Las mejores firmas madridistas del planeta

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Thriller

Escrito por: La Galerna2 noviembre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Dios mío, qué solos se quedan los muertos, especialmente cuando hacen el gilipollas.

Solo la primera parte de esta cita es de Gustavo Adolfo Bécquer. No hemos resistido la tentación, sin embargo, de completar la rima del máximo exponente del romanticismo español al tener noticia (de la cual se hacen eco las portadas del día) del espectáculo (?) perpetrado por los al parecer muertos jugadores del FC Barcelona tras vencer al Getafe. Como una caterva de zombis alelados, y capitaneados por un Dani Alves que -a diferencia de sus compañeros- iba  más o menos vestido como siempre, los futbolistas del Barça tuvieron la ocurrencia ayer de celebrar Halloween pavoneando sus querencias vampíricas y cicatrices purulentas por las dependencias del Coliseo Alfonso Pérez, los aeropuertos de Madrid y Barcelona y probablemente hoy (salvo que alguien les haya conminado a desprenderse de sus jocosos, chispeantes y terroríficos disfraces) los juzgados a los cuales sus diversas causas con la justicia les obligan a visitar continuamente.

-Rogamos al acusado se desprenda de la careta de Freddy Krueger.

-La meva llengua és el català i exigeixo que em parli en català.

mundo deportivo barça halloweenAquí los tenéis. Da gloria verlos supurando valors por las llagas abiertas de sus facciones monstruosas. Sugerimos que la versión enlatada del Tot el camp se complete ahora, cada vez que suene en los prolegómenos de sus choques como locales, con la voz de Vincent Price y su monólogo en los compases finales del Thriller de Michael Jackson. Imaginar un fondo sonoro sobreponiéndose al otro es algo que comienza a helar la sangre en nuestras venas en esta mañana desapacible.

Darkness falls across the land
The midnight hour is close at hand
Creatures crawl in search of blood
To terrorize y’awl’s neighborhood....

.... Tot el camp
es un clam
som la gent Blau Grana...

...And whosoever shall be found
Without the soul for getting down
Must stand and face the hounds of hell
And rot inside a corpse’s shell
The foulest stench is in the air
The funk of forty thousand years...

... Tan se val d'on venim
Si del sud o del nord
ara estem d'acord
estem d'acord
una bandera ens agermana...

...And grizzly ghouls from every tomb
Are closing in to seal your doom
And though you fight to stay alive
Your body starts to shiver
For no mere mortal can resist
The evil of the thriller...

Barça!, Barça!, Baaaarça!!!!

Bien mirado, las concomitancias entre el club catalán y las películas de ultratumba de (pongamos por caso) George A. Romero son notorias. Un preso libre es como un muerto viviente, y la única diferencia entre estas dos escalofriantes imágenes, aparentemente contradictorias, es que en un caso nos referimos a muertos fehacientes y en el otro a presos en potencia. Estos últimos abundan en Can Barça, y (si bien caminan en libertad por los despachos, las calles y los terrenos de juego) lo cierto es que disfrutan de una libertad algo ilusoria, de igual forma que es pavorosamente falso el latido que anima el deambular inconfundible de los zombies. Decíamos que Dani Alves iba vestido como siempre y esperamos nos disculpéis el error, pues no es fácil distinguir como tal el disfraz ocasional en que a veces se embute el personaje cotidiamente estrafalario. Pero no. Lo miramos dos veces, como podéis hacer vosotros mismos en la portada de Mundo Deportivo, y llegamos a la conclusión de que efectivamente va vestido de preso, de entre todas las cosas de las que podía ir vestido.

Dado que no es este, en principio, un disfraz estrictamente ligado a Halloween, no podemos más que interpretar el disfraz del inefable Dani en la clave que os dábamos hace un segundo. Si abrazas la metonimia de la vida por la vida en libertad, quien está privado de vida es como quien está (o puede estar) conminado a las servidumbres de la vida en prisión. Así, no hay gran diferencia entre Bartomeu, Rosell, Messi o Mascherano y los protagonistas de The walking dead. Los imputados viven un poco de prestado, de igual forma que las criaturas de ultratumba de H.P. Lovecraft no esperaban el hálito de vida que les rescató de sus nichos en su pútrida apariencia.

Los jugadores del FC Barcelona se han disculpado, como también refleja la portada del diario de Godó, alegando que no pretendían ofender a nadie. Demuestran que no han entendido nada. Otras veces sí era cuestión de disculparse, cosa que jamás hicieron, pero no ahora. Ahora disculparse no sirve de nada. No es que alguien se haya sentido ofendido (aunque quizá también). El tema aquí es que unos señores que son tenidos por pocos menos que héroes por muchos miles de personas han quedado ante todo el planeta como si fueran la panda de idiotas más recalcitrante y (ahora sí) terrorífica que jamás haya practicado el tiki-taka.

Decimos "como si fueran" y decimos bien.

Quizás.

 

 




8 comentarios en: Thriller