Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Danilo, el gato negro

Danilo, el gato negro

Escrito por: Antonio Valderrama31 enero, 2017
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Toda tripulación necesita un chivo expiatorio al que culpar por la tempestad que azota el barco. Es una tradición acendrada la de lanzar por la borda al marinero de quien se piensa está maldito. Así ha aplacado el hombre, hasta el siglo XX, lo que él creía sed de venganza de los dioses: ofreciéndole una víctima, sacrificándole al gafe, al proscrito, al pájaro de mal agüero, al gato negro, al albino. Al que, sin elegirlo, le cae encima la condición de gafe, puede darse por jodido, incluso en nuestros tiempos de racionalismo y ciencia.

Todavía en nuestra era sigue habiendo campos de la actividad humana que son auténticos refugios de chamanes, campos fértiles para la superchería y el animismo. La navegación, los toros y el fútbol son los más ricos en este cultivo incesante de la superstición. Dos de esos gafes, según la afición, se han puesto de acuerdo para torturar al Madrid en este comienzo de 2017: el parche de campeón del mundo, y Danilo.

A Danilo se le mira con retranca y con un puntito de ese alivio consolatorio que siente uno cuando en una habitación todo el mundo señala al gafe, y el gafe resulta ser otro. Es una mezcla de conmiseración, regocijo y reproche: hay que ver, este Danilo. Siempre conviene tener a mano un gafe o una maldición porque sirven para espantar preocupaciones mayores. También descargan la frustración de la derrota, son peleles adecuados, sacos que golpear con la conciencia tranquila y la seguridad de que no van a quejarse, y de que si lo hacen, ¡tendrá poca vergüenza! Danilo, con su cara de buena persona, con su porte de misionero franciscano en El Salvador, con su empeño en agradar y desquitarse ante la afición del Bernabéu, tiene toda la pinta de una ovejita de Norit.

Si hay jugadores a quienes la camiseta blanca agiganta hasta convertirlos en superhéroes, hay también otros con quienes surte el efecto contrario: los empequeñece, los achica, los jibariza. Danilo en el Oporto parecía un titán de la banda derecha, un coloso patilargo capaz de percutir y cambiar el sino de los partidos desde su carril convertido en autopista. En esencia, es el mismo mecanismo de sugestión funcionando en el sentido inverso: el ánimo del futbolista, despojado de la sobreestimación propia que da la confianza y el calor del público, aparece ante ochenta mil jueces implacables como un niño desnudo y temeroso, lleno de dudas, que ve fantasmas por todas partes.

Danilo no tiene cintura y eso es un pecado de difícil absolución para un defensa, cualquiera que sea su condición. Pero últimamente salta al campo, sobre todo en el Bernabéu, como uno de esos toreros a los que la afición no para de silbar, pidiéndole que se arrime más. Belmonte le contó a Chaves Nogales que la última vez que toreó con Joselito en Madrid éste le confesó en el callejón, oyendo al público encendido contra ellos almohadillas en mano, que hasta que un toro no los matara la gente no estaría contenta. Danilo parece temer más a un señor cualquiera con bigote, gorra y bufanda de los que están sentados en las tribunas de Chamartín que al extremo del rival, y ese es el camino más corto de los que llevan a los futbolistas a la enfermería.

Pero Danilo no deja de ser jugador del Real Madrid. Aunque el manto protector del estadio no lo arrope como a los demás, sobre su cabeza debe recaer algo de ese sentido de familia que vincula a los futbolistas con su hinchada; es la conexión más primitiva que existe, la que se establece entre los miembros de la tribu y sus soldados. Cuando un campo pita a sus propios, algo difícil de expresar se rompe en el equipo. Sus consecuencias son evidentes: predisponen al equipo al error y con ello a la grada al claxon, y el círculo se alimenta, siendo el contrario el único que se beneficia de una situación antinatura, semejante a la imagen que se da a veces en la naturaleza y que tanto nos espanta cuando la vemos en los documentales, de una madre devorando a sus criaturas.

¡Descárgate B+ y comenta este artículo!

Comenta y Participa con B+

Madridista de infantería. Practico el anarcomadridismo en mis horas de esparcimiento. Soy el central al que siempre mandan a rematar melones en los descuentos. En Twitter podrán encontrarme como @fantantonio

16 comentarios en: Danilo, el gato negro

  1. Es la prensa la que predispone al socio a pitar a Danilo, con la campaña que le están haciendo al pobre, vale que en algunos lances del juego ha tenido mala suerte, pero claro es brasileño y hay que atizarle para salvaguardar a los suyos, mira que hay jugadores nacionales del Real Madrid que no están dando la talla y ningún periodista se ceba con él.

  2. No estoy de acuerdo,con que se pite a ningun jugador y menos,de mi equipo,ahora bien,lo que si se puede es opinar y mi opinion que Danilo,hoy por hoy,no da la talla para jugar en el Real Madrid.
    Yo no lo vi,jugar en el Oporto,pero por lo visto hasta ahora en el Real Madrid,no da ninguna seguridad a la defensa y cada vez que interviene,estoy esperando el fallo,porque tiene muchos y cada vez más,porque el jugador,ya no tiene confianza en sí mismo y esto es lo peor que le puede pasar.Saludos desde Gran Canaria.

    1. Y como puede usted demostrar eso?. El tema Danilo es un tema de la prensa MADRIDISTA, y es verdad que ante los tropiezos, lo buscan a é como CHIVO EXPIATORIO, como el otro en BALAÌDO, que Nacho se queda tendido en el campo, y RAMOS a lo suyo,,, pero DANILO fue el infeliz, despues que KIKO hizo un paradón. Es decri crucifican a Danilo por estar en el lugar equivocado, en el momento equivocado.

      Pero lo de la "influencia y los ptios", es un cuento,,, la gente pita porque le da la gana, y pone carteles de apoyo, también porque le da la gana. Es así de sencillo. No hay que darle mpas vuelta al asunto. Que está mal?, pues claro que está mal, pero es lo que hay.

      Saludos,

        1. Me va a decir usted que MARCA y AS no son MADRISDISTAS?,,, OK DIRIO, LA RAZÒN, etc., etc., etc., es que me va decir que es mentira?. Y de los "ANTI-PROGRAMAS de TV ni te cuento, Estudio-Estadio, el Chiringuelo, Punto Pelota,,, los programas de Radio,,,, futbol Es radio, otro ejemplo,,, en fin.

          RMTV?, pues hombre, faltara,,,, por cierto donde hay muchos "COLABORADORES" de la PRENSA ANTES MENCIONADA.

          Saludos,

          1. Marca y As prensa madridista? Creo que tiene Vd graves problemas de comprensión lectora y de los programas antes citados, salvo fútbol Es radio, idem de idem, por lo que entiendo que lo que tiene son problemas de comprensión en general. Tener acceso a mucha información no sirve de nada, si esa información no se sabe procesar.

  3. El caso Danilo es el ejemplo más claro de la paranoia masoquista en que vive parte de madridismo desde hace tiempo. Es posible que el jugador no sea capaz de aguantar la presión del equipo pero lo racional es esperar al final de temporada para que los técnicos tomen la decisión oportuna. Pero que hace una parte de la afición, meterle más presión en un momento en que no se puede fichar y con 5 de los 8 defensas de baja y todo para que, para como dice Faerna el lunes en su oficina, en su clase o en su mediocridad cotidiana darse otra dosis de auto castigo con un ¡¡ya lo digo yo ,este no vale!!. Pero racional viene de razonamiento y estos en su vida han sido capaces de enlazar dos ideas

  4. Pues yo no estoy de acuerdo con el artículo. Yo jamás pitaría a mis jugadores en mi estadio, y con este chico, desde el primer partido que jugó de blanco, cada vez que le dan la pelota me pongo a temblar porque no da una. No le vi jugar en Oporto, pero por lo visto hasta ahora en TODOS los partidos que ha jugado con el Real Madrid, no da la talla en absoluto. Yo el otro día hubiera sacado al chaval del Castilla que, por mal que lo hiciera, seguro que lo hubiera hecho bastante mejor que Danilo. Por mi parte la confianza en él ha termidano por completo; ojalá me tapara la boca con sus actuaciones.

    Saludos, Felizidane y #HalaMadrid

  5. Coincido con un par de comentarios previos. Jamás pitaría a un jugador de mi equipo por detalles técnicos y si por apatía evidente o gestos inadmisibles, pero dicho esto yo no se que le vieron los profesionales que le ficharon del Oporto. Es posible que en ese club, donde hasta Casillas en su declive perdura de guardamenta, la tensión competitiva sea infinitamente menor que en todo un Real Madrid, eso por ser benévolo, porque lo cierto es que esperas con mucha más certeza el fallo que el acierto. Tan es así que ya un partido donde no se meta ningún gol o que tape decentemente su banda o que de un par de centros mas altos que la barriga del contrario, lo aplaudimos como un hecho destacable.
    En lo que si es un campeón es en su tozudez por triunfar o al menos no fracasar. Pero creo que de donde no hay no se puede sacar. Hasta ahora jugadores como él lo aguantábamos por ser canteranos, Miguel Torres por ejemplo, pero este hombre el pobre lo que mejor puede hacer es marcharse y al que lo fichó una medalla.

  6. Tampoco es que el asunto Danilo sea tan extraño. Es un jugador que no puede con la blanca, la camiseta que más pesa del mundo. En su mismo caso estuvieron Secretario, Iván Campo, Samuel, Flavio conceicao, Robinho...Por citar sólo los más cercanos en el tiempo. El mismo Didí, estrella mundial de su época, fracasó de modo lamentable y es que hay jugadores que valen para el Madrid y otros no. Tan sencillo como eso.

  7. Un matiz, Didi no triunfó pero tampoco fracasó lamentablemente su problema fue que en su posición en el campo estaba D.Alfredo, palabras mayores, que con la llegada de Puskas ya no era tan necesario en la punta y se dedicaba más a funciones de organización y ahí no podían jugar los dos. En el Madrid jugó 19 partidos y marcó 6 goles (0,31 ) pero es que en esos dos años Puskas en 70 partidos marcó 71 goles (1,01) y D.Alfredo en 77 partidos 57 goles (0,74) .No había color.

  8. Sigo meditando qué clase de razonamiento absurdo puede llevar a alguien a pitar a un jugador de su propio equipo.
    ¿Pueden los pitos mejorar el juego de ese jugador o el del conjunto del equipo? NO
    Entonces pitar a un jugador de tu equipo sólo tiene dos explicaciones posibles:
    - el que pita no es seguidor del equipo
    - el que pita dispone de una capacidad de raciocinio más que limitada
    Ya si vamos al caso particular que nos ocupa, la conclusión solo puede ser la estupidez supina de los que pitan, puesto que el equipo marcha más que bien y de los (escasos) problemas del equipo desde luego no tiene culpa ese jugador en cuestión.

  9. Por cierto. Puestos a pitar en plan vengativo (¿?) a alguien que no hizo nada en Vigo, resulta extraño no acordarse de Isco.
    ¿Influencia de la prensa en los piperos?

Responder a Zarraga Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Nos trae Genaro Desailly un artículo sobre lo sucedido en el Wanda con el escudo, Theo y el trato de la prensa.

Estamos peor de lo que pensábamos, queridos galernautas.

https://www.lagalerna.com/viaje-tenebroso-a-lo-mas-hondo-de-cierta-psique-atletica/

¿Habla Barnett por Bale?

@CarlosAgrasar opina sobre la última salida de tono del representante de Gareth.

https://www.lagalerna.com/habla-barnett-por-bale/

Fabuloso el #Portanálisis hoy, son un meme continuo, reyes de la comedia... https://twitter.com/lagalerna_/status/1464156598830616592

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram