Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Crónicas
2-0: ¿Dónde estabas cuando debutó Rodrygo?

2-0: ¿Dónde estabas cuando debutó Rodrygo?

Escrito por: Quillo Barrios25 septiembre, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Era un partido algo descafeinado, con un número importante de suplentes sobre el terreno de juego, un 1-0 que no inquietaba pese a lo ajustado del marcador y un Bernabéu tranquilo, casi con ambiente de toma de contacto con la Copa del Rey. Con todo y con eso, el debut de Rodrygo no pasará inadvertido. No es fácil ponerse la camiseta del Real Madrid, menos todavía con 18 años. Irrumpe de forma abrupta la responsabilidad, que se mezcla sin miramientos con esa ilusión casi adolescente y el hambre del que quiere hacer algo bonito en el club más importante del mundo.

No sólo no se sintió acomplejado, sino que Rodrygo entró al terreno de juego con serenidad y determinación. Parecía un veterano. En su primera acción durmió el balón con un control excelso, condujo con elegancia, regateó con mirada y cadera a su par y acabó definiendo al palo largo con un remate natural, imposible para el portero. El Bernabéu, hasta entonces tibio, se vino abajo. Era el 2-0, la sentencia, el liderato, pero también la aparición de un jugador que ilusiona y que apenas ha empezado a caminar en esto del fútbol. Habrá que tener paciencia y el propio Rodrygo deberá ir demostrando que esto no es flor de un día. Lo sabemos. Y veremos si responde a las expectativas o se queda a medio camino. De momento, saboreamos su debut en partido oficial y soñamos con más.

Antes de esa acción, el Real Madrid ya había decantado el encuentro. Lo fue madurando con excesiva pausa, propiciada por un once experimental, propio de una jornada entre semana ante un rival inferior. Con Valverde y Casemiro acompañando a Kroos, la llegada de una segunda línea al área de Osasuna era misión imposible. Jovic estaba muy solo y las únicas opciones pasaban por la irrupción de Lucas Vázquez o Vinicius. Demasiado previsible todo.

Así las cosas, el 0-0 se rompió gracias a un atrevimiento de Vinicius desde fuera del área. Probó el disparo cuando en su cabeza suele aparecer antes el regate. Su remate tocó en un defensa de Osasuna y acabó en el fondo de la portería. El brasileño soltó la rabia contenida y se liberó. Sus lágrimas iban cargadas de preocupación, aunque también de paz consigo mismo por haber encontrado aquello que tanto se le resistía. El 1-0 minimizó a un Osasuna que no fue capaz de poner en aprietos a un Areola que, con apenas dos intervenciones -un mano a mano al principio del choque y una salida en un centro lateral-, demostró estar preparado para plantarle cara a Courtois.

La segunda parte no tuvo historia hasta que Rodrygo se citó con ella. A Jovic le anularon un gol por dos centímetros y Zidane aprovechó para dar entrada al mencionado Rodrygo y a James. Tres puntos más, una nueva portería cero... y líderes al Wanda.

Quillo Barrios
Pucelano de nacimiento y amante del Real Madrid. Asegura tener la virtud y el defecto de decir siempre lo que piensa. Siempre situará a Zinedine Zidane por encima del resto. Mourinhista, no cree en la objetividad y sueña con ver a su equipo levantar otras diez Copas de Europa. @quillobarrios

18 comentarios en: 2-0: ¿Dónde estabas cuando debutó Rodrygo?

  1. Zidane sabe dar intensidad y orden al equipo, ya lo demostro en el pasado, pero claro, siempre y cuando los jugadores esten dispuestos a correr. Y los jovenes y recien incorporados vienen con ganas de sobra. Yo el mejor Madrid que he visto es el de la temporada del doblete, la 16/17, en la que se dominaron todas las facetas del juego, combinando a la perfeccion las rotaciones y el talento del eje principal CR-Modric-Ramos. Zidane es una maestro tactico por muchas ridiculeces que haya que oir de parte de antimadridistas y opinadores de partida de mus. Enhorabuena al frances, que no solo ha levantado la moral del equipo y del aficionado en dos partidos, sino que ademas no le ha temblado el pulso a la hora de sentar al falso portero. Si se hace un buen partido en el derbi esto puede ser el comienzo de una dinamica muy positiva.