Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Sentirse (Laporte y el polígrafo)

Sentirse (Laporte y el polígrafo)

Escrito por: Jesús Bengoechea6 junio, 2021
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Cuando poco menos que acababa de aterrizar en Madrid, tras tomar el puente aéreo más polémico de la historia, le preguntaron a Luis Figo si ya se sentía madridista. Era una pregunta puñetera. Difícilmente puede sentirse alguien de un sitio cuando no lleva en dicho sitio ni cinco minutos, y menos aún cuando su procedencia es el antisitio por excelencia. Todo el mundo sabía que Figo estaba allí en virtud de un precontrato firmado para presionar al Barça en la busca de un incremento remunerativo, y que había acabado en la Casa Blanca casi sin pretenderlo realmente. La pregunta, decimos, la cargaba el Diablo.

Figo ventiló la tesitura con tal solvencia que todo el mundo entendió que se la había preparado. “Yo soy portugués”, sentenció de modo célebre, de donde se deduce que eso de “sentirse” solo entra en el terreno de lo exigible cuando aludimos al pasaporte y no al escudo bordado en la camiseta (y alguien dirá que ni siquiera el pasaporte tiene potestad para hacernos sentir nada). “A mí denme once mercenarios que el forofismo ya lo pongo yo”, suele espetar Richard Dees en este debate, y el ejemplo de Figo viene aquí francamente pintiparado, como decía Cassen sobre el libre albedrío y las gallinas en Amanece que no es poco.

Figo ventiló la tesitura con tal solvencia que todo el mundo entendió que se la había preparado: “Yo soy portugués”

Como aficionado (o sea, como quien pone el forofismo), no tuve nunca nada que reprochar a Figo, a pesar de que nunca llegué a saber si en su fuero interno llegó a compartir alguna vez conmigo el sentimiento madridista. Daba igual. Figo ponía a espuertas el mínimo exigible, a saber, profesionalidad y vergüenza torera. En el campo se dejaba los cuernos por la empresa que le pagaba, restringiéndose los sentimientos que en ese momento impregnaban su alma al ámbito de lo más estrictamente privado. Esto es muy lógico y hasta inevitable, por cuanto el uso de un polígrafo entre carrera y carrera por la banda habría acarreado pérdidas de tiempo no contempladas en el Reglamento. A efectos prácticos, mientras metiera goles y diera asistencias, al abonado del segundo anfiteatro le daba igual si al hacerlo Figo vibraba de furor vikingo o se relamía pensando en bacalhau grelhado. Y si no le daba igual se torturaba en vano, por cuanto la verdad nunca aflorará por encima de las meras suposiciones. No voy a negar que yo sentía curiosidad por saber si Figo compartía mis filias, pero viéndole dejarse el alma en cada lance, y generalmente con acierto además, no me sentía legitimado para tornar la curiosidad en exigencia.

Figo y Guardiola

Al futbolista hay que pedirle lucha hasta el fin, entrega absoluta, pero en virtud de su contrato, no tratando de extrapolar a su persona el propio amor por los colores. Debe echarle huevos, sí, pero sin que nos importe si lo hace por dignidad laboral o por devoción de hooligan, o por una mezcla. Lo de sentir el escudo es para mí una especie de bonus que solo puede sumar, caso de creer uno en la sinceridad de esos sentimientos compartidos por profesional e hinchada, nunca restar caso de no existir o de maliciar el aficionado su inexistencia. No todo el mundo puede ser Raúl o Camacho, ni falta que hace en realidad, sobre todo porque si todo el mundo lo fuera el madridismo genuino de Raúl o Camacho no destacaría entre la muchedumbre.

Para las selecciones, empero, no es exactamente igual. Confío estaremos de acuerdo. No soy un amante del hecho de que las naciones se batan en duelo, ni en el campo de batalla ni en el del juego, pero ya que el fútbol de selecciones tiene que existir, sin que por lo visto haya modo de erradicarlo, convendremos que lo normal es que se asiente sobre sentimientos patrióticos. ¿Sobre qué si no? Tampoco es que aquí proceda el uso del polígrafo, eso sí, sino que habrá que confiar en la palabra de caballero de cada uno de los interesados. Ya que no hay más remedio que asumir que las federaciones de fútbol de cada país expolien a los clubes, llevándose a sus futbolistas a cambio de nada, y devolviéndolos con tríadas y covides sin reparar (en) el daño infligido, qué menos que pedir algo de genuino sentido de pertenencia a la tribu en nombre de la cual se lleva a cabo el latrocinio.

Lo de sentir el escudo es para mí una especie de bonus que solo puede sumar, caso de creer uno en la sinceridad de esos sentimientos compartidos por profesional e hinchada, nunca restar caso de no existir o de maliciar el aficionado su inexistencia

De hecho, se ha aplaudido públicamente (y creo que con razón) la coherencia de aquellos que, no sintiéndose identificados con los colores españoles, han optado por renunciar a jugar con la llamada Roja, llámese Oleguer Presas o Nacho el del Compostela, personas demasiado embelesadas en la melancolía del terruño como para abrazar un nacionalismo de mayor radio de acción y más amplio alcance en términos de hectáreas. Ambos se autoexigieron la existencia de unos determinados sentimientos y, a falta de los mismos, optaron por dar un paso atrás que tal vez nos ponga sobre la pista de lo que debería hacer falta para darlo adelante. Es de suponer que, si Figo jugó con la selección de Portugal, fue sobre todo, precisamente, por la razón que esgrimió para escurrir el bulto de sentirse madridista o culé. Porque es portugués. Porque “se siente” portugués. Opino, eso sí, que de la autoexigencia no debe necesariamente pasarse a la exigencia sin auto, y que si se pasa debe hacerse sin dobles varas de medir, esto es, nada de exigir ese sentimiento solo en algunos, eximiendo a otros del cargo de la prueba.

Piqué Costa Xavi

Viene todo esto a colación —ya lo habrá intuido el avispado lector— de la rueda de prensa del día de ayer en el seno de la selección española, que sirvió de escenario para un interrogatorio de los de flexo en ristre y humo de tabaco, ejecutado por el poli malo Fernando Burgos a cuenta de los sentimientos nacionales de Laporte, o de la presunta ausencia de los mismos. El tercer grado de Burgos, impío y sarnoso, no resulta de buen gusto en ningún caso, pero menos aún en contraste con la laxitud aplicada por la clase periodística patria con otros componentes del equipo nacional que en el pasado han dado muestras públicas de simpatía por la causa independentista catalana. La duda del españolismo de esos jugadores concretos nunca dejó de estar en el ambiente, y sin embargo se orquestó en torno a ella la más férrea omertà. Si alguien se atrevía a cuestionarlo, era inmediatamente anatemizado. La respuesta adoptó el patrón del topicazo del presunto tapabocas que solo clausura las fauces de los dóciles, o de los que no quieren pensar por sí mismos. “No se puede dudar del compromiso de Piqué o de Xavi con la selección”. Esperen un momento, ¿hablamos de compromiso o de sentimiento? ¿Hablamos de lo de Figo o de una variable ignota y emocional? Porque si a Piqué o a Xavi les aplicamos la variable Figo para declararlos inocentes antes incluso de sentarlos en el banquillo (se comprometen, y por tanto da igual lo que sientan), también podrá aplicársele a Laporte, a menos que para ser merecedor de esa cláusula eximente de sentimiento haya que jugar en el Barça. Aquí lo que sucede, lo sabemos todos, es que la coherencia se pone a la cola cuando topa con el rencor de las trincheras, militando Burgos en una que tiene por inspirador a Sergio Ramos, que se ha quedado en Madrid para furia de sus reporteros afines. Como Ramos no está, ataquemos a su sustituto en la lista, administrándole las dosis de maldad que nunca tuvimos el coraje de hacer caer sobre Piqué o Xavi, pese a estar estos en situación tan sospechosa como la del actual central de Guardiola.

El tercer grado de Burgos, impío y sarnoso, no resulta de buen gusto en ningún caso, pero menos aún en contraste con la laxitud aplicada por la clase periodística patria con otros componentes del equipo nacional que en el pasado han dado muestras públicas de simpatía por la causa independentista catalana

Mucho temo que el menor de los problemas de Laporte, suplente en el City, sea el que se sienta (o no) español. También lo es para la selección la ausencia de un Ramos pasado de años y autoestima. El problema más grave es la ausencia de Nacho, y aquí ya no me refiero al del Compostela. Ya que se supone que a los españoles debe importarnos mucho este asunto, no estaría de más que los mejores jugadores seleccionables estuvieran en efecto en la selección, y este al cual me refiero ahora no solo siente con certeza los colores, sino lo que es muchísimo más importante: es muy bueno y fiable, y ha hecho una temporada descomunal. Eso debería haber bastado para que estuviese en la Eurocopa, aunque juegue en el equipo maldito por las instituciones. Ese sentimiento, el del antimadridismo, sí que no necesita polígrafo.

 

Fotografías Imago.

Comenta y Participa con B+

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea

33 comentarios en: Sentirse (Laporte y el polígrafo)

  1. La pregunta es buena. Pero me gustaría tener la oportunidad de verla formulada a jugadores españoles que militan en equipos vascos o catalanes. O estas otras:
    Por qué nunca pronuncia la palabra España?
    Por qué nunca añade "nacional o española" cuando habla de la selección?
    Por qué tapa la bandera nacional de las medias del uniforme?

  2. Artículo muy apropiado y correcto. Si alguno puede escribir con propiedad de impiedad, comportamientos mezquinos, laxitud y las fauces de los dóciles es quien los ha practicado.

  3. Cuando se reciben comentarios como el que he leído antes, es que La Galerna está haciéndolo bien. Leer las verdades cuando se ha estado viviendo durante años en los mundos de Yupi, es lo que produce. Madre mía, qué mal están algunos.

  4. Muy bien tirado este tema. Yo paso bastante de la selección, hace años era fervorosamente anti, y supongo que si los eliminan no podré evitar reírme un poco para mis adentros, pero ahora ya lo tengo superado e incluso disfruté bastante con la paliza a los arrogantes chicos de Joachim Mocos hace unos meses, por ejemplo. Así que ganen o pierdan ha dejado de ser asunto mío.

    Para mí el fútbol de selecciones es algo folclórico, estival y relajado. El de clubes es un entretenimiento y a menudo padecimiento del día a día

  5. Vengo a este foro por que aquí se supone que se dice la verdad, por que se supone que aquí no se retuerce la realidad con fines prácticos partidistas y resulta que me encuentro con lo mismo de lo mismo.
    Este artículo era de 10 / 10 hasta el último párrafo, el párrafo obligatorio de pago , el que hay que poner para contentar al foro romano. Si nos vendemos como auténticos , pues hay que serlo hasta el final , no a 3/4 auténticos , si Jésus no resucito, apaga la luz y vamonos
    Amigo ... vamos ya con el tema de la selección de luis sin merengues, vamos ya hombre. dejenlo ya que sois capaces hasta de convertir joyas periodisticas como esta en piltrafas por complacer al populismo.
    El viejo ramos no va a la selección pòr eso, por viejo, lesionado y creyente irreligioso y ya está , y está bien.
    Y el Señor futbolista que es Nacho no va al Equipo de Luis Enrique porque es un suplente al que el entrenador de su club sentó en cuanto se dió la oprtunidad , en el partido más importante de la temporada. Si Nacho no está en la Roja la culpa (si la hubiera) echensela a Zidane y ya está.
    Esto en cuanto a la "política" y "formalidades"
    Ahora si queremos hablar de conformación de plantilla en cuanto a esa posición específica, a mí como entrenador que soy en mi convocatoria definitiva me viene como caído del cielo si se da el caso poder contar con una pareja de centrales que ya han jugado juntos y se conocen. Igual que yo como entrenador entiendo que el madridista llorente es mejor lateral derecho que todos los laterales derechos de oficio españoles del momento , como quedó demostrado en el partido ante portugal. Así de sencillo y pragmático es el futbol de los entrenadores que quieren ganar.

