Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Conexión Madrid-Liverpool

Conexión Madrid-Liverpool

Escrito por: Alberto Cosín20 mayo, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

A lo largo de la historia son nueve los casos de jugadores y uno de entrenador que han compartido en sus trayectorias los vestuarios de Real Madrid y Liverpool. Todos ellos, además, concentrados en las últimas dos décadas, siendo varios determinantes en la consecución de grandes títulos para ambos equipos.

El futbolista que primero pisó ambos vestuarios fue el inglés Steve McManaman. Centrocampista de banda derecha, aunque también podía desempeñarse por el medio o en la banda izquierda, fue un jugador ágil, vertical, versátil, inteligente, con calidad, dominio del balón y magnífico en la asociación del juego.

Hincha de pequeño del Everton, llegó al Liverpool con 16 años recibiendo consejos ni más ni menos que del gran John Barnes. Con 18 subió al primer equipo y poco a poco se hizo con un puesto en la alineación titular ya con Graeme Souness en el banquillo. Sus dos éxitos con los ‘reds’ fueron ambos torneos de Copa, primero la FA Cup en 1992 y luego la Copa de la Liga en 1995 donde marcó los dos tantos del Liverpool en la final frente al Bolton.

En 1999 Lorenzo Sanz comenzó a renovar la plantilla madridista y pensó en el inglés, que acababa contrato. Finalmente le firmó teniendo que desembolsar una gran cantidad como prima de fichaje. Pero el inglés triunfó en Madrid. Cuatro temporadas en las que jugó casi 30 partidos de media y a un buen nivel. Fue fundamental en la conquista de la Octava Copa de Europa en París con su inolvidable gol ante Cañizares. Dos años después también tuvo minutos en la final contra el Bayer Leverkusen, pero su momento cumbre fue en el Camp Nou, en semifinales, con un precioso gol ante Bonano que suponía el 0-2. En el panorama nacional pudo alzar dos Ligas y una Supercopa, que se sumaron a la Copa Intercontinental y la Supercopa de Europa cosechadas por los blancos en 2002.

El delantero francés Nicolás Anelka fue un auténtico trotamundos y en su bagaje también se incluye participación tanto con el Real Madrid primero como luego con el Liverpool. Fichaje estrella de Lorenzo Sanz en el mismo verano que llegó McManaman, se pagaron más de 5.000 millones por su traspaso. Atacante rapidísimo, potente, hábil, con buen golpeo con las dos piernas y muy móvil, también era díscolo, introvertido y polémico, lo que afectó mucho su adaptación. Los meses pasaron y su rendimiento fue malo hasta que llegaron las semifinales de la Copa de Europa frente al Bayern. Contra los alemanes emergió su figura y con un tanto en la ida y otro clave en la vuelta dio el billete a la final ante el Valencia, en la que fue titular. Sin embargo, no le sirvió para continuar en la capital de España al ser traspasado al PSG.

En el Liverpool su carrera se limita a seis meses cedido en 2002. El PSG se lo prestó al cuadro red jugando 20 encuentros en Liga en los que alternó titularidades y suplencias con unas estadísticas de de cuatro dianas: una en el derbi ante el Everton, y otra contra el Fulham, el Blackburn y el Ipswich Town, este ya en la última jornada.

El tercero de la lista es un jugador merengue legendario, Fernando Morientes. El extremeño aterrizó desde el Real Zaragoza en 1997 para quitarle el dorsal número nueve al croata Davor Suker. Ariete con instinto, rapidez y picardía en el área, buen juego de espaldas y sobresaliente en el remate de cabeza, registró destacadas cifras goleadoras a lo largo de su carrera.

Pronto formó una gran sociedad con Raúl y durante un lustro fue el delantero titular del Real Madrid. En ese tiempo su palmarés creció y logró tres Copas de Europa (marcando el primer tanto en la Octava ante el Valencia), una Liga, una Copa Intercontinental y dos Supercopas. Pero en 2002 llegó Ronaldo y sus minutos disminuyeron en un curso en el que se ganó otra Liga, la Supercopa de Europa y la Copa Intercontinental ante Olimpia. Por ello se marchó cedido al Mónaco para regresar en 2004 a Madrid y, tras seis meses, despedirse de la entidad de Chamartín con destino al Liverpool, que pagó 10 millones de Euros por sus servicios.

En el conjunto inglés vivió la consecución de la mítica Copa de Europa ante el Milan en la grada al no poder ser inscrito, ya que había jugado esa temporada con el Madrid. En Premier logró tres goles y el año siguiente sí fue indiscutible para Rafa Benítez. Anotó cinco goles en Premier y tres en Champions y pudo alzar desde el césped la Supercopa de Europa contra el CSKA de Moscú.

Michael Owen, leyenda del Liverpool, también decidió en su momento dejar las Islas para probar suerte en el extranjero. El menudo delantero inglés destacaba principalmente por su velocidad, su electricidad, su desparpajo, su astucia y su gran olfato de gol.

Enamoró a medio mundo con su juventud y con apenas 19 años ya era una figura que había logrado dos trofeos de máximo goleador de la Premier. Sin embargo, su mejor año fue en 2001, donde el Liverpool levantó la Copa de la UEFA en la célebre final ante el Alavés y también haría lo mismo en verano en la Supercopa contra el Bayern. Owen rindió a un nivel sobresaliente y fue condecorado con el Balón de Oro.

Dos años después, Florentino Pérez pensó en Owen para su proyecto del curso 2004-2005. Desembolsó 12 kilos por su fichaje y el inglés se puso a las órdenes de Camacho. La temporada fue convulsa en Madrid y el de Cieza no terminaría el año ni tampoco su sustituto García Remón. En enero se firmó al brasileño Luxemburgo, que no logró ningún título para el club. Owen, pese a la competencia, demostró su eficacia goleadora y consiguió 16 tantos, uno de ellos en el sensacional triunfo contra el Barça en Liga en el Bernabéu por 4-2.

Uno de los casos olvidados y más desconocidos es el de Antonio Nuñez. Canterano madridista, era un jugador de banda derecha de potencia, buena zancada y desborde. Tras jugar en el Castilla tuvo oportunidades en el primer equipo en la temporada 2003-2004 con Carlos Queiroz, curso en el que actuó en 15 duelos y anotó un tanto en su debut contra el Villarreal. Al año siguiente hizo las maletas al Liverpool por petición expresa de Benítez, que lo utilizó en una veintena de partidos y donde logró gozar del título de la Champions del cuadro red en Estambul.

En 2007, el Real Madrid buscaba un portero veterano para el perfil de suplente de Iker Casillas. Se fijó y firmó al polaco Jerzy Dudek. Héroe red en la tanda de penaltis de la máxima competición continental contra el Milan en 2005 al detener los disparos de Pirlo y Shevchenko, sus dos siguientes años los pasó en el banquillo al quitarle el puesto José Manuel Reina tras haber sido indiscutible desde el 2001. Guardameta ágil, seguro, con grandes reflejos y especialista parapenaltis, llegó a Madrid con 34 años. Su carácter alegre cuadró en el vestuario pese a que en las cuatro campañas que estuvo ligado a la institución blanca apenas dispuso de minutos. Su torneo era la Copa y en el resto de competiciones disputó dos encuentros de Liga y dos choques de la fase de grupos de la Champions.

En el verano de 2009, el de los fichajes de Cristiano Ronaldo, Benzema y Kaká, el Real Madrid, en un nuevo proyecto de Florentino, logró también las llegadas de Arbeloa, canterano de La Fábrica, y del tolosarra Xabi Alonso, por una cantidad cercana a los 30 millones de euros.

El lateral salmantino, que sobresalía por ser un lateral diestro rápido, pegajoso, férreo, resistente, contundente y difícil de superar en el uno contra uno, ya debutó con el Real Madrid en 2004 y dos temporadas más tarde fichó el cuadro inglés en el mercado de enero. Allí fue uno los hombres de seguridad de Benítez, que le dio gran confianza en los dos años y medio que estuvo en Liverpool hasta que retornó a la Casa Blanca.

Primero con Pellegrini, luego con Mourinho y por último con Ancelotti fue un jugador muy útil y polivalente en varias posiciones, lo que le permitió disfrutar de muchos minutos cada temporada. En su última campaña, de nuevo con Benítez y también con Zidane, su participación decreció de forma considerable y en 2016 y con una nueva Copa de Europa bajo el brazo se despidió del cuadro blanco. A esa Champions hay que sumar la lograda en 2014 y, además, una Liga, dos Copas, una Supercopa de España, una Supercopa de Europa y un Mundialito.

Mientras que el mediocentro vasco, un centrocampista fabuloso en la distribución, con mucho criterio a la hora de jugar el balón y enorme personalidad, inteligencia, sentido táctico, calidad en el pase y genial golpeo del cuero, aterrizó en Liverpool para crecer como futbolista y convertirse en uno de los mejores del mundo en su puesto. Prolongación de Benítez en el campo, su primera temporada, la 2004-2005, fue excepcional, coronada con la Copa de Europa de Estambul, en la que además firmó el empate a tres tras batir a Dida. Año a año se ganó una enorme reputación en Inglaterra y así se mantuvo hasta su fichaje por el Madrid en 2009.

El equipo merengue buscaba a alguien que liderase al equipo desde el mediocampo y que aportase carácter y organización en el juego, unos aspectos en los que Xabi Alonso era sensacional. El vasco ya se le escapó al Real Madrid cuando jugaba en la Real Sociedad, pero esta vez obtuvieron un fichaje que se amortizó en poco tiempo. Indiscutible en el lustro que pasó en el plantel merengue, dejó el club justo después de levantar la ansiada ‘Décima’, aunque la tuvo que vivir con nervios desde la grada por la amarilla que vio en semifinales contra el Bayern y que suponía un choque de sanción por acumulación. Ese curso sí ganó la Copa desde el césped frente al Barça y además fue fundamental en la Liga de los récords de los 100 puntos y los 121 goles, y en la Copa del año 2011 cosechada ante el plantel blaugrana que dirigía Pep Guardiola.

El último jugador que se ha enfundado la zamarra blanca del Real Madrid y la roja del Liverpool, sin fortuna en ambas, ha sido Nuri Sahin. Al turco lo contrató el Real Madrid en 2011 por 10 millones de euros, pero una lesión antes de llegar trastocó todo su periplo blanco. Mediocentro fino, con una zurda notable, dominio del cuero y visión de juego, tuvo en su fragilidad física un gran inconveniente. Unas estadísticas de diez encuentros y un gol en Copa frente a la Ponferradina fueron sus números en la temporada 2011-2012. En verano, el Madrid decidió cederlo al Liverpool, donde tampoco destacó en los seis meses que permaneció en Inglaterra. Con Brendan Rogers en el banquillo, el puesto en el mediocampo con Gerrard, Lucas Leiva o Henderson estaba muy caro y el turco jugó diez partidos entre la Premier y la Copa de la UEFA antes de volver al Borussia Dortmund tras la Navidad.

En el plano técnico, Rafa Benítez es todo un mito red. Seis años estuvo en el Liverpool, al que volvió a situar entre los mejores del continente con la obtención de aquella Champions milagrosa frente al Milan después de irse al descanso con tres goles de desventaja. También logró la Supercopa de Europa un curso después y en 2007 retornó a la final de la vieja competición europea, aunque en esta ocasión el Milan les devolvió el golpe. En 2015 el Real Madrid pensó en él para un nuevo ciclo en el club tras la marcha de Ancelotti, pero fracasó y después de un 0-4 del Barça en el Bernabéu quedó muy tocado. Finalmente fue destituido en la víspera de Reyes del 2016 y Zidane se hizo cargo del primer equipo.

También hay que hacer mención a un hombre como el galés John Benjamin Toshack, delantero del glorioso Liverpool de los años 70 con el que alcanzó dos Copas de Europa, dos Copas de la UEFA, tres Ligas inglesas o una FA Cup y que entrenó al Real Madrid en dos etapas distintas. La primera, con la ‘Quinta del Buitre’, donde consiguió la mítica Liga de los 107 goles en 1990, y la segunda a finales de siglo cuando sustituyó a Hiddink en febrero 1999 y se quedó hasta noviembre, momento en el que fue relevado por Vicente del Bosque.

Alberto Cosín
Apasionado del balompié, me hubiese gustado ver en directo a las figuras de los años 30, 40 y 50. Gato y madridista, en mi primera visita al Santiago Bernabéu pude contemplar a Diego Armando Maradona.

Un comentario en: Conexión Madrid-Liverpool

Responder a Juan A. Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

#Crónica 🗒️ | Victoria del @RMBaloncesto 🆚@FCBbasket en @EuroLeague🏆

➡️Ya tenéis la crónica y una reflexión por José Luis Llorente

✍️86-76: El Real Madrid desnuda al Barcelona por @jluisllorente

#RealMadridBarcelona | #EuroligaDAZN

https://www.lagalerna.com/real-madrid-barcelona-euroliga-cronica/

👉 Nueva entrega de Trevor Miles y Lou 🍸

En el Bar de Lou 🍻 aparece su amigo Trevor Miles. ¿La resurrección del Real Madrid puede ser definitiva? 🧐

✍️ Trevor Miles, resurrección por @Pacurll

https://www.lagalerna.com/trevor-miles-real-madrid-porteria-a-cero/

Mi Madrid Favorito ⚽️ | Capítulo 4⃣: El Real Madrid de La Quinta del Buitre ✍️ por @delasherasmario

👉 Una entrega de #MiMadridFavorito que os traerá muchos recuerdos.

https://www.lagalerna.com/mi-madrid-favorito-la-quinta-del-buitre/

Muchos madridistas han vivido momentos de euforia y descontento en ese coliseo. 🏟️

🖼️Luis Beneyto Garcia-Reyes habla de una de las imágenes más icónicas de la semana.

✍️ El Manzanares también era mío por Luis Beneyto Garcia-Reyes

https://www.lagalerna.com/el-manzanares-tambien-era-mio/

#Portanálisis 🗞 | Mirotic tuvo que pasar a la noche por una nueva derrota a manos de su ex-equipo.

👉🏻 Jorge Lorenzo acapara la mayoría de portadas por su retirada. 🏍

✍🏻 Mirotic, sepultado

👉🏻👉🏻👉🏻 https://bit.ly/376TrUb

2
homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram