Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Fedall y la mano de Dios

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Fedall y la mano de Dios

Escrito por: La Galerna4 noviembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Buenos días. A la hora en que estas líneas están siendo redactadas, Gareth Bale protagoniza los seriales de terror de la radio deportiva nocturna, donde se le insulta por haber cogido un avión con permiso de la empresa que le paga o por haber estudiado en el colegio público de Whitchurch, ya no recordamos el motivo. Es una polémica intensamente agria que dura ya varios días.

La mini-polémica relativa al escandaloso penalti escamoteado al Real Madrid anteayer ante el Betis ya se ha extinguido en cambio, suponiendo que alguna vez existiera. Las cosas relevantes deben prevalecer sobre las minucias, digan ustedes que sí, señores de la prensa deportiva patria que sufrimos. Menos mal que La Galerna está cubriendo este escándalo a conciencia, tanto en esta misma sección como a través de artículos de Athos Dumas o Jesús Bengoechea.

Hoy, el único diario que se acuerda de la mano de Feddal es Marca. Decimos “se acuerda” y decimos mal, porque ayer no trajo a su portada el incidente, sumergiéndolo en la misma laguna procelosa de silencio en que lo hicieron los otros tres jinetes del Apocalipsis. Hoy sacan el tema, siquiera con un discreto faldoncillo superior. Nunca es tarde si la dicha es buena, aunque sea pequeña y a destiempo. Y aunque la dicha no sea tan buena en realidad, que demasiado sabemos que Marca se ha visto obligado a hacer alusión al asunto a rebufo de la enorme reacción social a la jugada, sin que esos fueran sus planes iniciales.

“Indignación con el VAR”, reza el recuadro de Marca, que agrega, casi parece que habiendo leído el artículo de Athos Dumas, que tampoco se entienden las decisiones con Brahim y Vinicius, otros penaltis de claridad meridiana y birlados al Madrid. Cuando dice “se entienden”, Marca se refiere al club. Es allí donde no se entienden estas decisiones (o falta de las mismas) por parte del VAR, y lo cierto es que nos consuela saber que en el club, aunque en ocasiones no lo parezca, al menos se toma nota de estas cosas, contra las cuales vimos incluso un amago de reacción pública de la mano de Butragueño al término del choque contra el Betis. Butragueño no adoptará jamás un tono incendiario en sus apariciones públicas, pero sus palabras respecto a la jugada de marras, una vez acabado el encuentro, fueron lo más parecido a una queja institucional que ha salido de un portavoz del club en los últimos tiempos. Nos alegra mucho que el club no calle, y alentamos a intensificar esa tendencia. Los madridistas aborrecerían ver el club convertido en un desfile de plañideras que lloran de continuo, tal y como cabría describir a nuestro más destacado rival en España. Pero hay un sinfín de grises entre el llanto desvergonzado y sin fin de dicho club y la total inacción en respuesta a estos atropellos.

Por lo demás, As habla del fin del bipartidismo (interesante juego político-verbal para hablar de la igualdad entre varios equipos en lo alto de la tabla liguera) y la prensa cataculé sigue con sus cosas.

Pasad un buen día.