    1. Eres entrenador? O eres "entrenador" como el resto?? Porque decir que Nacho es suplente.... gracias Nepomuceno.
      No es muy difícil, ves... y podía haber señalado los partidos de laporte. Incluso la cifra de Paul torres tampoco anda tan lejos, 33 partidos en liga por los 24 de Nacho.

      De verdad, antes de soltar cualquier cosa por la boca, vamos a pensar un poco

  6. Estoy convencido de que Jesús no ha censurado ese "comentario" de arriba para que nos demos cuenta de lo que hay ahí afuera. Por si quedaba algún despistado.

    1. Yo más bien estoy convencido de que está de siesta y domingo y no se la enterado, más bien no le preocupan ni lee los comentarios porque vive bien de la mamandurria y del dictado.

  7. El comentario de Muerte a la Galerna describe a la perfección el odio desatado de una sociedad enferma, presente desgraciadamente en una gran parte de ciudadanos del “país de la esquinita” (afortunadamente aún no mayoritaria) y que encuentra en el fútbol un hábitat perfecto, con España reducida a la Roja y los jugadores del Barsa excluidos de la necesidad de poseer sentimiento patriótico alguno: solo compromiso se les requiere para obtener así la aquiescencia y bendiciones de la patética prensa deportiva española y resto de medios de comunicación. Excelente artículo de Jesús, desenmascarando a unos (Piquè, Guardiola, Xavi) y otros (Burgos y compadres). El pobre Laporte solo pasaba por ahí...

  8. Don Jesús , felicitaciones por este gran artículo. Es más, será tan bueno cuanto más ajo y agua proporcione a los enemigos de España y del RM, que suelen ir muy parejos (los enemigos).
    Lo que ha hecho el hijo de Ammunike no tiene nombre, bueno sí tiene y muchos. Ha vuelto a demostrar que es y sigue siendo un auténtico cretino, un caradura dectomo y lomo y un perfecto colega de Mortadelo el tontodelculo de la federación.
    Este combinado de jugadores a mi no me representa, creo que a millones de aficionados españoles, madridistas o no, tampoco. Me es indiferente lo que le pase. Es más: no deseo nada bueno para el, de las cenizas del batacazo miserable que le deseo, ansío que surja una verdadera Selección Nacional no patrocinada por mafiosos separatistas y que los actuales gestores técnicos se hundan en el olvido y en el fracaso ... A freír espárragos, LE, Mortadelo y toda vuestra patulea de corifeos, palmeros y mamandurrios...

  9. Me estoy intentando imaginar cómo seria una selección española a la que seguir, y me tengo que remontar a Camacho, Juanito, Santillana, Goiko, Gordillo y Maceda.
    Buscas jugadores actuales con valores y que sientan la camiseta por encima del postureo y nada de nada.
    Es que hasta me sentía representado por Julio Alberto o Víctor.

  10. Vuelvo a entrar y me alegro que el exabrupto de un pobre degenerado ya ha sido borrado.

    Con la Seleccíon, la Roja o lo que queramos me está pasando como con Zidane: No merece la pena gastar más tiempo en temas que no atañen directamente al Real Madrid.

    Abrazos madridistas y en especial a Don Jesús, amenazado de muerte hoy por un fanático (lo triste es que no son "cuatro gatos" los que piensan así)

  11. por lo visto una seleccion española a la que hay que seguir es... un selección madridista, no la que gano dos euros y un mundial con el montoncito catalán.
    El problema es ese , como bien desarrollaba el articulista, el madridismo es un sentimiento , no una nacionalidad, lamentablemente una buena parte de los madridistas trastocan los térnimos así de simple. Lo tragicomico de esto lo que expresa el grado sublime de estupidez de la mente humana es que he visto personas muy instruidas que ni siquiera son españoles, que son compatriotas míos de remangala tuerca llegar y soltar, que "no sienten esta selección española", y cuando los traigo a la realidad y les recuerdo que es que ellos NO SON IBÉRICOS me ponen cara de estupecfación.
    Todo estuviera bien si los rusos por jodedores que son no hubieran rebelado más de 30 años despues la más triste de las realidades que la prensa blanca tanto se esforzó en ocultar.... y es que la 1ra euro aquella .... también se las dió un catalán
    Dios
    hay que ser ridículos , peor no tanto
    Igual sabemos que si la Roja hace otro papelazo será culpa de luis por no llevar a nacho y si hace un buen papel será de casualidad o gracias a los jugadores no al técnico.
    y sabemos que estarán viendo los partidos escondiditos en sus cuevas
    que pena me da el neo-madridismo mi madre

    1. Jojojo. Se te nota bien jodido. Tu eres culer. Sí...y culer viene de culo.

      El artículo de don Jesús es brillante y da en la diana. Somos muchos los españoles a los que , desde hace décadas, la selección nacional no nos provoca ningún sentimiento positivo. Indiferencia e incluso antipatía. Ya está bien de chupar babas de los catalanistas culers. Sí, la selección de Lluis Enric y la de muchos (Xavi, Busquets, Pedro, Piqué...) antes no nos dice nada . Pasamos de politiqueo barato

    2. "Lo tragicómico de esto lo que expresa el grado sublime de estupidez de la mente humana..." has definido magníficamente tu deposición, así que... No haré más preguntas, Señoría.
      Ah! Vuélvete a la cueva en tu petit país imaginario

  12. A La Roja esa le deseo el mismo trato arbitral y el mismo respeto de las instituciones del que ha gozado el Madrid esta temporada.
    Menudo c... azo la Eurocopa dichosa, oigan.

  13. Burgos me parece un imbécil de campeonato, pero la pregunta viene a cuento ya que hay varias declaraciones de Laporte diciendo que el se sentía Francés y que no jugaría con España, pese a que fue contactado por la federación para jugar en la sub 21.
    ¿Por qué se nacionalizó para jugar con España?. Por qué en Francia con centrales como Kimpenbe, Kounde, Upamecano o Varane no tiene sitio,así que ha ido a lo fácil y como la federación mandada por Mortadelo funciona de aquella manera pués ya está.

  14. Buenas tardes, no voy a contestar al Denis este, que parece que todo lo que no sea lamerle las botas a todo lo que venga de Cataluña no le parece bien, otro charnegu da merda, en mi caso es bien simple, me siento castellano y solamente castellano de nacionalidad, lo que haga la roja, la coja o la floja no me importa si ganan bien, y si pierden bien también, a efectos prácticos lo único que me importa es que nadie del Madrid vaya a la selección, a ninguna, por lo cual estoy encantado con el asturiano, su anti madridismo nos hace un gran favor, es público y notorio que el deporte profesional al mas alto nivel, el descanso es fundamental, vamos que dos meses de vacaciones mejor que uno y tres mejor que dos, miren sino en la N.B.A. HASTA 5 MESES DE VACAIONES.
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

  15. Si un madridista pasa de la Selección (perdón, de la Roja), es poco menos que un botarate estúpido, egoísta y engreído.
    Pero si lo hace un antiespañolista o independentista, se trata simplemente de un sentimiento que hay que respetar democráticamente, en virtud de la diversidad de la nación y la consideración hacia las diferentes culturas de la misma y sus respectivas sensibilidades...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram