Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Por qué me gusta Zidane

Por qué me gusta Zidane

Escrito por: Jesús Bengoechea28 febrero, 2020
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Tiene gracia escribir un artículo con este título, pero es que hay en La Galerna quien ha escrito (y en esta casa se consagra la pluralidad) un artículo encabezado con el título contrario, y la pluralidad trae consigo el derecho a réplica. La necesidad de réplica, cabría decir incluso.

Mi amigo José Luis Sánchez Ortiz ha blandido su afilado bisturí en dirección al técnico francés, y lo ha hecho con su acostumbrada frialdad de cirujano inmisericorde. Aclaro que su falta de misericordia está conducida por el amor, si cabe la paradoja. Un amor al Madrid que le reconozco a José Luis en grado tan extremo que le lleva, en busca sin duda de lo mejor para el club de sus desvelos, a arremeter, con algunas buenas razones y con otras más endebles a mi juicio, contra uno de los hombres que más han hecho por el Real Madrid en la segunda era dorada de su Historia. Le llevan a hablar en contra del hombre que ha conducido a un grupo (extraordinario, eso sí) de jugadores a la hazaña de ganar tres Champions seguidas, amén de ese regalo tan infrecuente en dicha era de una Liga local, junto a una lujosa pedrea de Supercopas y Mundialitos. Para no gustarte (porque eso dice José Luis, que no le gusta) el hombre que trajo al Real Madrid lo que no se ganaba desde 1958 (a saber: un doblete Champions + Liga) hay que tener muy buenas razones, como hay que tenerlas para no apreciar el hecho de que se prestara a volver a ejercer la responsabilidad de entrenar el equipo a mitad de la campaña anterior, en el peor momento posible y con tanto que perder. No diré que no las tiene, pero me permito poner en duda que cuenten con la robustez suficiente para compensar todo esto por el lado negativo.

Lo primero que me pregunto, y que José Luis no nos aclara, es si este “no gustar” que le dedica a nuestro técnico es reciente o proverbial, es decir, si es un “no gustar” relativo a la nueva etapa de Zidane o si tiene efectos retroactivos y se extiende hacia las dos temporadas y media que bastaron al francés para conquistar para el Madrid todo lo reseñado. Si sus sentimientos se circunscriben a la nueva etapa de Zizou, puedo ser comprensivo. Mas me costaría entender una desafección a Zidane que llegara a empañar sus logros del pasado. Me parecería una traslación a la esfera del técnico del mítico “Fue gol, pero estuvo mal” que Ángel Cappa soltó a cuenta del legendario gol de Bale en aquella Final de Copa de Mestalla. “Ganó tres Champions en dos años y medio, pero estuvo mal”. De igual modo que yo a Bale en ese momento le pedía que metiese gol, aunque fuera cagándose en “la ortodoxia”, yo al entrenador del Madrid le pido que gane. Si uno mira lo que ha ganado Zidane, es un ejercido de audacia (loable quizá, pero audacia en todo caso) decir que en esos triunfos el técnico “no te ha gustado”. Sobre todo cuando son triunfos de tamaña magnitud y con esa iteración. De igual modo que como persona no busco tener razón sino ser feliz, como madridista no defiendo tanto mis argumentos como mi dicha. Nadie que se haya sentado en ese banquillo me ha dado tantas alegrías como Zidane, lo cual empequeñecería al máximo cualquier argumento que yo tuviera en su contra.

Asumo que la felicidad pretérita no tiene por qué ser garantía de felicidad futura. El problema aquí no es que nadie crea que sea garantía. El problema es que hay quien considera que toda esa Historia con mayúsculas no supone ningún aval en absoluto. Una cosa es vivir del pasado y otra muy diferente que el pasado, ni el más glorioso y aún reciente, sirva absolutamente para nada en lo tocante a otorgarte algún voto de confianza de cara a una temporada que además no está ni mucho menos perdida, pese a lo que pueda desprenderse del artículo de José Luis. Soy consciente de la trampa que supone el celebérrimo “Con lo que nos ha dado”, tantas veces patente de corso para el acomodamiento y hasta un apunte de molicie. Pero la trampa de la pizarra permanentemente en blanco no me resulta menos temible. Lo que alguien nos ha dado no puede ser un cheque en blanco, ya lo sé. Pero tan peligroso como eso sería asumir que un currículum de esa perfección (y cercanía en el tiempo) no te agregue el menor crédito de cara al futuro, que es lo que a ojos de algunos parece suceder ahora con Zidane.

Vaya por delante que soy el primero que entiende pocas cosas de todo lo que ha pasado en el equipo desde la (aparentemente) desatinada alineación de aquel partido de Copa ante la Real. Pero si no soy capaz de conceder al mismísimo Zidane el beneficio de la duda, un voto de confianza o como quiera llamarse, no sé a quién demonios le podré otorgar un mínimo de calma más allá de la histeria. No sé por qué Pochettino, o Klopp, o quien sea, lo merecerían más que Zizou, francamente.

Pero no pretendo mirar solo a la Historia, por refulgente e inmediata que se presente. Junto a datos bien traídos e ideas que incitan a pensar, José Luis vuelca también acusaciones atrevidas. Pasar factura a Zidane por haber querido alguna vez a Pogba en la plantilla resulta llamativo. Primero porque, si bien hay evidencia del gusto de Zidane por el jugador, no hay ninguna de que ese empeño haya ido más allá de lo razonable. Pogba no está en el Madrid. “Prefiero no saber en qué habrían quedado los 1160 minutos que Fede lleva jugados en Liga si el francés hubiera venido”, suelta nuestro buen colaborador. Pasar factura a Zidane por todo lo que ocurre ya me parece excesivo. Hacerlo por lo que no ha ocurrido ya me parece francamente demasiado. Fútbol ficción a punta de machete. No, hombre, o yo al menos creo que no. Me pregunto qué tiene de malo haber querido a Pogba cuando, una vez no concedida la petición, te amoldas a lo que te dan como el hombre de club que eres, y con buenos resultados además, al menos buenos antes de la llegada de este mes que ha sido fatídico, sí, también por las decisiones de Zidane. Pero no solo por ellas. Un poco-amigo de Carvajal como José Luis será sin duda capaz de admitir que poco tiene que ver el francés con la patada intempestiva que Dani sacude a Sterling en las postrimerías del desdichado encuentro ante el City, o en que un leve pero quizá decisivo empujón a Ramos de Gabriel Jesús no pase por el VAR pese a lo dudoso del gol.

Se reprocha a Zidane el que la plantilla no cuente con un especialista que pueda sustituir a Casemiro en su ausencia o cuando convenga rotar. Encontrar un medio centro que rinda jugando pocas partidos se me antoja tan complicado como encontrar lo mismo para el puesto de portero, y además no es Zidane el único responsable de los fichajes o de la falta de los mismos. El reproche, con todo, tendría mayor pase si no se señalara en dirección a la partida de Marcos Llorente, jugador que siempre fue de mi gusto pero del que no puede decirse precisamente que esté brillando con luz propia en el Atleti. Señal de que mi gusto a lo mejor no está tan formado como el de Zidane.

No es únicamente el tema Casemiro-Llorente. En realidad, se reprocha a Zidane la que se supone es una mala planificación por la permanencia en la plantilla de una serie de jugadores a los que se pretendía vender. Se le culpa de la no-reestructuración a fondo de la plantilla en verano, cuando la propia permanencia en la plantilla de jugadores a los que se quería vender debería, sí acaso, dar una idea al observador no demasiado pasional de la dificultad, precisamente, de hacer que se vaya del club aquel a quien el club no quiere pero tiene en vigor un contrato al que legítimamente se aferra. Zidane se encontró con que tenía que quedarse con Marcelo y con Isco y con tantos otros por la sencilla razón de que Marcelo, Isco y tantos otros no querían ni oír hablar de una salida. Lo que Zidane ha hecho con ellos, con esa restricción, va más allá de lo que se le puede pedir a un hombre de club: antes de que nos atropellara este mes fatídico, estos jugadores, que otros habrían tratado como meras rémoras, estaban en diferentes grado de rehabilitación, contra todo pronóstico.

