Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Fichar en enero

Fichar en enero

Escrito por: Antonio Valderrama7 enero, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Es un clásico leer o escuchar que el Madrid no ficha en enero. Que no ficha porque no sale rentable salir a buscar en ese mercado, donde, se argumenta, sólo quedan retales. Y ciertamente, por lo normal, esto es verdad. Todo lo que no se ha fichado o vendido durante el verano suele ser lo que está de vuelta, lo devaluado, lo malo, en resumen, lo que no es demasiado interesante. Pero siempre hay excepciones. El Madrid no ficha en enero desde que se trajo a Lucas Silva en 2015. El tiempo demostró la veracidad del axioma que parece guiar la política de fichajes del club en este caso: fichar en enero no es recomendable porque la probabilidad de que te cuelen un pufo es alta. No obstante el anterior fichaje invernal fue Adebayor, una necesidad coyuntural que resultó de interesante impacto futbolístico y emocional tanto en el equipo como en la hinchada. Claro que también es verdad que Mourinho pareció ser el único entrenador capaz de imponer su criterio al de la dirección deportiva del club, es decir, al de Florentino.

Sin embargo, como decía antes, siempre hay excepciones. Hay veces en que el invierno ofrece jugosas gangas, ofertas que, por un cúmulo de circunstancias, sólo sería posible encontrar de ordinario en verano. Como Hazard este año, por ejemplo. No sé si el Madrid necesita a Hazard particularmente pero los números de los delanteros y atacantes del Madrid revelan que, en efecto, un jugador de su naturaleza se hace necesario en este momento para relanzar a un equipo que marca poco y mal; que no sólo mete pocos goles sino que recibe fácilmente, recibe muchos para los que debería recibir un equipo que cuenta con Ramos, Varane, Courtois o Casemiro como referentes defensivos.

Referentes defensivos que llevan media temporada rindiendo a un nivel asombrosamente bajo, impropio de su condición de jerarcas, de animales competitivos.

Lo que sí que creo es que el Madrid tiene que fichar algo en enero y que esta necesidad es tanto cuantitativa como cualitativa e ítem más, emocional. No hay que despreciar el valor de lo emocional en este juego: ahora mismo, tras el desastre no sólo futbolístico sino escenográfico, moral por así decirlo, contra la Real Sociedad, emocionalmente el Madrid y el madridismo es un bono basura, hablando en términos de deuda y Estados.

No digo que el Madrid necesita fichar lo que sea porque eso suena bastante mal pero el equipo tiene unas carencias que ya eran notables en verano y que ahora se insinúan por momentos como de efectos catastróficos. El transcurso de la temporada desde este extraño verano revela que fichar en enero no sólo es preciso sino que además es urgente, apremiante. Por ejemplo, el Madrid necesita fondo de armario. Banquillo, segunda unidad, pelotón de reemplazo. Si algo demostró el doblete de 2017 es que la competición contemporánea requiere casi veinte jugadores disponibles habitualmente para llegar hasta el final en todo. Y hay jugadores del Madrid que sencillamente son hologramas. Como Vallejo, por ejemplo.

el real madrid tiene unas carencias que ya eran notables en verano

Se puede hablar de que el Madrid necesita como poco un lateral izquierdo suplente o alguien capaz de jugar como central y como lateral, capaz, digo, de jugar y de sentar a Ramos, a Varane o a Marcelo, es decir, otro Nacho; que también se hace perentorio incorporar a un atacante contrastado, no digo ya un Neymar o un Hazard (aunque la disponibilidad de éste es muy atractiva, teniendo en cuenta que acaba contrato con el Chelsea y que está lampando por vestir de blanco algún día y así lo exhibe públicamente cada vez que puede) sino alguien que encare, regatee, llegue a línea de fondo, “active” como se dice ahora a los delanteros, marque, asista, en fin, todo eso, revolucione y ofrezca alternativas al engrudo ofensivo que es actualmente el Madrid. Todo lo que atisbó por ejemplo Vinicius el domingo por la tarde, pero con más, digamos, calado, un jugador más hecho, al que se le pueda pedir por tanto más, exigir ese puntito de responsabilidad y fiabilidad competitiva que al excitante flacucho brasileño no se le puede reclamar todavía. Se puede hablar de lo que se quiera, pero hay una realidad muy cruda en este momento concreto de la temporada.

