Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Ocasión para gozar de un plan

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Ocasión para gozar de un plan

Escrito por: La Galerna19 enero, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. Hoy no nos vamos a detener mucho en las portadas porque el Madrid ha perdido otra vez, aunque parezca mentira después de la racha de imbatibilidad que acabamos de dejar atrás. No queremos escudarnos en la habitual crítica a la prensa para negar o disfrazar que el Real Madrid hizo un mal partido y que tiene muy complicada la clasificación para las semifinales de la Copa del Rey. El buen tono general del medio campo (Modric ha logrado que deje de ser noticia el que se muestre imperial) no se vio acompañado por una actuación ni tan siquiera pasable en ambas áreas, donde hay mucho que analizar. Nos metieron dos goles absolutamente imputables a sendas negligencias defensivas de complicada disculpa, y perdonamos frente al portero rival goles que un delantero del Real Madrid no debe fallar jamás, aunque fallar pueda fallar cualquiera.

"La flor se ha marchitado", proclaman frotándose las manos nuestros rivales. Una flor que sistemáticamente deja a medio equipo en la enfermería (antes eran otros; ahora son Carvajal, Bale, James, Pepe, parece que Asensio; mañana sabe Dios) solo puede ser una flor carnívora, pero tampoco queremos poner eso como excusa. Ya sabéis que se nos tilda de oficialistas. Nuestro oficialismo consiste en que cuando se ha jugado mal basta con decir que se ha jugado mal. Lo decimos pues y lo repetimos si hace falta: se jugó mal y la eliminatoria está bien jodida. Poco más vamos a agregar, o al menos poco más vamos a agregar por hoy, dado que poco más nos corresponde añadir. La sangre, en otra(s) ventanilla(s). Tenéis dónde elegir además.

"Pero es que hay que hacer autocrítica". Totalmente de acuerdo. La autocrítica es una cosa que por definición lleva a cabo el protagonista (o en este caso los protagonistas) de una determinada situación que no ha sido bien resuelta. Lo que hagan otros que no sean los protagonistas no se llama autocritica, se llama crítica. Y es legítima, pero llámesele por su nombre, y añádase a continuación: a menos que 1) sepáis de esto más que ellos y 2) además os lean, todas las indicaciones que podáis dar a los protagonistas constituyen un ejercicio de futilidad masoquista.

Lo que pensamos que nos toca decir es que no tiene sentido ser del Madrid y asegurar que no vamos a remontar esta eliminatoria. Se nos informa de que nunca jamás el Madrid ha remontado un 1-2. Ahí tenéis la clave para creer. Si fuera "casi nunca" puede ser que ya estuviéramos matemáticamente fuera. Pero resulta que es "nunca". Eso, y no debería hacer falta explicarlo, huele a remontada que tira para atrás. Si no ha pasado nunca, este es un trabajo para el Real Madrid. Por otro lado, ¿dónde está la estadística que asegura que el Madrid nunca ha ganado por más de un gol en Balaídos? Hay que remontarse muy lejos, eso sí: 1-3 en la última visita.

Cuando el Madrid pierde un partido de ida de una eliminatoria a doble partido, y encima lo hace con un juego poco convincente y errores graves, lo que corresponde hacer es querer matarlos a todos durante cinco minutos, llegar ya blasfemados a Twitter y empezar a gozar de la oportunidad de soñar con la consabida remontada. Decimos "consabida" no porque sepamos que se va a dar (de hecho, lo más normal sería que no se diese) sino porque sabemos que se va a intentar.

En la última Liga que ganó el Atlético de Madrid, los jugadores del Barça habían arrojado públicamente la toalla, pero inesperadamente llegaron a la última jornada con posibilidades de ganar la competición. Ya tenían la mente en la playa, porque era imposible. Jugaron ese último partido en el Camp Nou contra el Atleti y no lo ganaron, por supuesto. No lo ganaron porque ya habían anunciado que no iban a ganar la competición, y no podían dejarse mal a sí mismos. ¿De verdad queremos parecernos en algo a esa panda de colegialas lloronas que solo saben jugar a favor de corriente?

Hicimos una mierda de partido. Arreglémoslo en la vuelta, y solacémonos desde ya en la preparación del plan. Hala Madrid.

Os dejamos las portadas porque querréis verlas. O no. Pero es nuestra obligación dejároslas.