Hay razones para disentir de Zidane (siempre las hay para disentir de cualquiera), pero lo que no me parece que abunde son las razones para minimizar sus méritos, que es donde cae el artículo con excesiva frecuencia. “Marcelo desparece del once por lesiones”, se asevera, como si no hubiéramos visto al brasileño perfectamente sano chupando banquillo a la rueda de Mendy. “Valverde se hace importante por la escasez de centrocampistas y las lesiones de algunos de ellos”, se arguye, si bien yo juraría haber visto en el banquillo a un Balón de Oro y/o al capitán de Alemania para hacer hueco a un prometedor box-to-box uruguayo. Que se escatimen los elogios a Zidane por la gallardía de estas decisiones es lo que más me extraña, además de un logro añadido: ni Modric ni Kroos ni Marcelo han rajado en la prensa por verse en el ingrato papel de suplentes, y sí no lo han hecho, si el vestuario se ha preservado en paz, ha sido por el manejo del mismo que tiene Zidane en su condición de leyenda del balompié. Compárese la balsa de aceite que es el vestuario ahora mismo con el polvorín (Isco, Marcelo) que fue en las eras efímeras de Solari o Lopetegui, y se tendrá una idea del efecto benéfico que, errores aparte, comporta el tener al mando al marsellés.

Contra el Atletico de Madrid ganamos pero “Courtois tuvo algo que ver”. Me pregunto quién es el técnico que ha dado toda su confianza a Courtois, permitiendo que se asiente a pesar de su mala campaña anterior (aparte de que el portero también juega). Se pondera permanentemente a Mendy en detrimento de Marcelo. Me pregunto quién trajo a Mendy al Madrid pese a no ser un futbolista que saliera en las quinielas del gran público, así como quién le ha hecho titular. Porque insisto: Mendy es (justificadamente) el actual titular en el lateral izquierdo a despecho de una verdadera leyenda como Marcelo. Algún arrojo habrá en la toma de esas decisiones que nadie ha tomado por Zidane, sino que las ha tomado él.

Hay ideas tan generales que casi están vacías, pues hay cuestiones que demandan detalle y plan específico para sostenerse. “No parece buena idea jugar siempre sin delantero especialista”. Puedo estar de acuerdo, pero lo estaré mucho más si se especifica convincentemente a qué otro jugador hay que dejar fuera entonces. Tal vez a Benzema, que hasta hace pocas fechas era de largo el mejor futbolista del equipo. Acaso a alguno de los brasileños para aniquilar el escaso juego por las bandas que tenemos. A lo mejor a un centrocampista para minar la mayor virtud de esta escuadra, como es el control del juego. Aclárese, por favor.

Aclárese también, ya de paso, qué es exactamente lo que debe hacer Zidane para que los jugadores puedan forzar tarjetas a conveniencia sin que los poderes fácticos (prensa y árbitros en turbio contubernio) detecten de inmediato la discreta añagaza y nos sancionen de verdad, es decir, con las suficientes creces como para fastidiarnos como ya ha sucedido varias veces.

Todos estamos nerviosos. Con los nervios, es sabido, se revuelve uno hasta con quien más tranquilo le pone. La tentación está ahí y no soy ajeno a ella. Sin embargo, prefiero esperar sin perder de vista el vacío que se abriría bajo nuestros píes si a Zizou le diera por coincidir con sus detractores. El Madrid, convengámoslo ya, es imposible de entrenar. Pero desde luego es imposible de entrenar por otro que no sea Zidane.

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea

31 comentarios en: Por qué me gusta Zidane

  1. Veo una cierta tendencia a dejarnos llevar por un pesimismo exacerbado. Evidentemente, no me refiero al señor Bengoechea

    Tengamos cuidado en el análisis, vaya a ser que nos pase como decía aquella frase de "por mucho limpiar la bañera terminaron tirando al niño por el desagüe"

  2. Lo he expuesto en el otro artículo, el de las razones de no gustar Zidane, ante tanto comentario que se felicitaba por las críticas a Zidane y se quejaba de que les consideraban anatemas o herejes porque no les gusta, y lo voy a resumir de esta manera:

    Admito críticas madridistas pero no maltratos mediáticos. Denunciar y señalar estos últimos no significa que no se admitan los primeros. Pero si alguien que repite los falsos argumentos mediáticos que se han propalado desde que se anunció que era el entrenador, entonces sí se puede dar por aludido.

    Estos madridistas críticos con Zidane confunden la defensa que se hace/hacemos de él ante los viles ataques que se lanzan desde los medios, que generan opinión, desprestigiándole, vilipendiándole, faltándole al respeto y ya de paso insultar la inteligencia media con pueriles argumentos como "no sabe" o "gana de suerte". Y es algo que siguen manteniendo con toda su jeta en todos lo smedios, porque siempre hay uno o más d euno , o es el jefe como Pulido, que lo dice sin ambages... y claro, de tanto propalarlo, ha calado el mensaje.

    Como ya expongo en el comentario del otro artículo, las defensas a los viles ataques mediáticos a nuestro entrenador no es un ataque al madridista que no le gusta Zidane porque tiene otra idea de fútbol o lo que sea, siempre y cuando no sea repetir las canalladas, las insidias, las mentiras que dicen en los medios para desprestigiar los títulos conseguidos por Zidane.

    Y a los madridistas un poco de reflexión, cada uno tiene su gusto pero todos tenemos algo en común: nuestro amor por el Real Madrid. ¿Por qué insultar, a veces con tanta saña, con tanta crueldad, con mala leche a nuestros jugadores y técnicos? claro que se puede ser crítico pero repetir el insulto y vilipendio que hace sonreír a la prensa canallesca y a los hinchas antimadridistas, no lo entiendo. Y la verdad , hay un montón de desprecios viles a nuestros jugadores por parte de madridistas. Paz, un poco de reflexión. Insúltale en tu área privada, no lo escribas en público, es decir, por aquí o redes sociales, no le hagas el juego al antimadridismo.

    Y a los que no les gusta Zidane, tened un poco de paciencia si no podéis esperar a cuando acabe todo y ya no haya algo en juego y el resultado sea tan desastroso como muchos barruntan (incluso algunos desean, algo que jamás he concebido en un madridista pero seguidores del Látigo los hay), mostrad vuestra disconformidad sin injuriar.

    Recuerda que Zidane es de los tuyos aunque no te guste. Y que Manolo Lama, aunque te guste, no es de los tuyos. 😉

  3. Buen artículo y buenos cometarios.
    Pero, al ser del sector positivo del madridismo, habrá pocos que se sumen.
    El otro artículo, ojalá me equivoque, se pondrá en los 85 galernautas entrenadores.

  4. A mi me gusta el Real Madrid. Y Zidane ha contribuido a engrandecerlo como pocos. Humano es y esa es su condición. De largo sabe más que nosotros, aunque se equivoca en ocasiones, coño, y cualquiera.
    Tiene plan, para esta temporada y las que vengan. Ya dijo que el objetivo es la liga, porque él sabe que no llega para más. Ha sido jugador y sabe lo importante que son los veteranos y su guardia. Eso pasa factura. Además las limpias son difíciles por la pasta.
    Si todos vemos los que sobran, pero son los nuestros y la mayoría nos han hecho muy felices. Que hay que fichar, mejorar, está claro. Incluso te puede salir rana o lesionado. Contrastados?...Me gustaría saber.
    En tres temporadas volveremos, ahora no estamos. Seremos capaces de aguantar?
    Yo lo que todavía no sé porque se fue y porque volvió... Madridismo?
    Me encanta el Calvo aunque a veces no le entienda. Y que queda liga, y si nos adelantamos en Manchester...

  5. Querer dar a entender que el principal problema o, incluso, que el o un problema es Zidane , me parece una barbaridad. Yo no soy entrenador , ni futbolista profesional y no tengo conocimientos futboleros a semejante nivel. Eso sí, no creo tener menos idea que la mayoría de sus madridistas detractores . En consecuencia , tengo el mismo derecho a expresarme y a equivocarme tanto como ellos. Zidane es el entrenador idóneo para este Real Madrid. Me parece un entrenador de primera categoría. Top.

  6. Me mola Zidane. Mi argumento 3 Champions y un doblete que sólo vieron antes los más viejos del lugar. Este año recuperamos la ilusión pérdida. Aunque ha sido mes de febrero negro.
    A los que no le molan también tienen sus argumentos. Más que razonables y que algunos comparto. Pero no por eso dejo de confiar en el Calvo. Y si llega el final de temporada y esto ha sido un puto desastre pues a buscar soluciones. Yo veo proyecto y otros no. Yo confío en el presidente, otros no. Me la suda quien tenga razón. Sólo quiero que gane el Madrid y este lo ha demostrado. Si alguien sabe que con otro nos va a ir mejor que lo comparta. Y si sabe con que jugadores nos van hacer campeones otra vez al año que viene que lo diga por favor. Yo encantado que gane el Madrid con quién sea.

  7. Exelente artículo Jesús. Lo que nos ha dado Zidane no se puede olvidar por nada en el mundo, yo estoy a muerte con el. Esta nueva etapa de el está marcada por la ausencia de Cristiano, con Bale poco comprometido, lesiones de Asencio y Hazard y sobre todo decadencia de Marcelo y Modric. Pocos técnicos pudieran estar en plena lucha por la liga (porque lo estamos) en estas condiciones. Sólo queda ganar el domingo y recuperar el trono. Todavía queda la vuelta contra el City, que no nos den por muertos, el Madrid siempre vuelve. Un abrazo desde Cuba. Hala Madrid!!!

  8. Yo me apunto a todo lo que dice Jesús. Y al comentario de wagawain. Se le puede criticar a Zidane pero no repitamos machaconamente las falacias y menosprecios de los medios. Recordemos quien es nuestro enemigo. Y apoyar, apoyar y apoyar. Cuando acabe la temporada es cuando hay que pedir cuentas. Y pensad, si se va Zizou ¿a quién traemos? Y no me digáis Bordalas. Que es muy buen entrenador pero, con todo el respeto, el Getafe no es el Real Madrid. Tengamos más paciencia.
    Todo puede cambiar si se gana el domingo y si remontamos en Manchester ya sería el acabose.
    La legión de deprimidos que andan (andamos) por aquí se pondría a dar saltos. Todo puede pasar en el fútbol y hasta que no pase nada muy malo, se aguanta y se anima. Saludos.

  9. Hubiéramos ensalzado y criticado cuando procediera ó estuviéramos cabreaos, a Don Santiago Bernabeu ó a Don Alfredo Di Stéfano, si hubiera habido un lugar como La Galerna para hacerlo, y desde Ellos ( que fueron lo máximo que ha tenido el Club y así ha sido reconocido a nivel Mundial ) para abajo cualquier directivo, jugador, entrenador ó personal del Club no puede estar excluido de críticas y análisis de todo tipo, les gusten ó no.

    El tiempo es el que pone todo en su sitio, lo único que está por encima de todo y de todos, es el

    REAL MADRID Club de Fútbol

    (reconocido mundiálmente como el mejor Club de Fútbol del siglo pasado, toda esta cuadrilla de inverecundos gaznápiros antimadridistas morirán sin esa satisfacción que los Madridistas disfrutamos desde hace años, y los artifices principales de esa GESTA y RECONOCIMIENTO fueron Don Santiago Bernabéu (+) y Don Alfredo Di Stéfano (+) y todos los demás que junto con ellos formaron, aceptaron y asumieron el rol que les correspondió para llegar a esa cúspide)

    !! HALA MADRÍ !!

  10. Estupendo artículo, no solo por su contenido, el cual suscribo, sino por su forma, mucho más digna de La Galerna. No como el artículo de Jose Luis que, además de tener un contenido plagado de falacias y argumentos frágiles y/o falsos, tiene unas formas más propias de las cutradas que se publican en el marca o as digital.

    1. Amén. Tan cierto es esto que dices, que muchos comentarios (no todos) parecían repetir todas las falacias que lleva publicando esa escoria desde que vino Zidane la primera vez.

  11. Buenos días, como usted hace trampa en la opción capciosa a la que somete a su amigo D. José Luis, me permito ponerme en su lugar ( el de D. Jose Luis) y le conteste, por supuesto que ya en los meses de Enero y Febrero de 2016, me dejo dudas, pues estuvo estos dos meses dando palos de ciego y mareando la alineación jugando un partido bueno y dos malos, hasta que después de perder con el Atlético Aviación en el Bernabeu( 0-1) , por ciencia infusa decidió, poner a Casemiro y jugar con un medio centro defensivo, cosa que no haciamos desde los tiempos de Makelele, ¿ se acuerda quien vendió a Makelele en 2003 y estuvimos 3 años en blanco? Claro que se acuerda,
    pero sobre todo esta el tema de las rotaciones, entonces teníamos dos equipos, con lo que rotar no se convertía en la tortura y la lotería que es ahora, se acuerda en la delantera estaban Morata, Marco Asensio y un Bale al que las lesiones no habían convertido en un ex jugador
    gente como James, Llorente, ISco etc.... 4 años más jovenes, en consecuencia podíamos rotar y todo esto se lo encontró, Zidane, que nadie le niega el mérito de que supo gestionarlo. Ahora que tenemos si mirar la plantilla e irte al Muro de Las Lamentaciones a echar unas lagrimas es casi obligatorio. Que no tenemos medio centro defensivo que le permita rotar con Casemiro, que el hombre sólo se ha perdido contra 2 partidos, uno contra la Real, con el resultado que todos sabemos, que no tenemos un lateral derecho que le apriete a Carvajal , ni que le de descanso, con la consecuencia de la temporada basvrienta que esta haciendo, que si queremos rotar a a alguno de nuestros centro campistas, tenemos que echar mano de medias puntas que ni quieren, ni saben jugar de interiores, y de todo este desastre si que tiene parte de culpa Zidane como de la falta de gol, el % que lo ponga cada cual, para que seguir D.Jesús porque si
    sigo diseccionando su artículo me daría para estar horas, sobre las virtudes empáticas del Sr. Zidane se lo dejo a usted y a la extensa nómina de colaboradores de La Galerna.
    Saludos blancos, castellanos y comuneros

    1. 1)Ahora que tenemos si mirar la plantilla e irte al Muro de Las Lamentaciones a echar unas lagrimas es casi obligatorio

      2)Ahora si tenemos que mirar la plantilla e irnos al Muro de Las Lamentaciones a echar unas lagrimas es casi obligado

      el párrafo 2) es el correcto, las dichosa prisas

          1. Buenas tardes,
            Discúlpeme si he estado un tanto impertinente. Desde luego -fuera bromas- es mejor que sea por “las prisas”.

  12. Dos pregunta al aire :
    -¿ Cometió errores Fergusson que costaron títulos durante los 27 años que estuvo al mando del Manchester ?
    -¿ Tuvo errores de gestión de fichajes y uso de la plantilla en temporadas concretas ?

    Y ahora que opinan los detractores que tuvo en esa época, seguro que se están comiendo los comentarios que hicieron en su día, muchos de ellos tan largos (como los que en el artículo de José Luis hay) que todavía los tienen por su cuerpo sin posibilidad de digestión.

    1. Curioso lo de Fergusson. ¿Alguien cree que es bueno para el equipo, y para cualquier equipo, cambiar de entrenador cada dos por tres? Porque yo creo que no. Entonces no se a qué viene tanto "No me gusta Zidane". Me suena a campaña de acoso y derribo. Llevan desde la pretemporada haciéndolo. Y ahora siguen por algunos malos resultados. En fin, lo vuelvo a decir, hay que esperar a que acabe la temporada. Aún es pronto.

  13. Zidane es mi entrenador. Estoy con zidane. Tres champions seguidas no son moco de pavo. Cuando venga otro también le defenderé. Soy muy básico, me gustan la camiseta blanca con su trece en el brazo y su escudo en el pecho. Hala madrid

    1. Jejeje. Yo también soy básico e, incluso, primitivo. No todo el mundo
      es tan avanzado y cultivado como llorard piqueur o el lipotimias de Terrassa.

  14. Opiniones a favor y en contra de cualquier asunto es bueno que se den.
    En mi opinión tiene más merito hablar bien de Zidane ahora que las cosas están regular que hace un mes que todo salía bien
    De la misma forma si no te gusta Zidane tiene mayor mérito decirlo cuando todo va bien y no ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets La Galerna

El maestro Andrés Amorós fue testigo directo de la final de la segunda Copa de Europa del Real Madrid en el Bernabéu. El año pasado, nos dejó testimonio de cómo vivió aquel momento.

https://www.lagalerna.com/asi-vivi-la-segunda-andres-amoros/

Comenzamos el día con este tronchante texto de @delasherasmario sobre el, a su vez, delirante artículo publicado ayer en @mundodeportivo

https://www.lagalerna.com/algo-pasa-con-lautaro/

Hoy, en el #Portanálisis, les hacemos una traducción de la Portada del AS, presuntamente, un guiño a Benzema. Pero no es oro todo lo que reluce...

👉👉👉https://bit.ly/2BaJx8o

2

La lesión de Jovic supone un problema para Zidane en el tramo final de temporada.

@PepeKollins, no obstante, plantea esta tesitura como una oportunidad para valorar otra opción.

https://www.lagalerna.com/reinier-como-sustituto-de-jovic/

Para renovar el Santiago Bernabeu, verdadero Templo de Futbol y otras actividades... El césped retráctil, el "golpe" definitivo de Florentino https://www.lagalerna.com/el-cesped-retractil-el-golpe-definitivo-de-florentino/ vía @lagalerna_

homelistpencilcommentstwitterangle-rightspotify linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram