Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Sanchís, Bale y la provocación

Sanchís, Bale y la provocación

Escrito por: Jesús Bengoechea22 mayo, 2019
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Desencadené un modesto escándalo en las redes sociales el otro día al tuitear que Manolo Sanchís fue un jugador “malillo”, y que su trayectoria histórica en el Real Madrid merecía un suspenso. Por supuesto, mis odiadores se apresuraron a efectuar las consabidas capturas y a difundirlas por ahí, pasando por alto el contexto, a saber: varios otros tuits reconociendo la excelencia técnica del Sanchís jugador y explicando las razones de mi aseveración, que obviamente no fue hecha en serio (sí desde el enojo, pero no en serio). Hay mucha paz en el hombre que sabe que sus odiadores no es que estén mal informados sobre uno, sino que manipulan a sabiendas de que lo hacen.

Como bien escribí en esos otros tuits, de los que ningún odiador ha hecho en cambio ninguna captura, Manolo Sanchís fue un jugador excepcional. Es además un hombre inteligente y, por tanto, un ser humano incapaz de decir desde el convencimiento que la trayectoria completa (es decir, los seis años) que lleva en el Madrid Gareth Bale merecen la nota de INSUFICIENTE. Sin embargo, eso es exactamente lo que dijo Manolo Sanchís en la Cope. Me parece por tanto que son palabras que solo pueden entenderse desde el afán de provocar. Yo, quizá ingenuamente, tal vez tontamente, recogí el guante de esa provocación y solté otra igual de gorda (no más) calificando con la misma nota la trayectoria de Sanchís en el club de su vida y de la nuestra: insuficiente. Por supuesto, no lo creo. Pero tampoco es posible que Sanchís crea que la trayectoria completa de Bale en el Madrid merece un suspenso, de manera que estamos empatados. Ni Sanchís ni yo dijimos lo que pensamos.

Sanchís podrá explicar si quiere las razones de su provocación, que yo logro intuir pero nada más. Yo puedo explicar las mías. Me parece que quien afirma que la trayectoria de Bale en el Madrid merece un suspenso debería estar preparado para oír que la trayectoria de Sanchís también lo merece, y por eso lo dije. No es lo que opino (opino que merece mínimo un notable), pero a veces la intención de lo que se dice debe primar sobre el modo en que lo que uno dice se ajusta a la realidad. Eso de que la historia de Sanchís en el Madrid merece un suspenso es una imbecilidad, por supuesto. La imbecilidad más grande que he dicho o escrito en mi vida, posiblemente. Pero es una imbecilidad que en ese momento necesitaba ser dicha. Hay estupideces cuya presencia en un debate es reclamada a gritos por un elemental sentido de la justicia. Solo la reducción al absurdo puede a veces poner las cosas en su sitio.

Si las cuatro Champions, cuatro Mundiales de clubes, tres Supercopas de Europa, una Liga, una Copa y una Supercopa de España de Gareth Bale pueden ser reducidas a un suspenso sin que nadie se rasgue las vestiduras, no veo por qué habría de considerarse anatema el que alguien otorgue la misma calificación al impresionante palmarés de Sanchís, que es aún más lustroso pero en un tiempo mucho más largo, con rivales tal vez menos cualificados y con dos Copas de Europa menos, siendo la Copa de Europa el torneo que el Madrid ansía por excelencia. Sanchís es un mito viviente del Madrid. No sé si Bale merece ese calificativo, pero desde luego no merece un cate. Otorgárselo supone un despropósito que solo puede llevarse a cabo desde una profunda animadversión y desde el deseo injustificado de hacer sangre. Me limité a responder a un despropósito con otro con el único objetivo de poner en valor, por comparación, la descomunal magnitud del primero.

Hay una cosa en la que Sanchís quizá no repare, acaso porque se ha demostrado que la animadversión por el galés es una de las fuerzas más implacables del cosmos y nubla el entendimiento. No se puede quitar valor a lo logrado por un jugador que fue absolutamente decisivo en una serie de logros deportivos sin, por el camino, quitar algo de valor a esos logros. Alguien que suspende el desempeño total de Gareth Bale en el Madrid está infravalorando, lo quiera o no, lo pretenda o no, los títulos en los cuales Bale resultó crucial. Está por tanto restando valor, lo quiera o no, lo pretenda o no, a la Décima, la Undécima, la Décimotercera y otra serie de trofeos que rodean toda esa gloria. Si yo dijera en serio que Sanchís fue un mal jugador (cosa que no digo: creo que fue excelente), estaría inexorablemente (lo quisiera o no, lo supiera o no) contribuyendo a apagar el brillo de las históricas Ligas de la Quinta, de las incomparables remontadas europeas de la UEFA en los ochenta, de la Séptima.

Es por esa razón que Sanchís debería reconsiderar lo que dijo. Es decir, por puro y duro madridismo, pues no otra cosa que madridismo es defender la relevancia de lo logrado por el Real Madrid en lo colectivo, con sus correspondientes ramificaciones individuales. No tengo la mejor duda, estaría bueno, de que a Sanchís le sobra madridismo. Por ello, debería reconsiderar y eventualmente retirar su provocación, de igual manera que yo, por la presente, retiro la mía de antemano.

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea

53 comentarios en: Sanchís, Bale y la provocación