Acercándose el ecuador de la Liga, el Madrid está más cerca de pelear por mantener su posición de acceso a la Copa de Europa y no caer en el pozo de la Europa League el año que viene que de luchar por el campeonato. El campeonato, la Liga en suma, es ya una quimera, es utópico pensar siquiera en disputarle al Barcelona lo que se presume otro título doméstico ganado sin el esfuerzo que debería requerir ganarle toda una Liga al equipo que más Ligas tiene de todos. Esto es demoledor, inasumible no ya para cualquier madridista, sino para un equipo que es el actual campeón de Europa, que viene completando un ciclo histórico único. El Madrid tiene al décimo clasificado más cerca que al líder, navega por un verdadero mar de los Sargazos en el que la opinión pública madridista empieza a fermentar. Y esto es como los interregnos, como los períodos de incertidumbre: cuando el pueblo comienza a no entender las decisiones del poder, cuestiona la legitimidad del poder mismo. Florentino ya tuvo que salir huyendo una vez, hace no demasiado tiempo, si se piensa.

No obstante nada de todo esto parece alterar el aparente plan director de la política de fichajes del club, al menos en lo que se puede inferir de las diversas informaciones que van goteando desde ese búnker que es la zona noble del Bernabéu, el sanctasanctórum protegido por el velo detrás del cuál Florentino toma las decisiones. Se dice que va a venir un centrocampista (¡otro!) argentino, de River, Exequiel Palacios, y Brahim, del que dicen que era perla del Manchester City, fue anunciado precisamente anoche. Se vuelve al mismo punto límite que con Vinicius: no se les puede pedir que saquen a flote al equipo, justamente ahora, a dos niños recién llegados. Sería un completo sin sentido.

Es difícil imaginar de qué modo estos dos, en teoría, prometedores futbolistas jóvenes pueden de algún modo alterar la inercia competitiva inmediata del Madrid. Se entiende sin embargo la idea última: la mejor alternativa a un mercado cada vez más convertido en embudo por culpa de los clubes-Estado (los sustentados por las petromonarquías del Golfo Pérsico y por qué no decirlo, el Barcelona, un club a un establishment paraestatal regado por los presupuestos generales del Estado español pegado, més que un club en efecto, el brazo propagandístico de una aspiración nacional al que nunca le falta el dinero pero que siempre está bordeando la bancarrota) es una estrategia a largo plazo articulada en torno a la captación de los mejores talentos jóvenes mundiales. En la compra en vivero, en una palabra.

No hay mucho que decir a esto y también se entiende bien la idea de ahorrar para invertir en vista de un panorama mundial en el que los grandes talentos, los talentos auténticamente determinantes, son pocos y caros. Sin embargo el Madrid superó su mayor crisis de identidad en los tiempos modernos, seis años sin pasar de octavos de final y el Leviatán guardiolista-messiniesta empujándolo al basurero de la Historia, comprando futbolistas formidables y diseñando el vestuario más ganador del último lustro. La consecuencia ha sido una cosecha de Copas de Europa que sólo puede compararse con el Madrid de Di Stefáno. Es decir, había una grave escasez (de títulos, de reputación y repercusión internacional, el riesgo de bajar a un peligroso escalón de donde algunas legendarias instituciones ya no han vuelto, véase Benfica o incluso ahora el Milan) y se solventó apostando por el talento. Puede que el Madrid como club e institución afronte la misma coyuntura en esta temporada.

el mercado se ha convertido en un embudo por culpa de los clubes-estado

Es natural pensar que dos fichajes terapéuticos, de efecto inmediato, en enero, no arreglen una tendencia más profunda, para la que se antoja cada día más necesaria una reforma estructural de una plantilla de la que no es descabellado pensar que ya se ha saciado del todo. Pero hacerlo es una apuesta y una afirmación ante el mundo: aquí estamos, dispuestos a no entregar la cuchara antes de tiempo y también corregir el efecto perverso de la necrosis liguera antes de la eliminatoria contra el Ajax. Para esto último parecen más necesarios futbolistas con poso y fondo en Europa que Vinicius o Rodrygos, por así decirlo niños todavía que en algunos casos aún no han pisado Europa. En una palabra, el Madrid necesita electroshock instantáneo, algo que sólo puede dar un Van Nistelrooy (¿existen todavía los de esa estirpe?).

Luego está la cuestión del dinero. Se dice que un Neymar vale 300 millones o más, y seguramente sea cierto. Pero uno se pone a sumar lo que han costado Vinicius, Rodrygo, lo que se dice que el Madrid va a pagar por Exequiel Palacios, por Brahim, por el chico de Melilla, en fin, y por la diferencia está aquí el tercer jugador que más dinero mueve, que más patrocinios y audiencia televisiva atrae en el mundo, o el otro, el gran príncipe del fútbol contemporáneo, Mbappé. Que ya es mala suerte que en mitad de la implementación (ahora alguien debería gritar, como en las películas de submarinos, ¡inmersión!) de la estrategia del talento púber, el mejor de todos se haya escapado. Nadie sabe en qué va a terminar todo esto, pero como dice Hughes en su última crónica, el Madrid, pasada ya la primera inercia, el efecto Solari, y ganado el Mundialito, última etapa de la increíble ascensión histórica de este grupo de futbolistas fabuloso pero ya gastado, parece estar en plena fase de demolición.

Antonio Valderrama
Madridista de infantería. Practico el anarcomadridismo en mis horas de esparcimiento. Soy el central al que siempre mandan a rematar melones en los descuentos. En Twitter podrán encontrarme como @fantantonio

27 comentarios en: Fichar en enero

  1. Se puede comprender que no se quiera gastar una fortuna en primeros espadas dudosos. Lo que no tiene mucha explicación es el banquillo de la temporada anterior y mucho menos el de este. Ahí está el adiós de Zidane. Él no se considera un entrenador formador. Pero, al loro, que no estamos tan mal: Todavía no suena Míchel.

  2. Buena reflexión. No victimista como la que nos quiere hacer vender la prensa; ni insidiosa, sibilina o dañina. La crítica constructiva es buena, y no es de inteligentes pasarla por alto.
    No obstante, en el artículo una vez más se hace una especie de repaso por algunos de los principales problemas del club: plantilla gastada. Es de agradecer dejar al margen todos los temas de la competición adulterada, árbitros, etc. Creo que no toca el tema de los entrenadores, el cual también incide.
    Plantea, muy ciertamente, que a golpe de talento (y dinero), fichado a raíz del 209, fue que se logró revitalizar al equipo, y de eso hemos vivido. Se ha repetido hasta la saciedad que todo indica a que no habrán muchas incorporaciones de ese tipo, dado el (citando el propio artículo) ''embudo'' que se ha creado en el mercado. (No hace poco Milinkovic-Sabic lo tasaban en 150 millones, para empezar).
    Entonces (quizá no fuera intención del artículo en sí) no logro ver, además de las reflexiones planteadas, la posible solución que se obtiene de todas las ideas expuestas con anterioridad. Me falta el final. La conclusión.
    Saludos.

  3. Es más fácil decir "hay que fichar veteranos de calidad en enero" que realmente encontrar esos nombres a precios asequibles. Hazard es fácil decirlo y casi seguro que en verano llega, pero dudo que el Chelsea quiera reventar su plantilla a mitad de temporada. Si descartamos los aún más imposibles en enero (Kane,Mbappé) nos quedan jugadores por los que nos van a pedir barbaridades y no está claro que vayan a ser tan buenos y que no vayan a terminar siendo carne de banquillo también.
    El resumen es que en mi opinión dado cómo pinta la temporada, que jueguen Vinicius, Brahim, Reguilón, Llorente, etc. Hay que recuperar a Asensio. Estos estoy seguro que hacen un buen final de temporada.

    En verano Hazard y a muerte por 1 ó 2 de nivel mundial. Los nombres son sobradamente conocidos.

  4. Buenas noches, me reafirmo en mi comentario de principio de temporada, donde señalaba que hacían falta los siguientes fichajes, un portero, pues en mi opinión estar sólo con Navas era correr mucho riesgo en caso de lesión, afortunadamente se presento la ocasión del belga y se aprovecho, dos laterales zurdos, dado que desde hace al menos dos temporadas, la escandalosa bajada de nivel de Marcelo, ha hecho que juguemos con 10, la aparición de Reguilón, hace que la necesidad de fichar, laterales zurdos sea sólo de 1, por supuesto Marcelo suplente, para jugar los minutos de la basura, un central de calidad que apriete a los titulares dado que Vallejo se pasa más tiempo lesionado que en disposición de jugar, un medio centro defensivo de calidad que nos permitiese 2 cosas 1) rotar a Casemiro, y 2) jugar un 4-2-3-1, dada la gran cantidad de media puntas que tenemos. Afortunadamente y esto es mérito de Solari ha irrumpido Llorente como 5 de referencia por lo cual ya no es necesario fichar. Un interior que nos permita dar descanso a Kroos y Modriç, sólo con Ceballos no es suficiente y desgraciadamente Isco, y Asensio han fracasado rotundamente cuando se les ha exigido el sacrificio que conlleva jugar en el centro del campo. También afirmé que hacia falta un jugador de banda un especialista, dado que en mi opinión Lucas Vázquez no tiene nivel para el Madrid y el galés se pasa más tiempo lesionado que jugando, creo que este fichaje ya no es prioritario dadas las buenas maneras exhibidas por Vinicius y las buenas referencias que hay de Brahim.
    Al final de este comentario llegamos al nudo de la cuestión necesitamos un delantero centro de calidad que empiece a enchufar, dado que Mariano no tiene calidad para ser titular aunque de 2º delantero centro puede hacer un apaño, y BENZEMA no es delantero centro, sus cifras lo dicen, en 18 partidos de liga 6 goles, así no vamos a ningún sitio. En resumidas cuentas o fichamos mucho y bien o en la temporada 2019-20 no jugamos Liga de Campeones con el consiguiente descalabro económico
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

    1. Yo sólo he visto a Fran García en el partido contra el Melilla y algunos partidos con el B. Me gusta mucho, de hecho no estoy seguro de quién me gusta más, si Reguilón o él. El debate del 3 lo doy por cerrado. Asimismo hemos "descubierto" (porque hablar de descubrimiento en el mayor recuperador de balones de la liga es un poco exagerado) a Marcos Llorente, por lo que el suplente (y en ocasiones compañero) de Casemiro está asegurado. Este invierno iría a por Hermoso, y utilizaría a Vallejo en la operación. Otro que me convence mucho es Javi Sánchez. De acuerdo en la irrupción de Vinicius (y a Asensio le empecé a ver atisbos de recuperación, paradójicamente en el partido ante el CSKA) lo que limitaría la necesidad al quid de la cuestión: un tío que la enchufe arriba, que se le caigan los goles y tenga al equipo rival con los nervios de punta.
      Es decir, estoy completamente de acuerdo con el desarrollo de su argumento, pero entiendo que la conclusión no es la lógica, no hace falta fichar mucho, pero hace falta fichar gol. Y ahí es donde hay que echar el resto.
      Recuerdo cuando Ramos fichó por el Madrid que se criticaba (qué raro) el dineral que el Madrid se había gastado en un defensa. Luis Aragonés contestó a la Prensa que no le parece caro si es lo que necesitas (puso un ejemplo raro de un jarrón). Y lo que necesitamos es un delantero goleador.
      Todos estamos de acuerdo en que el Barca de 2008-09 ha sido el mejor Barca de la historia. Yo estoy convencido de que Guardiola tuvo una suerte tremenda: cuando llegó dijo que quería que se fueran tres jugadores: "Ronaldinho, Deco y Eto'o". La suerte consistió en que no consiguió echar a Eto'o y todo el rollo del tiki-taka (y la fuerte presión adelantada) hubiera quedado en nada de no haber tenido a ese jugador que, en un área poblada, metía la punta de la bota y conseguía meter un gol llorando y -voilá- lata abierta y a jugar cómodo. Da igual el planteamiento táctico o lo trabajado que estés, el gol (y no encajarlo) es lo que da moral y confianza en el propio trabajo, de lo contrario tarde o temprano viene la inseguridad y las desconcentraciones.
      Florentino debe fichar gol. Esa es la urgencia.

  5. Una precisión al autor del artículo.
    El Madrid no necesita fichar suplentes. El Madrid debe fichar a los mejores y que el entrenador ponga al adecuado, utilizando algo llamado meritocracia.
    Y sí, el Madrid necesita fichar en enero, como mínimo, uno o dos delanteros goleadores, si queremos tener opciones en Champions, o incluso, clasificarnos para la próxima temporada.
    Estas cosas pasan cuando no se hacen los deberes en verano.

  6. Totalmente de acuerdo con el artículo, pero si fichas en Enero y luego el entrenador de turno, sigue poniendo a Marcelo y Lucas Vázquez de titulares por ejemplo, no sirve de nada.
    Hay mucha gente, como bien dijo Modric el sábado, que no están en forma y que no san al equipo, asique hace falta una visión global del equipo y que se empiece a ser valientes desde el banquillo.
    Por cierto, y también de acuerdo con muchos de vosotros, el equipo está cerca del abismo de la Europa League, y quizá haya que ir pensando en un sistema defensivo más compacto, por ejemplo doble pivote Casemiro-Marcos Llorente, para ir asegurando puntos y acabar entre los 4 primeros, que hoy por hoy es nuestra máxima prioridad.
    Por otra parte, desde el club, se debe empezar a TRABAJAR YA, en diseñar la política de bajas (se me antojan 5 o 6 urgentes) y fichajes de CALIDAD para ser competitivos, dado que esta plantilla ya no da más de si, especialmente la delantera.
    Vienen tiempos duros, y hace falta mucha humildad y mucho trabajo.

  7. De todos los movimientos florentínicos, a mi modo de ver el mejor sin duda ha sido dejar marchar a Xabi Alonso a Munich para aprender de Guardiola. También lo hizo con Zidane, al que mandó a entrenar con el culebra una temporada y éste se lo tragó sin pestañear. Estoy deseando que coja las riendas del primer equipo, de momento imparte lecciones en la cantera semanalmente, su equipo está arrasando.

  8. Se ha hablado de jugadores que son imposibles de fichar. ¿Era posible fichar en su momento a Figo? ¿A Zidanne? ¿A Cristiano? No es imposible a nadie y menos para el Madrid ni para Florentino. Ahora bien, primero un entrenador que haga un equipo con lo que ya hay, que hay mucho y bueno, y con nuevos jugadores.
    Lo hizo Capelo y duró años y 3 Champions Lo hizo Mohuriño y 4 Champions.
    Si, antes de que me corrijan, ninguno ganó la Champions, pero la base del equipo era la suya.

    1. Los tiempos han cambiado. El Madrid era el equipo que más millones podía poner encima de la mesa, ya no. Tanto en la cifra del traspaso al club que en principio no quería vender, como al jugador que se convencía de que quería salir.
      Ahora jugadores como Kane o Mbappé no han dado la más mínima muestra de querer declararse en rebeldía, entre otras cosas porque los equipos en los que están se pueden permitir sueldos estratosféricos y renovarles otra vez a la mínima que se quejen. Por eso el fichaje de Hazard es tan importante, porque es un crack mundial declarado madridista que no renueva y termina contrato. Los 2 antes mencionados están archi-renovados por muchos años.

  9. DE NADA VALE FICHAR JOVENES NI FIGURAS SI EL ENTRENADOR SIEMPRE PONE A LOS MISMOS QUEMANDOLOS COMO PASA AHORA CON KROS, CON ZIDANE NADIE ACERTABA LAS ALINEACIONES PORQUE USABA TODA LA PLANTILLA, PERO CON SOLARI YO PUEDO DECIRLE LA ALINEACIÓN DEL REAL MADRID SALVO LESIONES O EXPULSIONES SI JUGARA LA FINAL DE LA COPA DEL REY O DE EUROPA

  10. MORATA CEDIDO HASTA JUNIO O CUALQUIER OTRO DELANTERO CEDIDO LO CONSIGUEN TODOS MENOS EL REAL MADRID, PORQUE EL POBRE MARIANO LE TRAJERON PARA NADA NO LE PONEN NI AUNQUE SE LESIONEN 4 DELANTEROS

      1. Empiezo a pensar sinceramente que antes de abrir los comentarios a un artículo, debería publicarse en La Galerna una lista de bajas y altas médicas. Creo que la puntualización que haces es necesaria en los hilos de comentarios de muchos artículos. Cuántas veces no he visto comentarios furibundos sobre por qué el entrenador no ha sacado a tal o cual jugador que estaba lesionado...

  11. Dice usted que Florentino ya tuvo que salir HUYENDO una vez.

    Yo soy del Real Madrid, Club de Fútbol. No soy socio pero acepto su forma de organización y dirección. Sea quien sea el Presidente elegido por la Asamblea de Socios debo aceptar el nombramiento. Por tanto, si el Club ha decidido que la política de fichajes es la de jóvenes, adelante con ella.
    Dice usted HUYENDO. Huyendo de que ? De decisiones erróneas ? No creo que sea por otra cosa. No debe ser fácil acertar siempre. Por eso no entiendo su empleo de la palabra HUIR, quizás sería más correcto decir DESILUSIONADO.

    Todos vemos el problema.... pero quien le pone el cascabel al gato ? Quien da la lista de bajas ? Entre nosotros mismos solo coincidimos casi seguro en dos o tres. Dinamitamos el vestuario ? Queremos otro caso Etoo ?

    De momento empecemos por estar unidos y llenar el Santiago Bernabéu. Bastantes enemigos tenemos. Hala Madrid y a luchar. Tan importante es marcar como que no te marquen.

    1. Completamente de acuerdo. Además, el Florentino de la primera etapa no tiene nada que ver en absoluto con este. Desde que llegó ha demostrado haber aprendido de errores pasados, y de ahí los resultados deportivos. Creo además que la presión arbitro-federativa-medios de comunicacón en nuestro pahí es consecuencia directa de nuestros éxitos fuera del mismo. Se puede tolerar que el Madrid tenga algo de éxito, pero triunfar en España y Europa al mismo tiempo es inadmisible, y menos en plena época de Messi y Simeone.
      Al mismo tiempo, esa exigencia en casa, donde nadie nos regala nada, sino más bien al contrario, nos prepara futbolísticamente para Europa, sobre todo si jugamos contra equipos que se pasean en sus ligas, como el PSG, Bayern o Juventus. Todos ellos tienen unas plantillas y entidad como para ganar a cualquiera, y a esas alturas, gracias a la dificultad de nuestro campeonato, casi nunca somos favoritos, lo cual es una gran ventaja en el fútbol de hoy.
      Pero sí que pienso que debemos fichar gol.

  12. ¿Quién sabe? En el mercado invernal también llegaron unos jovencitos y desconocidos Higuaín o Marcelo. O a veces reactiva a un equipo un veterano curtido en mil batallas. Incluso se me ocurre más de un ex al que yo me traería de vuelta sin dudarlo.

  13. Lo de que los fichajes de invierno no sirven es uno de tantos tópicos de los que echar mano a la hora de hablar de fútbol. Ha habido de todo, bueno, regular y malo. Evidentemente es más complicado traer a un súpercrack a mitad de año, pero también es cierto que suelen ser apuestas menos ambiciosas que en la "summeriana".

    Como bien se dice, en este caso es necesidad. Brahim es bienvenido, pero como se ha dicho no deja de ser una incógnita, vendría bien alguien que tirara de este rickshaw que nadie quiere encabezar.

  14. Sabrán los profesionales lo que hay que hacer. Pero, todos sabemos quien tiene fichados a “ àrbitres” , “sparrings” y VAR.

    ¿ Verdad qué sí ?.

Responder a Paz Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram