Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Portanálisis
Puerta grande o enfermería

Portanálisis: "Una mirada irónica sobre la prensa deportiva diaria"

Puerta grande o enfermería

Escrito por: La Galerna28 octubre, 2018
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Hola, galernautas. El lunes, a eso de las 15:00, Antonio Valderrama (@Fantantonio) escribió en Twitter que lo del Clásico sería "de puerta grande o enfermería" para el Real Madrid. "Como nos gusta a nosotros. Ganar como toreros o la extinción", añadió. Pues bien, ese día ha llegado. Estamos ante un Barça-Madrid que puede marcar un antes y un después en la temporada blanca. Hasta ahora, la suerte ha sido esquiva y nuestros propios errores nos han hecho firmar un inicio de campaña bastante pobre, pero noviembre asoma y el campeón de Europa quiere aferrarse a la Liga conquistando un Camp Nou que ansía vernos claudicar.

La rueda de prensa de Lopetegui fue una encerrona en toda regla. Que si su futuro, que si habrá vida después del Clásico, que si el apoyo de los jugadores, que si los resultados, que si esto no funciona. Incendio absoluto en una comparecencia en la que no se habló de fútbol porque no interesa. A Lopetegui lo están esperando desde junio y los Meana y compañía sueñan con el desenlace más cruel. Lo que no saben es que el Real Madrid suele funcionar de maravilla cuando va al Camp Nou a morir. Será la casta, el honor, el orgullo, o algo que se mueve por dentro de esa camiseta, pero el equipo blanco siempre mira a los ojos al Barcelona incluso cuando los antimadridistas enfrían el champagne esperando la caída del imperio.

No será fácil pese a que el VAR se intuye como nuestro aliado después de tantos años sufriendo arbitrajes extremadamente caseros -por ser generosos- en el Camp Nou. El Barcelona ha mejorado ligeramente en los últimos encuentros y ante el Inter demostró que puede competir bien sin Messi. El problema es que el Real Madrid no es el Inter por mucho que los italianos, a día de hoy, estén mejor que nosotros. El Real Madrid, en condiciones normales, exigirá al Barcelona mucho más que un buen rato de competitividad, seriedad y compromiso. Lopetegui quiere, porque así lo dejó ver en sala de prensa, que su equipo sea incómodo, intenso, agresivo, voraz, de tal manera que el Barcelona se vea agobiado y no encuentre en el '10' la vía de escape habitual.

En la Ciudad Condal buscan nuestro adiós a la Liga. Aspiran a eso después de años viendo Europa por la televisión. También estarán pendientes los colchoneros, que hoy no mandarán ningún comunicado pidiendo que se aclare el uso del VAR, no vaya a ser que alguien revise el vídeo en el que Savic hace artes marciales y la intensidad se convierta en sanción ejemplar.

En definitiva, que será un día especial, pero con los ingredientes de siempre: el Real Madrid contra todos. Y, como dijo @Fantantonio, eso es lo que nos gusta a nosotros.