Las mejores firmas madridistas del planeta
Inicio
Opinión
Pero José Luis, Chico

Pero José Luis, Chico

Escrito por: Jesús Bengoechea4 septiembre, 2015
VALORA ESTE ARTÍCULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Querido José Luis,

si has estado atento a La Galerna los últimos días, habrás observado la profusión de artículos sobre el mismo tema que tú has elegido para tu Córner del Anti. No menos de seis entradas sobre el asunto ha registrado nuestra página, todas ellas escritas por confesos madridistas pero no por ello ajenas a un cierto nivel de criticismo (en mayor o menor medida y con distintos matices) acerca del comportamiento de nuestro club no solo en lo que respecta al cierre del mercado, sino a todo el manejo del asunto de la portería del Madrid, que viene de largo. A modo de ejemplo, si quieres puedes leer el clarificador artículo de nuestro colaborador mexicano Charly Rogenhoffer o el mío propio.

Observarás que no falta en esos posts ni frío análisis (más allá del forofismo que nos caracteriza y que para nosotros supone un esfuerzo dejar atrás) ni intención de denunciar, por el bien del club, los errores que hayan podido cometerse. Pero una cosa es esa, y otra muy distinta aceptar sin rechistar el injusto ensañamiento con el tema del cual haces gala en tu columna.

“Estarán de acuerdo conmigo los asiduos lectores del Córner del Anti, al menos por esta vez y sin que sirva de precedente, en que hemos sido testigos de excepción de la más ridícula y bochornosa actuación de un club a la hora de realizar un fichaje”, dices. Como no mencionas a qué club te refieres, no descartamos que hagas alusión al Manchester United.

Tal como señaló nuestro presidente Florentino Pérez anoche en El Larguero, hay pruebas (en forma de pantallazos) que demuestran que el retraso en la inscripción es directamente imputable al club inglés, para quien para más inri llueve sobre mojado: ya tuvo problemas muy similares en acuerdos al borde del cierre del mercado en los casos de Coentrão y Ander Herrera. Si no es la primera vez que esto le pasa al Manchester United, y si hay pruebas que demuestran que el error burocrático definitivo cae de su lado, ¿a qué viene esa obstinación en convertir al Madrid y a Florentino en el ÚNICO culpable de todo?

Bueno, claro, ya sabemos a qué viene: viene a cuento de tu antimadridismo. Un antimadridismo que no nos sorprende, aunque esperamos de ti que no nuble tu entendimiento, como nosotros intentamos que nuestro madridismo no nuble el nuestro.

Fíjate en que no estoy eximiendo íntegramente al Madrid de la responsabilidad en la astracanada. Solo estoy diciendo lo que ya parece cristalino: que el Madrid no es ni de lejos el único responsable del desastre administrativo que tuvo lugar en la noche del 31 de agosto. Y no solo no es el único: no es de ninguna manera el principal, por mucho que a algunos madridistas no nos haya agradado el trato a Keylor Navas en el proceso ni la (casi) claudicación de última hora ante el Manchester que estuvo a punto de cerrarse con arreglo a criterios éticos de compromiso con De Gea que sin embargo no parecieron presidir el trato con Keylor, aunque ni siqueira eso nos parece del todo claro.

Oh, vaya. Se me ha deslizado una errata en la frase anterior. He puesto “siqueira” en lugar de “siquiera”. ¿Habrá sido un lapsus propiciado por un inconsciente astuto? Mucho defiendes –y con alguna justicia- a Keylor Navas en tu artículo, aunque obviamente lo haces solo como manera de sacudir a Florentino sin que ello implique que el costarricense te merezca especial consideración:  “…se limitaba a trabajar en silencio sin levantar la voz y a cumplir con creces cada vez que tenía la oportunidad de jugar”, “…sin saberlo tenía las horas contadas en el Madrid como una vulgar moneda de cambio”, “…por tanto como le han hecho sufrir en silencio”, etc. etc. Yo te agradezco mucho que te unas a mí en la preocupación por el trato que se le da a Keylor navas, pero ¿por qué no empiezas por mirar en tu propia casa y mirar lo que tu club, el Atlético de Madrid, le ha hecho en este cierre de mercado a Siqueira, a quien el Cholo ha impedido a última hora una conveniente cesión al Benfica tras humillarle quitándole el dorsal a consecuencia de la repesca de Filipe Luis?

Claro, de esto no se habla en los medios, en parte porque el porcentaje de personas que a nivel planetario se interesan por la suerte de Siqueira, de Filipe Luis y del Atlético de Madrid es relativamente reducido, y en parte porque (digáis lo que digáis los antimadridistas más fervientes) la inmensa mayoría de redactores que trabajan en los principales medios madrileños beben los vientos exactamente por el mismo equipo por el que tú lo haces. Poco atlético (relativamente) en España y poquísimo en el planeta Tierra, pero abundancia en las plantillas de As, Marca y demás. De ahí que el tema Siqueira, a diferencia del de Keylor, no merezca apenas atención mediática. Pero Siqueira se queda, y se queda humillado en circunstancias parecidas a las de Keylor y para gran preocupación (dicho sea de paso) de la rodilla derecha de Gareth Bale.

Todas estas cosas, aun constituyendo discrepancias importantes entre tú y yo, no son nada respecto a la única cosa de tu artículo que realmente no puedo perdonarte. Hablas al comienzo de tu texto del “surrealista diálogo (…) mantenido por Groucho y Harpo Marx en la hilarante comedia Una noche en la ópera”. Siendo mudo Harpo (no en la vida real, pero sí en el universo de los Marx), difícilmente pudo haber mantenido dicho diálogo para regocijo de las generaciones venideras y por los siglos de los siglos. Quien acompaña a Groucho en la mítica escena es el tercer hermano en popularidad y genio, Chico, a quien tengo a bien traer a la fotografía ilustrativa de esta respuesta a tu ataque para que sigas atentando contra el madridismo cuanto estimes conveniente (no nos preocupa), pero mantengas tu amenazante aunque en el fondo romo puñal lejos de la gran pantalla.

Un abrazo.

chicomarx

Editor de La Galerna (@lagalerna_). @jesusbengoechea

19 comentarios en: Pero José Luis, Chico

  1. Lo expones, Jesús, como si a José Luis le importara el razonamiento y los hechos. Le da absolutamente igual porque su razón de escribir en tu "Córner del anti", es ese: atizar al Real Madrid y por ende a los lectores madridistas. ¿Desde cuándo la verdad, el hecho, el razonamiento, la responsabilidad, la buena praxis ha impedido zaherir o intentar burlarse del club?.

    Si su fin es precisamente ese, atacar al Real Madrid ¿qué le estás reprochando, Jesús?.

    Lo que me queda claro con esto es vuestra devoción por los hermanos Marx y su absurdo; por eso hacéis este homenaje en esta diatriba que le lanzas. No hay duda. Pero bueno, habrá que tomárselo con humor aunque citando a sus adorados personajes "no reírse de nada es de tontos, reírse de todo es estúpido".