentina. Como si la prensa española tuviera más ganas de ver a Leo en octavos que a la propia selección de Hie... Rubiales y Fernando Burgos.

Uno imagina, quizá con algo de maldad, que Argentina y España se acaban cruzando en el Mundial y todos estos festejos se vuelven en contra de los profesores del patriotismo. No sería la primera vez que los medios de comunicación escupen hacia arriba y acaban empapados.

Dicho esto, no olvidemos que el malo era el Real Madrid por fichar a Lopetegui mientras que los buenos eran esos ciudadanos periodistas que miraban por el bien de La Roja. Ese bien común que ahora parece pasar porque Messi siga avanzando en el Mundial. Algunos celebraron más la victoria de Argentina anoche que el primer puesto de España. Y no lo decimos con ironía. Fue así. Lo celebraron más. Se salvan porque no son madridistas.