Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Escohotado
Dejá vu al cuadrado

Dejá vu al cuadrado

Escrito por: Antonio Escohotado2 septiembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

 Qué coñazo el trantrán del último lustro, donde casi todos juegan buena parte de cada lance una velocidad por debajo de sus fuerzas, y lo complementan con torpezas infantiles, como si la impotencia resultante no fuese entre otras cosas poca madre, jeta. Tampoco faltan decisiones tan unipersonales como poner a Vázquez en detrimento de Vinicius, o seguir pretendiendo progresar por la derecha con Carvajal y él, como si las combinaciones frustradas por ambos no hubiesen sido el cauce principal de peligro para el equipo.

Pero Vinicius no dejó de explicar su suplencia fallando todos los balones tocados, a veces estrepitosamente. Como le hemos visto hacer cosas fantásticas, será conveniente confiar en alguna asistencia de naturaleza psicológica, adaptada un sistema nervioso periférico de facultades portentosas, acompañado por un yo más del montón, empequeñecido ante responsabilidades y tentaciones. Por lo demás, esta noche perseguirá al bueno de Ramos algún rato, nos devolvió el Kroos blandito de los últimos tiempos, y tampoco fue misericorde con Benzema, un avanzado aprendiz de sabio que sumó varias pifias al disparo repelido por un palo.

Volvió a parecerme providencial e imperial Varane, y Mendy apenas ha necesitado un partido para justificar su fichaje. Menuda fuerza y elasticidad despliega este atleta, que por momentos sugirió una banda izquierda temible con Bale. Por lo que respecta al apolíneo Jovic, le vi arrastrado por el trantrán a perder todos los balones divididos, y chutar bastante mal una buena ocasión, combinando pausa y osadía con cierto envaramiento. Pero su taconazo precursor del primer gol fue primoroso, digno de una jugada toda ella fulgurante, y parece probable que gane mucho por simple adaptación.

No diría lo mismo del galés, que pudo meter más de dos tantos y derrochó clase a raudales, sin dejar de añadir displicencia, rudeza e insensibilidad ante los intereses del equipo, en modo alguno por primera vez. Durante el primer tiempo recibió varias veces el balón con espacio para encarar y otras tantas declinó hacerlo, cosa singularmente fastidiosa siendo alguien capaz de la filigrana culminada por el segundo gol, cuya precisión se reserva a superclases.  El himno nos llama a ser quienes podemos, y Bale parece conforme con algo menos.

Ya que se autoexpulsó, veremos si los demás deciden el próximo día pasar del trantrán a la electricidad, sin sobar la pelota y coordinando mejor la presión.

Antonio Escohotado
Escritor de una veintena de obras de referencia, como Historia General de las Drogas, Caos y Orden o Los Enemigos del Comercio. Su hijo Jorge administra sus RRSS. @aescohotado

17 comentarios en: Dejá vu al cuadrado

  1. A ver cuando autoexpulsan a uno del Varza por las mismas acciones...ya te lo digo Yo...nunca" never" así que a ver cuando coones empezamos desde todos los estamentos a defendernos los primeros la afición y por supuesto el club, el buitre, los jugadores el presi y no solo dejar a 90 minuti esta tarea camuflada de humor que ne encanta por supuesto y que veo casa noche a las 21,30....pero esto solo no es suficiente vale ya, empezar a denunciar o nos birlan otra liga más y no nos perdamos en que si fallos (que también) y gaitas vamos al var lus mafiosos proVarza y demás...denuncias y mad denuncias