Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Toca paciencia en el Real Madrid.

Toca paciencia en el Real Madrid.

Escrito por: Pepe Kollins27 mayo, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Mi intención es siempre la de apoyar al equipo que salta al terreno de juego con la camiseta del Real Madrid. Poco me importa, en el sentido mencionado, si un jugador no lo está haciendo bien durante la temporada o incluso desde hace más tiempo. De ser así, mi deseo será que comience a rendir bien desde ese instante, no que lo haga peor para que se lo ventilen. No se trata de una opción meditada, ni de un ejercicio de moralidad, sino casi de un instinto biológico: me resulta imposible desear que le vaya mal al Real Madrid en cualquier momento, no soy capaz de hacer cálculos sobre lo bien que le iría en el futuro al equipo si ese jugador, o ese técnico, se estampasen en el presente, como no disfrutaba viendo enfermar a mi hijo de pequeño por más que me repitiesen que eso le iba a inmunizar. No me sale.

Dicho lo cual, tampoco soy partidario de rehuir la crítica o el análisis de cada momento. Si hay algo que no me gusta en torno a mi equipo o mi club, lo expreso, no con el afán de que toda arda, sino de que se resuelva, en la convicción de que el primer paso para revertir una situación complicada es reconocerla y definirla.

Este año ha sido un fracaso sin paliativos. Hay que reconocer que la transición hacia una etapa pos-Cristiano Ronaldo no se antojaba precisamente sencilla (que se agarren en Barcelona cuando les toque). Hay quien advertirá que el club pudo no haber dado ese paso, pero tampoco sabemos si la voluntad del jugador era reversible. El caso es que se hizo y ahora no pretendo analizar ese episodio, sino simplemente lo qué se hizo a posteriori. Exactamente, el club decidió responder a la marcha del portugués en dos direcciones:

-La apuesta por el grueso de la plantilla campeona de cuatro Champions

-La política de captación y formación de jóvenes talentos

De la primera estrategia cabe decir que, a priori, no se supo ponderar, a tenor de los pocos refuerzos, ni el coste de la pérdida de Cristiano (en goles y espíritu ganador) ni el desgaste de ese núcleo duro. Y no por el Mundial o la ausencia de pretemporada por parte de algunos jugadores, sino precisamente y aunque suene paradójico, por la racha triunfal que derivó en acomodamiento y falta de ambición, una inercia que ya se arrastraba desde el curso pasado y que, ya entonces, degeneró en una Liga tan desastrosa como la actual.

 

De la segunda estrategia se puede intuir que – salvo en el caso de Solari – ha calado la sensación de una falta de sintonía entre el club – que mantiene esa apuesta con firmeza – y el técnico de turno – Lopetegui o Zidane – que han mostrado una tendencia en favor de jugadores ya consolidados, aunque estuvieran en baja forma. Jóvenes talentos sí, pero al Madrid se viene con la mili hecha, parecían decir con su decisiones y declaraciones.

De hecho, las noticias del interés del club por jugadores como Hazard, Jovic, Eriksen, Mendy o el ya fichado Militao, inciden en esa tesis: futbolistas de rendimiento inmediato, con experiencia en competición de élite, por más que algunos sean jóvenes.

Podría entenderse este giro como una enmienda a lo planificado esta temporada que acaba de finalizar. El verano pasado se esgrimió que el mercado de jugadores que no eran galácticos era inaccesible, o más bien lo consideraban no rentable. En cambio, ahora, entre los candidatos aparecen un buen número de futbolistas que responden a ese patrón. Que no conste esta apreciación como un reproche. Nadie es infalible. Todo el mundo, sin excepción, se equivoca. Y corregir se ha de entender como un valor, no como un motivo que descalifique al que se ha percatado de su fallo.

Lo importante es entender que eso que no se hizo el año pasado hay que hacerlo ahora. Lo fundamental es, también, conjugar esa rectificación sin que suponga desaprovechar los pasos dados en el ejercicio anterior, es decir, a esa clase media que se incorpore, sumar la progresión de esos talentos que este curso se postularon (Vinicius, Brahim, Valverde…), así como el intento de recuperación de aquellos jugadores contrastados que, por edad y perfil, se entienda que pueden volver. De este modo el curso que hemos terminado no habrá sido en vano, aunque no sobrevivan al filtro ni todos los jóvenes ni todos los veteranos.

Pero lo que tenemos que asumir los aficionados, y de ahí el propósito de este texto, es que el curso que viene, será, incluso en un escenario positivo, otro año en el que el Real Madrid, no sea de partida favorito, sin que ello implique renunciar tampoco a nada y dando por hecho que en el peor de los casos se competirá por todo, pero con la conciencia de que se está construyendo algo sólido que terminará, en el momento que cuajen algunos de las actuales promesas o alguna guinda fichada a golpe de talonario, situándonos otra vez en lo más alto.

En el Real Madrid es imposible pedir paciencia. Pero paciencia.

Pepe Kollins
Redactor jefe de La Galerna. Nombre: Javier Alberdi @JavierAlberdi. Antaño participé activamente en Ecos del Balón, El Asombrario y The Last Journo. Coordinador y coautor del libro "Héroes": https://bit.ly/2JC6kwx

10 comentarios en: Toca paciencia en el Real Madrid.

  1. No se puede poner un pero al artículo. Suscribiría punto por punto lo escrito. Hasta lo de la paciencia, siempre y cuando perciba que los futbolistas de blanco lo dan todo por el escudo, sin escatimar esfuerzos.

  2. Totalmente de acuerdo con el artículo, pero el entorno es inmisericorde. Alrededor del RM se mueven demasiados plumillas, alcachoferos, antis de bufanda, antis sin bufanda, sabelotodos, profetisos, alcahuetes del fichaje, resentidos, mondabalones y, sobre todo, una masa madridista iracunda y proclive a despellejar a todo aquél que no le alegre el fin de semana o el día de Champions, siguiendo acéfalamente las diatribas del Castaño de turno. Difícilmente el trigo de las jóvenes promesas o de un proyecto ilusionante puede crecer entre tanta cizaña impaciente y vocinglera. Así que me temo que la paciencia, cuando del RM se trata, es la que este inmenso club ha de tener con aquéllos sus fieles que con tanto ardor suicida le defienden.

  3. Coincido con el articulista y con los dos comentaristas anteriores, por la propiedad transitiva de la coincidencia.

    Sentado este acuerdo general, añadiría un punto a lo señalado por el señor Kollins; que también a un soneto cabe añadirle algún verso más como estrambote: junto a la paciencia que pide, con sobrada razón, yo me atrevo a sugerir que disfrutemos. Hay aficionados que parecen vivir en la angustia tan pronto como el Real Madrid deja de ganar o de jugar bien (o incluso preventivamente, ya sufren anticipando el próximo fracaso), como si después de un banquete temieran pasar hambre o no saciarse de manjares el día siguiente. Háganse un favor y háganselo a su estómago: disfruten de la comilona reciente, digiéranla, incluso paladeen un poco el recuerdo antes de pensar en el próximo bodorrio; y si hay un tiempo sin banquetes, dejen descansar a sus intestinos, los pobres. Tómense una buena cerveza de abadía y saboreénla, sin prisa.

    Ser del Real Madrid es una oportunidad para ser más felices; es de tontos desaprovecharla y convertir esa filiación en una causa de stress y ansiedad.

    Paciencia, tranquilidad y buenos alimentos.

    Y en el peor de los casos, que nos quiten lo bailao.

  4. A mí parecer la política de jóvenes talentos es adecuada,ya con la situación mercantil actual provocada por los clubes estado , PSG City y VAR-ça , cualquier jugador mediano se te va a 90/100 más sueldo y eso es algo que el no puede seguir. Pero por otra parte no hay paciencia con esos jóvenes por parte de aficionados,los que van al estadio y en RRSS, pretenden que destaquen y sean referencia a la de ya y si no ya no les vale y hay que cambiar.
    Pues eso, paciencia que ni siquiera Di Stefano empezó siendo mega crack.

  5. Loable esfuerzo, Pepe Kollins:

    "Pero lo que tenemos que asumir los aficionados, y de ahí el propósito de este texto, es que el curso que viene, será, incluso en un escenario positivo, otro año en el que el Real Madrid, no sea de partida favorito, sin que ello implique renunciar tampoco a nada y dando por hecho que en el peor de los casos se competirá por todo, pero con la conciencia de que se está construyendo algo sólido que terminará, en el momento que cuajen algunos de las actuales promesas o alguna guinda fichada a golpe de talonario, situándonos otra vez en lo más alto."

    Pero la maquinaria de la SER, Cope, Radiomarca, Ondacero, mediaset, atresmedia, etc. va a dinamitar justo tu propósito, tal y como lo hace todos los años en todas las estaciones, dándonos otra vez gato por liebre, opinión por información, especulación y sospechas frente a hechos, es decir, nos volverán a tomar el pelo, timar, estafar desde su altavoz mediático que debería estar a nuestro servicio y no al servicio del relleno falaz pero que ocupa de manera "interesante" sus minutos o paginas.

  6. Habida cuenta de la bajada de nivel que se ha convertido ya en tendencia en el Barcelona especialmente desde la marcha de Neymar, quizá el año que viene tengamos alguna oportunidad en Liga y Copa del Rey si nos dejan desde los despachos. Para lo demás, salvo sorpresa de última hora, seguimos sin tener nivel competitivo.

  7. Coincido en que en el mercado actual hay que fichar jóvenes con la esperanza de que exploten en jugadores de primer nivel.
    Lo que no veo desde el punto de vista lógico es el mantener a jugadores en un estatus simplemente por los servicios prestados con anterioridad en detrimento de otros jugadores con un mejor nivel competitivo (Marcelo y Reguilón, por ejemplo), que normalmente suelen ser los jóvenes. Esta falta de meritocracia causa que la progresión de dichos jugadores se vea trabada y/o invisibilizada por la falta de minutos.

  8. uno de las peores cosas que tienen algunos madridistas es poner en duda todo lo que pretenda acer el real madrid si ficha a un jugador no es ese el que debia haber fichado sino el que a fichado el becino o quien sea el caso es poner en duda todo lo que se ace y criticar a los jugadores que lo han dado todo la fobia que han lebantado contra marcelo es de locura un jugador que no a dado un problema en todos los años que lleva en el real madrid el no es el culpable de lo que pasa el es tan responsable como toda la plantilla pero nada mas se merece un respeto como todos los demas y dejar que sean los profecionales que tiene el real madrid los que tomen las medidas que crea oportunas y si esas medidas son que el jugador siga todos le debiamos de apollar y ino resibirlo con pitos nada mas que cometa el menor fayoy digo lo mismo de bale em vez de apollarlo y estar con el lo han destrosado aciendo lo que desde que llego al real madrid querian la deprabada prensa anti madridista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

Aquí @Pacurll sintetiza mejor que nadie, y con solo un punto más delirante que la realidad, los argumentos antiVAR del antimadridismo.

A través de @lagalerna_

https://www.lagalerna.com/quejas-y-reclamaciones-al-var/

"No veremos ningún comunicado del @realmadrid a favor o en contra de la inhabilitación de nadie, como tampoco lo veremos pronunciándose sobre ningún otro pormenor político o judicial. El Madrid es de todo aquel que quiera olvidarse de la política cuando el balón echa a rodar."

Jovic, Mayoral y las soluciones para la delantera https://www.lagalerna.com/jovic-mayoral-y-las-soluciones-para-la-delantera/ a través de @lagalerna_

Emery tiene a preso a Kubo en una cárcel conceptual carente de fuste.

Nos lo explica con exactitud @delasherasmario en este artículo:
https://www.lagalerna.com/liberad-a-kubo/

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram